Martes, 29 de Noviembre 2022

Miguel Bosé confiesa a “El hijo del Capitán Trueno”

En entrevista, el cantautor y actor se adentra a los procesos creativos que lo llevaron a escribir su autobiografía que presentó ayer en la FIL

Por: El Informador

00:00:00

La rebeldía es un acto de emancipación y Miguel Bosé es prueba fehaciente de ello. Desde antes de nacer ya era una estrella, heredero de una familia de contrastes, como las de todos, sólo que la suya tenía los reflectores puestos encima. El músico y autor hace una retrospectiva de los primeros años de su vida a través de su autobiografía “El hijo del Capitán Trueno”, título que alude a una de sus canciones más emblemáticas donde se aborda cómo un hijo rompe con todo lo que su padre espera de él.

En entrevista para EL INFORMADOR, Miguel habla sobre este ejercicio literario que presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL). Una obra que, como cada una de las que ha desarrollado, suele ser muy personal hasta el momento en el que sale al mundo para volverse universal: “Todas las cosas que hago, una vez que están fuera de mí, ya no me pertenecen, les pertenecen a ustedes. Y cada uno las recibe, las interpreta y las integra en la medida en lo que las necesita”, confiesa, “de eso se trata de que cada quien las abrace a su manera”.

Sobre cuáles fueron los detonantes que lo motivaron para darle impulso a esta obra, Miguel señala que las cosas salen porque hay urgencia de que salgan, “sino, ahí se quedan. Y cuando salen, en mi caso, es cuando están maduras, yo jamás fuerzo nada; de hecho, entre que decidí que quería contar y hasta que el cuento me permitió ser fluido, pasaron tres años; en el segundo año de estancia aquí en México, me senté y fluyó, fluyó y fluyó”.

Bosé en su autobiografía navega por emociones contrastantes, desde momento muy divertidos, hasta otros de una adrenalina constante donde aparecen de pronto políticos, empresarios, artistas, rebeldes y demás personajes, quienes eran muy recurrentes en la vida de una familia tan importante, encabezada por sus padres Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín.  

Comparte Miguel que mientras estaba inmerso en el proceso creativo de su libro, había una catarsis constante y una experiencia sensorial al conectar nuevamente con su pasado: “Sí es un proceso catártico, pero más allá de todo es descubrir el alcance que tienes del recuerdo, que en mi caso es bestial cuando se trata de memoria sensorial, me di cuenta que era imposible que recordase algo sin que fuese al detalle, como el olor y la textura, es que era imposible escapar de eso; además, el recuerdo en mí me obligaba a que esto no fuese contado de forma llana y plana, sino que fuese tratado con todo el lujo de percepciones”.

En cuanto a qué le ha dejado esta faceta de autor, la cual se complementa con la música y las demás áreas donde es creativo, expresa: “Me dejó una sensación grande de paz. Es verdad que cuando abordé las memorias ya estaban resueltas; es decir, no hay rencor, no hay resentimiento, son memorias duras, difíciles, desagradables, en fin, todas esas cosas ahí están, pero es que se nota que cuando las estás contando ya están reconciliadas, ya están pacificadas y apaciguadas, y eso fue fantástico”.

Al cuestionarle que si con este libro salda alguna cuenta con el Miguel del pasado, el niño que fue, confiesa que lo tiene ahí con él, muy presente. “Lo tengo aquí, en mi corazón, guardado, por eso he sido capaz de hacer las cosas de esta manera, y por eso he crecido de una forma tan sólida, tan recta y tan coherente, porque jamás me olvidé de ese niño, de esas raíces y de todo lo que pasé. Siempre fui agradecido con la vida que me tocó vivir por muy dificultosa que fuera”.

Miguel siempre ha sido una personalidad reconocida, en el entorno de su infancia no se daba cuenta de esa estela de popularidad porque era algo cotidiano: “Cuando alguien decía, ‘¡Qué impresión tener una madre como Lucía Bosé’, yo decía y pensaba… pero es una pesada… ‘No, pero es Lucía Bosé’, y pues sí, pero es mi madre y es una pesada”, refiere con humor. Y es que aunque sus padres, fueron parte importante de su vida, también tomaron gran relevancia otros personajes como La Tata (su nana) y Pablo Picasso, por ejemplo.

