Sábado, 19 de Septiembre 2020

Disminuyen 22.5% ventas de Cemex y de GCC en 2T20 por Covid-19 en México

Para ambas firmas, su volumen de cementos, concreto y agregados cayó 25% en promedio 

Por: El Informador

En abril y mayo las constructoras pararon operaciones por la crisis sanitaria en el país. EFE/Archivo

En abril y mayo las constructoras pararon operaciones por la crisis sanitaria en el país. EFE/Archivo

En el segundo trimestre del año en México, las ventas en dólares de Cemex y Grupo Cementos de Chihuahua (GCC) cayeron en promedio 22.5 por ciento, debido a las restricciones gubernamentales para contener el contagio por COVID-19, además del colapso de la demanda por la suspensión temporal en abril y mayo de la construcción que no fue considerada actividad esencial. 

En volumen, la venta de cementos, concreto y agregados de ambas empresas disminuyó 25 por ciento en promedio anual en comparación con el segundo trimestre de 2019. 

En ingresos, GCC fue la más afectada con una caída de 20.5 por ciento en México, a causa de una disminución de 7.2 por ciento en los volúmenes de cemento y de 23.7 por ciento en los de concreto, por la suspensión de obras y menos remodelaciones. 

Las ventas de la cementera que encabeza Enrique Escalante fueron impactadas negativamente debido a que la mayoría de sus clientes suspendieron dos meses sus actividades, que regresaron el 1 de junio, cuando la construcción fue considerada esencial. 

A pesar de esta situación, la firma sostuvo un alza de 1 por ciento en valor de ventas de cemento, debido a un mejor desempeño del negocio en Estados Unidos, donde la actividad de la construcción nunca se detuvo. 

“GCC publicó resultados positivos, mejores de lo esperado. Las ventas totales ganaron 1 por ciento años contra año, beneficiadas por un sólido crecimiento de volumen y precios más altos en el mercado de Estados Unidos, lo que compensa parcialmente el débil desempeño en las operaciones de México”, dijo Ramón Ortiz, analista de Actinver. 

Durante el segundo trimestre del año, por el cierre temporal de la construcción, Cemex, reportó una caída de 10 por ciento en sus ingresos comparables, al alcanzar los 568 millones de dólares en México. 

“Los retos del coronavirus en el segundo trimestre se caracterizaron por los mandatos gubernamentales para el cierre de industrias en nuestros mercados. Esta es la primera vez que experimentamos cierres nacionales de nuestra industria”, dijo a inversionistas Fernando González, CEO de Cemex. 

Agregó que los volúmenes de sus principales productos han registrado ya una recuperación en forma de “V”, luego de los mínimos reportados desde abril, alcanzando una ligera recuperación para el mes de junio. 

En México los volúmenes de ventas de Cemex de concreto, agregados y cementos cayeron 44, 35 y 7 por ciento respectivamente, durante el segundo trimestre del año, frente al mismo periodo de 2019. 

“En el caso del desempeño de México (que contribuye con alrededor del 33 por ciento del EBITDA de Cemex) sus resultados fueron muy defensivos ya que los volúmenes de cemento bajaron sólo 7 por ciento”, dijo Alik García, analista de Intercam. 

Por su parte, durante el segundo trimestre del año, Corporación Moctezuma, tuvo ingresos totales por más de 3 mil millones de pesos, 6 por ciento menor a los del año pasado. 

De acuerdo con la compañía, los resultados fueron influenciados por la contracción generalizada de la industria de la construcción en los últimos años, profundizada por la crisis sanitaria del COVIS-19. 

Plan agresivo para la reactivación 

La industria de la construcción se contrajo 30 por ciento anual durante el segundo trimestre del año, a pesar del rebote de la actividad con la apertura a constructoras desde el 1 de junio. La producción de la industria bajó en promedio 37 por ciento en abril y mayo el COVID-19. 

“Si bien el regreso paulatino a la normalidad permitió la reactivación de la industria en junio, esta continuó contrayéndose”, comentó Ricardo Trejo Nava, director general de Forecastim. 

Ante este escenario, las productoras de material para la construcción y pequeñas constructoras, enfrentan un panorama difícil por su poca participación en grandes proyectos, menor liquidez y pérdida de empleos. 

“Para poder ver un repunte en los volúmenes (de producción) en México se tendrían que ver algunos efectos de inversión, ya sea privada o de inversión gubernamental, y planes de infraestructura tal vez un poco más agresivos”, dijo Alejandra Vargas, analista de Casa de Bolsa Ve Por Más. 

Sin dicho plan de infraestructura, la industria podría experimentar una caída entre 10 y 15 por ciento anual en la producción para el segundo semestre, pues al cierre del segundo trimestre acumuló ocho trimestres consecutivos de recesión, concluyó Trejo Nava. 

Temas

Lee También