Lunes, 17 de Febrero 2020

Taller de creación audiovisual para la inclusión

Las sesiones serán impartidas por Dana Albicker y el Colectivo Laboratorio de lo Invisible

Por: El Informador

Recinto. La Librería Carlos Fuentes se ubica en Periférico Norte 1695, en la planta baja de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco Juan José Arreola. EL INFORMADOR/A. Camacho

Recinto. La Librería Carlos Fuentes se ubica en Periférico Norte 1695, en la planta baja de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco Juan José Arreola. EL INFORMADOR/A. Camacho

La Librería Carlos Fuentes recibe este enero las sesiones del Laboratorio de creación audiovisual para personas con y sin ceguera, impartido por Dana Albicker y coordinado por el Colectivo Laboratorio de lo Invisible. El taller busca resaltar la inclusión de las personas con discapacidad visual no solo como receptoras del arte audiovisual, sino también como creadoras. 

Vía telefónica, Dana platicó sobre el inicio de este tipo de talleres, que ha impartido en ciudades como Puebla, Querétaro, Guanajuato, Ciudad de México, Oaxaca y Xalapa: “El taller inicia porque en 2011 se hizo un colectivo en Puebla, llamado Cine para Imaginar. Empezó generando acciones de accesibilidad para cine mexicano: crear audiodescripciones, una pista que va describiendo con sonido las imágenes en las películas, para que las personas puedan acceder al cine por medio del audio. Nos dimos cuenta que había mucha gente con discapacidad visual interesada en cine”. Así empezaron a hacer talleres de apreciación, ciclos de cine y un primer taller de creación, en 2013, en colaboración con un colectivo de Querétaro. 

Dana comenzó a llevar el taller a otras ciudades, para seguir acercando a las personas al cine y creando sus propias dinámicas. Los talleres integran actividades basadas en la comunidad: “A veces la mitad de las personas son ciegas y la mitad no. Se trata de expandir esas ideas, de compartir nuestras propias experiencias”. Según el grupo que se conforme se realizan varios ejercicios de fortalecimiento de narrativas: autorretrato, compartir historias a partir de sonidos, compartir experiencias en lo sensorial. “No es necesario tener experiencia previa: se trata de descubrir cómo compartir historias a partir de los sentidos. Hacemos ejercicios que generen confianza para contar”. Al final se hace un trabajo en equipo, con escritura de guion y grabación. 

Las primeras cuatro sesiones son de trabajo en el salón, después se decide qué grabar y el rodaje se hace fuera, con horarios más flexibles. De su experiencia impartiendo talleres en otros lados, Dana dijo: “Ha habido cosas muy sorprendentes, desde piezas individuales. Algo común es que la discapacidad no es el tema central, está presente pero se habla de las cosas que suceden en la vida. En estas piezas individuales han salido situaciones donde se evidencian las barreras que existen para ejercer cierta actividad y trascender en algo. Otra parte es la experimentación del sonido, poder generar piezas que a partir del sonido vayan narrando, sin necesidad de la imagen como tal”. 

Una vez concluidas las sesiones, Dana y el colectivo le dan promoción a los productos resultantes: “Lo que intentamos hacer con las piezas es que den su vida de distribución. Se comparten en coloquios, encuentros sobre discapacidad y sobre arte, en festivales. Muchas de las piezas generadas en Oaxaca en 2019 fueron seleccionadas en varios festivales. Hay un acercamiento del espectador a conocer las piezas que hacen las personas con discapacidad”, finalizó. 

Asiste 

Laboratorio de creación audiovisual para personas con y sin ceguera en la Librería Carlos Fuentes, martes 21 y 28 de enero, 4, 11,18 y 25 de febrero de 12:00 a 14:00 horas. Mayores informes en www.libreriacarlosfuentes.mx/es/eventos

JL

Temas

Lee También