Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 27 de Mayo 2019

Chelis 3.0

En su tercera etapa al frente del Puebla, Sánchez Solá lo volvió a hacer: cambió la mentalidad de todo el equipo y ahora lucha por la Liguilla

Por: El Informador

José Luis Sánchez Solá regresó a la Liga MX tras cinco años de ausencia, en los que probó el Ascenso y la MLS sin buenos resultados. MEXSPORT/A. Macías

José Luis Sánchez Solá regresó a la Liga MX tras cinco años de ausencia, en los que probó el Ascenso y la MLS sin buenos resultados. MEXSPORT/A. Macías

Con cinco años fuera de la Liga MX, parecía que el futuro de José Luis Sánchez Solá estaba en los comentarios de la televisión y lejos de las canchas.

Pero fue el Puebla —quien más sino—, el equipo que por tercera ocasión le dio la gorra y el silbato al “Chelís”, quien además tiene a los Camoteros peleando por la Liguilla contra los presupuestos más importantes del circuito.

—¿Durante este tiempo sentiste que sería difícil volver a dirigir en Primera División?

—Llevaba casi cinco años fuera, tuve ofrecimientos de Liga de Ascenso, de Estados Unidos, los tomé, fracasé en los dos pero yo en los fracasos aprendo muchas cosas, y sabía que en algún momento me iba a llegar algo de la Liga MX, obviamente no el Puebla porque Puebla estaba en muy buenas manos y no lo tenía en mi radar y mira, se dio por el lado del Puebla y la verdad estoy muy contento.

—¿Cómo te sientes de que haya sido Puebla el equipo que te trae de regreso?

—Se dio, yo quería Liga MX porque me gusta mucho, es una Liga de mucha competencia, de mucha afición, de mucha pasión y donde lamentablemente yo había perdido esa pasión. Necesitaba estar en esta Liga y Dios me ayudó para que fuera el Puebla.

—¿Es complicada la vida de un técnico de Primera División?

—No es complicado, se disfruta a sabiendas de que la Liga MX es un tren bala y cuando te subes no te puedes bajar donde tú quieras, no te puedes distraer, no puedes atender otras cosas, tienes que estar las 24 horas metido en tu equipo. En muchos casos esto es muy visceral, este dominó de correr a los técnicos llega a ser algo normal, digo, ya van 10; entonces a todas esas cosas te tienes que acomodar y sólo lo consigues si solamente estás pensando en tu equipo, no debes tener ningún distractor porque aquí, en tres semanas pal perro te vas.

—¿Cómo encontraste al Puebla?

—Estaban golpeados, llevaban cinco puntos en cinco partidos, y además tomando en cuenta que el descenso tampoco les apremiaba porque el rival en turno ya había perdido muchos puntos y no se veía cómo le redujeran la enorme ventaja que tenían. Todo ese fue provocando que se entre en una parsimonia y no se veía por donde el equipo saliera de estos cinco puntos. Luego, cuando llego me agarro de muchas cosas muy buenas que dejó Enrique Meza, le agrego dos cositas de mi cabeza: la agresividad para recuperar y la agresividad para ir al frente. Había que incrementar el bajo nivel que traían algunos jugadores, había poco tiempo para empezar a dar resultados y gracias a Dios se nos dio en estas ocho semanas y por eso no pienso en más que en el partido que sigue.

—¿Hay alguna clave en este despertar?

—No hay claves, el futbolista por naturaleza es ganador, luego llega un momento en el que los que los que los dirigimos y lideramos no les damos el camino para ganar y ahí llega una frustración. Cuando ellos escuchan de otra forma de entrenar, incluso de bromear, pueden salir de esta frustración que tienen y yo me agarro de ahí, tampoco es como que yo inventé algo en el futbol. Es las ganas que ellos tienen de salir de ese mal momento, yo quiero entender que todos los que venimos de bomberos nos agarramos de ahí, no podemos improvisar, ni hacer un cambio total, ni inventar un sistema.

—¿Qué te parece ver al Puebla peleando la clasificación con los mejores equipos del torneo?

—En el futbol no hay lógica, entones quitemos la palabra lógica. Tampoco hay ciencia, digo, ninguno de los 18 equipos se prepara para ser campeón, se prepara para entrar a una Liguilla. En esa lucha, cada semana hay resultados inesperados y esto se da porque todos le pueden ganar a todos, y esto se da porque tenemos una Liga demasiado competitiva. Tú ves al Puebla ahí y lo ves porque lleva 19 puntos, y a lo mejor el que pensabas que tenía que estar ahí lleva 15 o 14. Yo no veo la sorpresa, si todos se preparan para eso, quita esta temporada a Veracruz y a Lobos, pero los demás ahí están. Todo está preparado en esta Liga para que en un final feliz, llegues a la Liguilla.

Temas

Comentarios