Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Octubre 2018

Sloane Stephens, campeona en casa

La originaria de Florida conquista el título en Cayo Vizcaíno al derrotar a Jelena Ostapenko

Por: El Informador

Gracias a su título de este fin de semana en Florida, Sloane Stephens se ubicará esta semana por primera vez en su carrera dentro de las 10 mejores tenistas de la WTA. AFP/M. Reaves

Gracias a su título de este fin de semana en Florida, Sloane Stephens se ubicará esta semana por primera vez en su carrera dentro de las 10 mejores tenistas de la WTA. AFP/M. Reaves

La estadounidense Sloane Stephens, actual campeona del U.S. Open, se coronó ayer en el torneo de su región natal al derrotar 7-6 (5), 6-1 a Jelena Ostapenko en la final del Abierto de Miami.

Stephens, oriunda del Sur de Florida y quien radica en Fort Lauderdale, ganó la última Final de mujeres en Cayo Vizcaíno. El torneo se mudará el año próximo al estadio de los Dolphins de Miami, de la NFL.

“Pensaba que con sólo regresar a la llave del sorteo estaría bien. No esperaba un título aquí. Yo sólo quería asegurarme de que había recuperado mi nivel”.

Stephens, decimotercera preclasificada, ganó a base de defensa, extendiendo rachas repetidamente hasta que la letona de 20 años cometiera un error. Ostapenko tenía una ventaja de 25-6 en “winners”, pero terminó con 48 errores no forzados, ante los 21 de la estadounidense de 25 años.

Stephens dio la sorpresa al ganar el Abierto de Estados Unidos en septiembre pasado para luego caer en una larga mala racha que tuvo su fin en Cayo Vizcaíno. Mejoró su récord a 6-0 en Finales, y se ubicará entre las mejores 10 tenistas del mundo por primera vez la próxima semana, en la novena posición del ranking.

“Es increíble”, declaró Stephens. “Yo pensaba que con sólo regresar a la llave del sorteo estaría bien. No esperaba un título aquí. Yo sólo quería asegurarme de que había recuperado mi nivel al punto donde lo deseaba”.

Stephens y la sexta preclasificada Ostapenko, campeona del Abierto de Francia del año pasado, sostuvieron un combate casi exclusivamente con tiros de fondo, y la calidad de juego fue irregular. Las finalistas se repartieron rompimientos de cuatro “games”, y Stephens sufrió un par de quiebres antes de servir por el primer set.

Stephens dijo que le fue de ayuda una plática que tuvo con su entrenador después del primer set.

“Me sentía un poco nerviosa, y era evidente en mi juego”, indicó. “Mis pies no se movían, y yo no estaba conectando bien la pelota. Tan solo necesité un leve recordatorio de simplemente ir por el título si en verdad lo quería”.

Sobre el traslado de sede al Estadio Hard Rock, en el norte de Miami, Stephens indicó que este sitio es “muy especial” para ella, pues creció jugando al tenis en Cayo Vizcaíno, así que se mostró feliz de “ser la última en ganar” en el Centro de Tenis de Crandon Park, donde pudo “celebrarlo con familia y amigos”.

Para la temporada de tierra, su superficie preferida y en la que no ha podido participar debido a las lesiones en los últimos años, dice que llega en un buen momento y “jugando bien”.

Temas

Lee También

Comentarios