Lunes, 17 de Junio 2024

LO ÚLTIMO DE Cultura

Samuel Meléndrez Bayardo reinventa su lenguaje pictórico

El artista tapatío llevará 20 obras de gran formato al MUSA, donde rinde homenaje a Luis Barragán

Por: El Informador

Samuel Meléndrez Bayardo. La exposición que presenta cuenta con curaduría del propio MUSA. El Informador

Samuel Meléndrez Bayardo. La exposición que presenta cuenta con curaduría del propio MUSA. El Informador

En colaboración con la University of Guadalajara Foundation USA y el Legado Grodman, el Museo de las Artes (MUSA) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) inaugura este 17 de febrero una exposición de obras en gran formato con las que el artista tapatío Samuel Meléndrez Bayardo (Guadalajara, 1969) rinde homenaje al arquitecto jalisciense Luis Barragán, con imágenes donde resaltan elementos infrecuentes en espacios característicos diseñados por el ganador del Premio Pritzker.

En palabras de Meléndrez, “esta exposición tuvo su origen hace muchos años, cuando comenzaba mi carrera, allá por 1999; en una exposición donde mostraba mi trabajo, se me acercó un espectador, amistosamente, y me dijo que mis pinturas eran ‘barraganescas’, un comentario que se me quedó grabado en la memoria por muchos años, hasta que surgió la idea de elaborar este proyecto en homenaje a Barragán”.

El artista comenta que “comencé realizando algunas piezas, de forma esporádica, hasta que tomé la decisión de generar un texto, luego continué con la serie de obras y la propuse en diferentes espacios o programas de becas. Así, después de dos años de ardua labor, creo que por fin logramos concretar esta exposición”.

Conformada por 20 obras de gran formato, revela Meléndrez que esta clase de piezas “tienen gran impacto visual, obvio; pero también trabajo formatos medianos y debo decir que el formato pequeño (de 25x30 cm), tiene asimismo un gran encanto y a muchas personas les agradan. Con todo, creo que la mayoría disfrutamos más con los formatos grandes”.

Ahora, si se vincula lo anterior al hecho de homenajear a un arquitecto, parece lógico pensar que se preste mejor una obra de grandes dimensiones, a lo que agrega el pintor que “su arquitectura yo la identifico con la monumentalidad, pero al mismo tiempo tiene capacidad de generar espacios poéticos seductores. En Barragán, de este modo, conviven lo monumental con un delicado código lírico”.

Y hay que mencionar también el color, indica el artista, “al estudiar la obra de Barragán en estos años, haciendo trabajo de campo y caballete, me di cuenta que trabaja como un pintor, tiene un gran sentido del color”.

Poesía y humor

De igual manera, no puede evadirse la capacidad de estas obras de atraer con sus elementos inesperados en la imagen; ante eso, dice Meléndrez, “mi obra es muy realista, entonces no tendría sentido hacer una reproducción literal, debo incluir elementos que inciten a la poesía o la divagación fantástica, para hacer una recreación, una interpretación, y no una reproducción que sea muy precisa”.

Obra que será expuesta. Titulada “La fuente. Homenaje a Luis Barragán no. 16” es un óleo / tela de 200X170 cm. Cortesía

Además, en este proceso constructivo no está ausente el humor, explica el pintor -quien de hecho no exponía en suelo tapatío desde hace casi una década, justamente en el MUSA-, ya que “me gusta ser sutil en mi simbología, me gusta imprimir misterio a través de símbolos, pero a la vez incluir el humor”.

Considera Meléndrez que, hoy día, en lo que concierne a su trabajo “hay una renovación en la propuesta temática y, de cierta manera, estoy reinventando mi lenguaje pictórico, al incluir estos elementos poco frecuentes o inesperados en las piezas. En este proyecto, lo que más me entusiasmó fue, al estudiar la obra de Barragán, darme cuenta de que me identificaba con muchos de los conceptos de su legado, como el método de ajuste sobre la marcha, no tenía miedo de corregir en medio de la labor constructiva. No temía derribar o recortar un muro para que la obra se ajustara a su ojo implacable”.

Por otra parte, continúa el artista, “Barragán admiraba la obra de algunos surrealistas, como Paul Delvaux, René Magritte y Giorgio de Chirico; y estoy casi seguro que al sumergirse en esas imágenes Barragán hallaba consuelo y evasión tras largas jornadas de trabajo. Otra cosa que me llamó la atención de su actitud es que se opuso siempre a la destrucción de sitios históricos, lo imagino estremeciéndose ante el proyecto de su colega Le Corbusier de destruir edificios del centro de París. Me parece relevante que Barragán se opusiera a esos planteamientos”.

Visiones pertinentes

En la obra del arquitecto tapatío hay siempre “elementos de actualidad” que nos remiten a su legado, afirma Meléndrez, “su actitud conservacionista revelaba su espíritu humanista. Y a pesar de identificarse con lo planteado por la arquitectura en boga, se opuso a lo más radical y rupturista del vanguardismo”.

Finalmente, indica el artista, “más allá de su deuda con la arquitectura tradicional y la mediterránea; identifico en Barragán un sentido mágico de laberinto y de pasadizo, que nos conecta con la solidez de las fortalezas de la antigüedad. Incluso, me iría más allá en el tiempo, identifico también ecos de construcciones megalíticas. Por eso, creo, es pertinente lo que hago y pienso que encontré vasos comunicantes para eludir a toda costa el oportunismo”.

Este Homenaje a Luis Barragán, de Samuel Meléndrez Bayardo y bajo la curaduría del propio MUSA (Avenida Juárez 975, Colonia Americana), se inaugura el 17 de febrero y cerrará sus puertas el 15 de mayo entrante.

"Hay una renova-ción en la propuesta temática y, de cierta manera, estoy re-inventando mi lenguaje pictórico, al incluir estos elementos poco fre-cuentes o inesperados en las piezas".

- Samuel Meléndrez Bayardo, Artista

MQ

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones