Domingo, 23 de Febrero 2020

Un nuevo espacio editorial para la poesía mexicana

Lectorum lanza la Colección Álamo con “Los fulgores del tigre” de Eduardo Lizalde y “La claridad furiosa” de Gabriel Zaid; próximamente se publicarán a otros tres autores 

Por: El Informador

Rogelio Guedea, el coordinador de la Colección Álamo es un ferviente seguidor de la poesía mexicana. CORTESÍA

Rogelio Guedea, el coordinador de la Colección Álamo es un ferviente seguidor de la poesía mexicana. CORTESÍA

Una nueva colección de poesía se edita en México: Colección Álamo de Poesía, de la editorial Lectorum. Eduardo Lizalde (“Los fulgores del tigre”) y Gabriel Zaid (“La claridad furiosa”) son los primeros autores en salir al mercado, dos clásicos vivos de la poesía mexicana.

Rogelio Guedea es el encargado de hacer las antologías y la selección de autores: Jaime Labastida, Marco Antonio Campos y Héctor Carreto serán los próximos en publicarse. El poeta, narrador y ensayista colimense platicó vía telefónica sobre esta iniciativa, que surgió de la Fundación Doctor Navarro, presidida por Rubén Álamo: “Me dijeron que hiciéramos un proyecto cultural, propuse la colección de poesía y quisieron subsidiar una parte. Hablé con Lectorum, porque no tienen un catálogo de poesía (tienen clásicos, literatura contemporánea, narrativa) y aceptaron. Al director le pareció muy buena la idea”.

Al recibir el visto bueno del editor y del mecenas del proyecto, Rogelio contactó a Lizalde y Zaid para que accedieran a publicar dentro de Colección Álamo. El plan será publicar 10 títulos: además de los cinco ya anunciados, el resto incluirá a poetas más jóvenes, además de mujeres. Sobre tres de la primera parte, comentó el escritor: “Quise elegir vivos. Elizalde cumple 90 años; Zaid, 85 años; 80 años Labastida: entran también como parte de los homenajes que se les han estado haciendo”.

A largo plazo el objetivo será publicar otra tanda de 10 títulos de poetas extranjeros en español: “Es muy probable que si las cosas suceden bien podamos hacer otra parte de la colección”. Más tarde buscarían publicar otra decena, ya con traducciones.

LEER TAMBIÉN: Literatura sin Bordes para América Latina

“La claridad furiosa” de Gabriel Zaid es uno de los primeros libros en conformar la nueva colección. CORTESÍA

El valor de la poesía

Un argumento para convencer al editor fue el valor de dicho género literario, pues reconoce “como autor, como lector  y como amigo de editores, que la poesía siempre da prestigio en una editorial”. A la par, el formato de bolsillo y el precio de los ejemplares se prestan para llegar a grandes públicos, algo que Guedea tuvo en mente al realizar las antologías de los primeros poetas publicados.

La característica de presentar antologías se presta para dar una visión de la obra de los autores, que Rogelio Guedea conoce a fondo por haberlos estudiado (y haber escrito ensayos sobre ellos). “Todas son propuestas mías de lectura, pensando en lectores jóvenes pero sin demeritar la inteligencia o la sensibilidad. Son buenos poemas. Por ejemplo, a Labastida se le considera un poeta muy intelectual, ciertamente lo es, pero también tiene grandes poemas emocionales, que apelan a los sentimientos, a las cuestiones humanas. O el poema a la muerte de su padre, algunos poemas de amor que son fantásticos. Esa selección es probable que, si acierto, ofrezca una lectura distinta si alguien se acerca sólo a sus textos”.

Las letras de Guedea 

Rogelio Guedea ha escrito libros sobre la poesía mexicana de los siglos XIX y XX, como “Reloj de pulso: crónica de la poesía mexicana” y “Una historia crítica de la poesía mexicana”. Además, cuenta con ensayos sobre las generaciones de poetas nacidos en las décadas de 1920 y 1930. Actualmente trabaja “en un libro de ensayos sobre la generación del 40. Y quiero acabar con los 50”.

A la par de su labor como ensayista y antologador, Rogelio Guedea ha publicado recientemente como autor “Vida breve” (publicado por la Universidad de Colima), una compilación de microrrelatos. Próximamente se publicará una selección de poesía de Nueva Zelanda, con su respectiva traducción.

LEER TAMBIÉN: Premio Carlos Fuentes vuelven a ser anuales

Temas

Lee También