Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Abril 2018

Pese a la crisis, la ópera sigue

El concertista Ricardo Estrada suma esfuerzo con Alejandro Lazzarini para impulsar el proyecto “Guadalajara Singers Master Classes 2017”

Por: El Informador

Talento. El concertista catalán, Ricardo Estrada, posa para la lente de esta casa editorial desde el Foro de Arte y Cultura. EL INFORMADOR/M. Vargas

Talento. El concertista catalán, Ricardo Estrada, posa para la lente de esta casa editorial desde el Foro de Arte y Cultura. EL INFORMADOR/M. Vargas

Pese a las crisis económicas y políticas que han aquejado a España en los últimos años, las artes y manifestaciones artísticas han sabido cómo sortear las penurias sociales que han obligado a diversos recintos a cerrar u orillado a los artistas a emigrar a otras partes del mundo.

Para Ricardo Estrada, concertista catalán y director y pianista del Barcelona Opera Studio, estas situaciones han redoblado los esfuerzos de los artistas a españoles a buscar opciones de supervivencia y ser un ejemplo para el mundo que, cuando los proyectos están bien hechos, ninguna crisis puede desaparecer al talento, en especial, cuando se trata de la ópera.

En su primera visita a Guadalajara, Ricardo Estrada fue el responsable de apadrinar a la primera generación de “Guadalajara Singers Master Classes 2017”, proyecto operístico impulsado por el barítono mexicano Alejandro Lazzarini, en el que cantantes en formación y profesionales tuvieron oportunidad de ser asesorados por el barcelonés que, durante cinco días, compartió sus conocimientos, corrigió técnicas de canto y los sumó al escenario en la Gala de Ópera del pasado sábado, en el que los participantes dieron muestra de los resultados obtenidos en las clases magistrales, en el Foro de Arte y Cultura.

“Las voces de México son maravillosas, hay mucho talento con futuro muy prometedor, todavía hay camino que seguir recorriendo, hay voces que son buen material, que se pueden pulir y tener carrera en el mundo de la ópera”.

Ricardo Estrada reconoció los avances que México muestra en el circuito operístico al lograr concretar la primera edición de “Guadalajara Singers Master Classes”, en un país que escasamente ofrece plataformas de este tipo para no solo formar a sus cantantes locales y nacionales, pues la convocatoria dio paso también a extranjeros.

“Las voces de México son maravillosas, hay mucho talento con futuro muy prometedor".

“Siempre hay que encontrar a esa persona que hace génesis, en Europa todas estas iniciativas también son heroicas, no es fácil para los que nos dedicamos a esta parte de la cultura sentirse respaldado, hay grandes voces que logran llegar a escenarios importantes y no han tenido un histórico de preparación”.

Ricardo Estrada señala que para Guadalajara sería importante desarrollar un estudio de ópera en el que además de formar a los cantantes con repertoristas y maestros, puedan foguearse directamente en escenario de manera profesional que permita también un mayor acercamiento con el público; principalmente, con el más ajeno a este tipo de expresiones.

“A veces hay dinero para hacer cosas pero se trata de tener ganas de quererlas hacer y esto también es a nivel político y eso pasa en España, cuando no hay ayuda directa son los mismos cantantes los que tienen que buscar opciones, son hechos culturales que no te hacen rico”.

A contracorriente

Respecto a la crisis política que vive específicamente Cataluña, Ricardo Estrada señala que no es la primera vez que la ópera española se ve afectada por revueltas sociales, pues los diversos episodios oscuros entornos a la economía también han obligado a buscar diferentes opciones del respaldo independiente a los recursos que pueda ofertar el gobierno.

“Hay de crisis en Europa y ahora en Cataluña… Es imposible que no afecte a la ópera, lo sorprendente es que en España se han clausurado auditorios, han desaparecido orquestas y coros profesionales y los grandes teatros en Valencia y Bilbao han tenido recortes, pero aunque es un toro que nos ha cornado, los teatros siguen, hacen alianzas con Austria, Alemania, Inglaterra y Francia, las producciones siguen, hay nuevas que son más caras, se apuesta por crear no por comprar, en España el circuito operístico sigue pese a todo”.

Ganar público

Ricardo Estrada reconoce que obligar al público a acudir a eventos de ópera no es una de las mejores opciones para generar un público natural para esta expresión, además de que el descentralizar los magnos conciertos de los escenarios más importantes permite detonar el gusto en otros rincones que pueden significar un movimiento masivo y así cautivar a las grandes metrópolis que cuentan con más recursos.

“A veces se tiene un afán de culturizar a todo el mundo y es importante saber que hay gente a la que no le gusta la ópera. Hay gente que no conoce la ópera, eso pasa en España, no había oferta y hubo un ‘boom’ en muchas ciudades pequeñas que iniciaron con sus propias orquestas, crearon sus auditorios. Al público no se le puede crear en cinco segundos, tienes que sorprenderlo para activarle la curiosidad”.

Temas

Lee También

Comentarios