Domingo, 20 de Septiembre 2020

Una mirada contemporánea a la propuesta de Nahui Olin

Valeria Matos se adentra en la historia de Carmen Mondragón

Por: El Informador

Investigación. Valeria Matos hace complicidad literaria con Nahui Olin. ESPECIAL

Investigación. Valeria Matos hace complicidad literaria con Nahui Olin. ESPECIAL

La escritora Valeria Matos cree en la flexibilidad de la historia, en hurgar en el pasado y escribir lo que no se contó, lo que se silenció y dar paso a nuevas verdades, a la libertad de cambiar de opinión y ofrecer perspectivas diferentes.

Cuando Valeria Matos, maestra en Estudios de la Mujer por la UAM Xochimilco y licenciada en Historia por el Instituto Cultural Helénico-UNAM, se topó con la historia de Carmen Mondragón, también conocida como “Nahui Olin”, quedó fascinada y adentrarse a la vida de esta artista y poeta la ha llevado a la escritura de un nuevo libro en el que presenta otras miradas y apreciaciones sobre esta mujer que marcó memoria a través de su cuerpo y la expresión creativa y social.

“Por un lado está la mujer a la que se la ha hecho una buena semblanza y después está el personaje, esta creación casi mítica y cultural de nuestro país y que se le reviste de una serie de cualidades, que si fue la mujer libre de los años 20, que si fue bella, que si fue musa de los pintores importantes de la época posrevolucionaria, y al último siempre se ponía que también fue artista, hija del General Mondragón (…) todo eso implica interpretaciones diferentes”, explica Valeria Matos.

En “Nahui Olin. La loca perfecta” —bajo el sello editorial de Lumen— Valeria Matos explora lo que se ha dicho de Carmen Mondragón, de cómo ejerció dentro de sus posibilidades su libertad intelectual y artística, y de cómo una mujer hacía frente a las condiciones machistas de su época.

“Cuestiono si realmente fue libre, si se liberó de ella misma, de esa necesidad de ser amada, contemplada, de ser vista, de esa expresión que se habla de su sexualidad, porque en el arte se expresó a través de su sexualidad, del erotismo, del cuerpo, tiene muchas cosas novedosas desde mi punto de vista, que no era la única, pero hacía cosas importantes en México, hay cosas que reconocerle”.

Valeria Matos enfatiza que escribir sobre mujeres que han quedado a la sombra de su tiempo o han sido anónimas para la historia, no se trata de llevarlas al pedestal, sino de hacer ver que existieron, valorar su contexto y cómo abrió camino para romper con prejuicios.

“Si convertimos a las mujeres como en esta historia tradicional que se hacía varias décadas, en donde son héroes los que mueren por una patria, no nos sirve de mucho, porque nos quedan monstruos muy lejos, diosas lejísimos, necesitamos mujeres más de carne y hueso. Hay que enseñar a los jóvenes a cuestionar, a pensar y entender que la verdad cambia, que las verdades históricas no son únicas, a partir de hechos se dan diferentes interpretaciones. Son verdades móviles, son interesantes y arman rompecabezas”.

Valeria señala que explorar la vida de Carmen Mondragón desde la literatura y haciendo uso de la ficción es un ejercicio necesario, especialmente, para dar impulso y motivación a que las mujeres sean quienes escriban de otras mujeres sobre su legado, presente y futuro.

“No me importó especular de más, no me preocupó, me parece que en la ficción de la literatura puedes hacer lo que sea. Yo tengo mi propio punto de vista acerca de Nahui Olin, de la época, del sistema, traté de dejar pistas y quien lo lea lo interprete, cada quien lo lee desde su experiencia (…) yo voy por la vertiente en la que subjetividad es muy importante y la hablo para hablar la historia de las mujeres a partir de lo vivido y la experiencia individual y en colectividad con otras mujeres. Creo que es importante desde la experiencia ver, analizar esas experiencias históricas de otras mujeres”.

JL

Temas

Lee También