“Hay personajes que totalmente te alejan de la mitomanía, Pablo Picasso era como mi abuelo”.  Como anécdota recuerda que en una clase de historia de arte, el profesor dejó como actividad un trabajo individual sobre un artista del siglo XX o de siglos pasados, en el sorteo a él le tocó Picasso, “y entré en crisis, porque de Pablo conocía todo, pero de Picasso muy poco, y me di cuenta que había estado viviendo con un ser revolucionario para la historia del planeta. Y fui a la biblioteca a resolver información para poder hacer el trabajo”.

Para él, personajes como La Tata y otros más que aparecen en su autobiografía, son fundamentales en los valores que él tiene:

“Lo digo siempre, los principios que yo tengo, la educación y el saber estar en la mesa, esas cosas son de La Tata, porque mis padres no estaban jamás”, esos hábitos ahora los aplica Miguel en su propia familia, “porque funcionaron, porque estaban expuestos con autoridad y con mucho amor, porque para que un niño crezca fuerte, le faltan tres cosas: autoridad, amor y buenos alimentos”.

Bosé rompe con cualquier molde, ha vivido su vida con tal libertad y autonomía. Y aunque otros ojos miren con morbo, para él simplemente ha sido vivir con naturalidad y determinación: “En el libro los lectores lo verán, como hay cosas que hubiesen tenido un potencial escandaloso brutal, sin embargo, (en los hechos) tal y como están narrados, te das cuenta que en su momento no tuvieron la importancia que desde el amarillismo pueden tener, ¿por qué? Porque estaban ejercidos con una cosa que en mi casa se respiraba y que era la naturalidad, y que además todo era compartido, no había secretos y no había clandestinidad, que eso es lo que le da la cosa enfermiza a hagas lo que hagas”.

El siguiente paso después de este libro es en materia audiovisual, finaliza la charla Bosé al compartir que su bioserie ya está en proceso. “La novela aquí donde acaba, es en la subida al escenario para cantar ‘Esta noche fiesta’, y ahí arranca la serie, la cual se comienza a rodar en enero, son varias temporadas, pero ahí entra la música, porque hay que oírla y los conciertos hay que verlos, ¿los puedo describir? Sí, pero no es lo mismo, con lo cual entramos en la parte audiovisual que se merece más tener una dimensión en imagen y todo lo que hay aquí (en el libro) es en parte más íntimo e inédito”.

"Lo tengo aquí, en mi corazón, guardado, por eso he sido capaz de hacer las cosas de esta manera, y por eso he crecido de una forma tan sólida, tan recta y tan coherente, porque jamás me olvidé de ese niño, de esas raíces y de todo lo que pasé. Siempre fui agradecido con la vida que me tocó vivir por muy dificultosa que fuera".

- Miguel Bosé, actor. 

¿Qué se sabe de la bioserie?

Miguel Bosé alista la grabación de su propia bioserie, la cual será transmitida por Paramount+. El rodaje comenzará en España a principios de 2022, bajo la producción de VIS (división de ViacomCBS International Networks), según un comunicado difundido por Viacom.

“Tras muchos años de recuperar recuerdos, tras otros de escritura, por fin llega la primera temporada de mi vida”, afirmó Bosé en el comunicado. “Estoy convencido de que va a tocar a muchos, porque todos ustedes son responsables de lo que fui, de lo que soy y de todo lo que pueda llegar a ser en el futuro”, agregó.

La serie contará con una temporada de seis episodios y repasará la trayectoria de Bosé desde finales de los 70 hasta la actualidad.

"Me dejó una sensación grande de paz. Es verdad que cuando abordé las memorias ya estaban resueltas; no hay rencor, son memorias duras, difíciles, desagradables, en fin, todas esas cosas ahí están, pero es que se nota que cuando las estás contando ya están reconciliadas, ya están pacificadas".

- Miguel Bosé, cantautor.

MQ

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones