Sábado, 27 de Febrero 2021

Cae confianza en la economía de los jaliscienses en 2020

Entre febrero, antes de la pandemia, y diciembre pasado,  la confianza de los consumidores bajó 22.63%

Por: Sergio Blanco

La cantidad de personas que piensa que su situación económica es peor que hace un año aumentaron de 41.1 por ciento. EL INFORMADOR / ARCHIVO

La cantidad de personas que piensa que su situación económica es peor que hace un año aumentaron de 41.1 por ciento. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Aunque entre noviembre y diciembre aumentó ligeramente la confianza en la economía de los consumidores en el estado la realidad fue que, entre febrero, antes de la pandemia, y diciembre pasado, ésta bajó 22.63 por ciento.

Este fue el resultado que arrojó el Indicador de Confianza del Consumidor Jalisciense (ICCJ) elaborado por el Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado de Jalisco (IIEG), que concluyó el año con 32.37 puntos.

El ICCJ se genera a través de una encuesta con cinco indicadores. El primero de ellos es la situación económica actual de los miembros del hogar comparada con la de hace un año; la que esperan en un año; la percepción de la economía de Jalisco con la de hace un año; la que se espera en la entidad dentro de un año; y las posibilidades actuales para comprar electrodomésticos con las que tenían hace 12 meses.

Por ejemplo, las respuestas a la primera pregunta revelaron que la cantidad de personas que piensa que su situación económica es peor que hace un año aumentaron de 41.1% cuando se les encuestó en febrero a 60.4% ya en diciembre; mientras que las que consideraban que estaban mejor bajaron de 14% a 4% entre los mismos meses comparados.

Nora Ampudia, analista en el IIEG, explicó que el indicador que más refleja la situación económica real de los jaliscienses lo contiene la quinta pregunta, sobre las posibilidades actuales de adquirir un mueble o electrodoméstico.

Mientras que en febrero la mitad de los encuestados contestó que sus posibilidades eran menores, ya en diciembre el 83.2% de las personas respondió que, dada su situación económica, era menos probable comprar algún mueble, televisor u otros aparatos, “lo que indica que las familias consideran que sus posibilidades se han reducido”, sentenció Ampudia.

El cuestionario incluyó varias preguntas adicionales sobre otros gastos que refuerzan la percepción del deterioro de la economía.

Por ejemplo, siete de cada diez personas respondió que tenía menos posibilidades de adquirir ropa o zapatos que hace un año; y casi la mitad de los encuestados afirmó que era “nada probable” que pudiera tomar vacaciones en este año.

La encuesta se levantó aleatoriamente en 601 hogares a través de números fijos entre el 1 y 21 de diciembre, lo que representa una confiabilidad de 95 por ciento.

Los resultados completos se pueden consultar en la página del IIEG o en su cuenta de Facebook

NR

Temas

Lee También