Lunes, 04 de Julio 2022

Mauricio Alejo confronta a la realidad con "¡Oh, hermosa desilusión!"

Galería Curro recibe la exposición de este artista, la cual aloja una serie fotográfica y una instalación

Por: El Informador

Mauricio Alejo rompe con lo común y explora una nueva narrativa artística, la cual provoca que el público se haga de su propio discurso. CORTESÍA

Mauricio Alejo rompe con lo común y explora una nueva narrativa artística, la cual provoca que el público se haga de su propio discurso. CORTESÍA

Generar en el espectador una experiencia diferente es el objetivo de “¡Oh, hermosa desilusión!”, el más reciente proyecto del artista Mauricio Alejo, quien ha instalado en la Galería Curro esta propuesta que, mediante una serie de fotografías y una instalación, cuestionan si lo que consideramos como real y tangible realmente lo es y cómo nos relacionamos con la materialidad y la contemplación.

Animado por la apertura que Galería Curro tiene a novedosas formas de apreciar y vivir el arte, Mauricio Alejo retorna a Guadalajara con 11 fotografías que dan forma a “¡Oh, hermosa desilusión!”, con el objetivo de que el público detone sus propias narrativas y conceptos a partir de lo que el artista ha capturado en las imágenes con objetos que pudieran parecer comunes y cotidianos, pero que al ser observados detenidamente, tienen el potencial de cambiar por completo lo que considerábamos saber de éstos en su forma y discurso.

“Es una serie que podría llamarse de naturalezas muertas, fotografías donde el material y las formas es lo más relevante. Muchas veces la fotografía se vuelve una ventana para ver algún suceso, algo que está pasando, pero en este caso me interesa que no haya una anécdota, sino que la gente se detenga a ver los objetos que están allí representados”.

El artista, quien ha llevado su obra a destacados espacios como el Museo de Arte de las Américas en Washington DC y el Museo Universitario de Artes y Ciencias (MUAC) de la Ciudad de México, por ejemplo, comparte que las fotografías que nutren a “¡Oh, hermosa desilusión!” tienen el marco pintado al igual que su fondo, que permiten potencializar diversas lecturas en el público, desde una primera vista hasta su contemplación casi inmersiva a través de objetos como una barra de mantequilla, un cubo de pólvora aglomerada o una esponja, por ejemplo.

“La fotografía es este lugar ilusorio de realidad, nos da esta sensación de estarnos relacionando con la realidad, pero a veces se nos olvida que la fotografía es una representación, que tiene un modo de representar colores específicos, por ejemplo, con todo lo que constituye el lenguaje fotográfico. Quiero invitar a considerar la realidad fotográfica como algo distinto de la realidad misma, de deshacerte de esta ilusión, pero también reconsiderar la belleza de lo fotográfico que en todo momento está presente en nuestra vida”.

La instalación corresponde a un muro con el perímetro negro de un círculo que, de acuerdo con el artista, invita a ser contemplado y reconsiderar la existencia de la imagen en el mundo físico. CORTESÍA

Entre el tiempo y el espacio

Mauricio Alejo subraya que “¡Oh, hermosa desilusión!” es un diálogo directo sobre cómo es que cada persona ha construido y narrado su propia realidad: “esta existencia tan presente del objeto en estas fotografías es una contribución a darse cuenta de que la foto existe como algo ajeno a la realidad. En el caso de esta imágenes, digamos que traicionan a esta tradición del medio fotográfico, me interesa presentar objetos completamente disímbolos, cuyo valor es matérico”.

Otra experiencia que Mauricio Alejo comparte en “¡Oh, hermosa desilusión!” es la intervención a un muro con el perímetro negro de un círculo que, al ser contemplado en diversos lapsos, presenta una ilusión sobre cómo se ensancha o reduce el perímetro: “para mí está relacionado con este mundo de la imagen, lo único que te presenta es una experiencia visual, cuando te das cuenta que el perímetro adelgaza, te acercas a la pared para tratar de entender qué está pasando. Te hace reconsiderar otra vez la tridimensión y la existencia de la imagen en el mundo físico”.

Toma Nota 

Conócela

Exposición “¡Oh, hermosa desilusión!”, de Mauricio Alejo. Permanecerá abierta al público hasta el 29 de julio en Galería Curro, ubicada en calle Andrés Terán 726, en la colonia Santa Teresita. Horarios: de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas o con previa cita en horarios distintos. Más información en Facebook.com/galeriacurro.

Temas

Lee También