Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018

Salida en Falso

Nos estamos despidiendo esta temporada de equipos que nos vendieron como aplanadoras y que ni a cortadoras de pasto llegan

Por: El Informador

Los Browns de Cleveland por segunda temporada consecutiva inician 0-11. AP

Los Browns de Cleveland por segunda temporada consecutiva inician 0-11. AP

Sin caer en situaciones dramáticas y sin encender demasiadas alarmas, nos estamos despidiendo esta temporada de equipos que nos vendieron como aplanadoras y que ni a cortadoras de pasto llegan.

Quizá el caso más dramático es el de los Cowboys de Dallas, el año pasado eran favoritos a llegar al Super Bowl y ahora sólo son favoritos a ser apaleados y borrados del emparrillado. Este caso, se acerca mucho a lo que en esta trinchera hemos repetido en varias ocasiones, eso de que no hay que hacernos demasiadas ilusiones y en el caso del equipo texano, creemos que exageramos.

Pero no es el único equipo en una situación incómoda, si no, hay que voltear la mirada a Denver, donde allá, el coach Van Joseph ya no la está pasando de maravilla, como alguna vez lo dijo.

Mejor, esta trinchera prefiere irse a la segura y los billetes ya están puestos sobre la mesa a favor de los Rams o Jacksonville, caballazos negros de esta temporada, todo sea por multiplicar el aguinaldo.

EL PODIO

1.- Zarpando tranquilos
Se puede hablar de rachas positivas como las de los Patriots, Eagles, Steelers y unos cuantos más, pero ninguna tan sorprendente y gratificante como la de los Vikings de Minnesota, un equipo que se ha sobrepuesto a la adversidad, al perder al mariscal de campo titular, luego al titular que llegó en su lugar y ahora con el tercero en la línea, han amasado la nada despreciable cantidad de siete triunfos consecutivos.

2.- Metamorfosis
El cambio de un año a otro en los Rams de Los Ángeles ha sido radical. El nuevo coach, Sean McVay, transformó a la ofensiva, de ser la peor en 2016 a una de las mejores esta temporada. No conformes con ello, han sumado triunfos bastante convincentes, el más reciente ante Nueva Orleáns. Sólo hay que esperar que de tanto embate no terminen estrellándose estrepitosamente contra un muro.

3.- Agarrando voltaje
Cuando los Chargers de Los Ángeles iniciaron la campaña con marca de 0-4, todo mundo ya los daba por muertos; sin embargo, desde entonces, el vecino de los Rams ha ganado cinco de los últimos siete, los dos más recientes de manera más que convincente, por lo que ahora están más vivos que nunca en la pelea por la volátil AFC Oeste.

LA FIGURA
Julio Jones, WR Falcons

Jones se mantenía constante con las yardas recibiendo hasta antes del juego de la Semana 12, pero sólo tenía una recepción en las diagonales. El domingo, él solo se encargó de hacer pedazos a los Buccaneers, anotando en dos ocasiones y acumulando 253 yardas. ¿Que si qué lo hace especial? Es el único receptor en la historia de la Liga con tres juegos de 250 yardas o más, nomás eso.

¿Te aviento el pañuelo?

Murió la ilusión
Los Cowboys son unos con Ezekiel Elliott y otros sin él y es mejor centrarse en esto último, pues se han convertido en un remedo de equipo del que abusa cualquiera, pues en sus tres derrotas consecutivas, no han anotado ni siquiera 10 puntos en cada juego y ahora Dak Prescott parece mariscal de campo de los Browns en lugar de ser aquel que se ganó el premio al novato ofensivo del año unos meses atrás.

LA-MEN-TA-BLE
Cualquier equipo este año ha mostrado ser mejor que los Browns de Cleveland, es más, hasta un equipo infantil de Flag Football puede ser más competitivo que los de Cleveland, que por segunda temporada consecutiva inician 0-11, honor que antes le pertenecía a los Buccaneers de Tampa Bay de 1976-1977.

No se hace ni uno
Después de que los experimentos llamados Trevor Siemian y Brock Osweiler no funcionaran, los Broncos de Denver le dieron la chance a su selección de primera ronda de 2016, Paxton Lynch. Fue tan penosa su actuación, que la defensa de los Raiders, que no atrapaba ni bolas de papel, le interceptó un pase; para hacer más trágica la broma, ni terminó el juego por lesión.

EL VILLANO
No hay perdón

Hue Jackson llegó a los Browns de Cleveland con un mensaje mesiánico e historial positivo como entrenador ofensivo. Pero más ofensiva ha resultado su gestión al frente del equipo, al tener un deshonroso récord de 1-26 en 27 encuentros como entrenador en jefe, abonando a la miseria de esta franquicia que reapareció en la escena en 1999. Desde ese regreso, los Browns han tenido nueve entrenadores en jefe y un décimo podría añadirse a la lista en enero próximo, pues Jackson, que se la vive hundido en excusas, no ha sabido explotar el talento joven del equipo hazmerreír de la NFL.

Temas

Lee También

Comentarios