Miércoles, 22 de Enero 2020
Economía | Autos

Ford Ranger XLT Diesel: América para los americanos

Se posiciona en el segmento de las pickups medianas con algo más que nuevos trazos

Por: César Cerda

Por sus dimensiones, esta pickup es considerada como mediana, pero es realmente muy larga.

Por sus dimensiones, esta pickup es considerada como mediana, pero es realmente muy larga.

El país con la mayor tradición en uso de pickups es sin lugar a dudas el vecino del Norte, permeando fuerte e inevitablemente hacia nuestro territorio. El problema yace en el espacio, simplemente las concentraciones poblacionales en México no son tan amplias a comparación, por lo que camionetas de menor tamaño a las favoritas de allá hacen más sentido. Ahora Ford nos muestra la nueva cara de la Ranger, que ha ido aumentando sus cotas para mantenerse en el segmento de las medianas.

A pesar de ser una actualización intermedia, el cambio percibido es importante desde que se entra al vehículo, con materiales de mayor calidad y un ensamble más consistente, rematando un atractivo exterior que le da una presencia fuerte e imponente.

En cuanto a equipamiento la Ranger está muy completa con pantalla central con Android Auto y Apple Carplay, luces de encendido automático, retrovisores plegables eléctricamente, cámara de reversa y control de crucero adaptativo —entre otras— delatando la dualidad intrínseca de una pickup estos días: son de trabajo, pero también saben ser familiares.

Equipo. Aunque su orientación es para el trabajo, también encontramos elementos que la hacen considerar para uso personal.

En temas de habitabilidad, la de la firma del óvalo azul presume de espacio para cinco ocupantes, idealmente para cuatro, que irán más seguros que en ninguna otra pickup, cortesía de 7 bolsas de aire únicas en la categoría. Si de trabajo se trata, la batea de poco más de metro y medio puede engullir cargas de hasta 1,300 kilogramos sin problemas, y, si el conductor entra en aprietos, la tracción en las cuatro ruedas y la capacidad de vadeo de hasta 80 milímetros pueden resultar salvavidas.

El tren motor en la versión probada es el de bloque a diesel, ostentando 197 HP y 347 libras-pie de torque que la hacen la de mayor par entre sus símiles; la transmisión es una automática de 6 velocidades que lleva la potencia sin sobresaltos al eje trasero, con la posibilidad de hacerlo a ambos. Los frenos son de discos ventilados adelante y de tambor atrás, mientras que la suspensión es de horquillas al frente y de muelles en el eje posterior.

La hora de la conducción

La experiencia al volante de la Ranger es percibirla alta, grandiosa, brincona, fuerte; la camioneta deja ver sus puntos débiles con el sonoro y constante siempre presente zumbido del motor diésel y la negligible amortiguación de las imperfecciones que impactan un poco sus capacidades citadinas, pero realzan las profesionales.

Disponible. La Ford Ranger en su versión XLT diesel ya está a la venta en México.

Cabe mencionar que a pesar de ser un monstruo de más de 5.3 metros (¡¿y es mediana?!), el nivel de aplomo y manejo es sobresaliente, dejando en evidencia una dirección perfectamente juzgada y una chasís sólido.

Cuando recién se introdujo la actual generación de Ford Ranger proveniente de Argentina, algunos puntos débiles como el armado y pocos aditamentos de seguridad salían a relucir, pero la marca tomó cartas en el asunto y nos trajo esta versión 2.0 que corrige lo mencionado y mantiene sus virtudes para retomar el liderato de su segmento, una gran camioneta que cumplirá en la obra y en el centro comercial. La especialidad de la casa se queda con la corona, por eso América para los americanos.

Temas

Lee También