Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 26 de Marzo 2019

Cultura

Luchan por tener un día más con vida

En el marco del FICG se estrenó la película “Another Day of Life”, basada en el libro homónimo del periodista polaco Ryszard Kapuscinski, en el que cuenta su experiencia en el proceso de independencia de Angola

Por: El Informador

La animación de la película es de Rafael Wojtunik. ESPECIALSinopsis 

La animación de la película es de Rafael Wojtunik. ESPECIALSinopsis 

La participación de Ryszard Kapuscinski en el proceso de independencia de Angola alcanzó a la gran pantalla a través de “Another Day of Life”, proyecto fílmico de no ficción basado en el libro homónimo que escribió este periodista polaco sobre su experiencia durante los tres meses que cubrió los sucesos en dicho país africano.

El filme dirigido por Raúl de la Fuente y Damian Nenow se estrenó en México en el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG). Al finalizar la proyección, De la Fuente recordó el momento en el que decidió realizar una película sobre la figura de culto de Ryszard: “Estábamos en la playa, hablamos todo el tiempo del periodista, teníamos montones de libros de él; sin embargo, nos dimos cuenta que no había una sola película sobre él, pensamos ‘vamos a hacerla’. Conforme viajaba a África para desarrollar el proyecto, más me sentía atraído por el continente y mayor era la simbiosis con Ryszard”.

La realización de “Another Day of Life” implicó diez años de trabajo y la cooperación entre Polonia, España, Bélgica, Alemania y Hungría. El resultado es un filme que combina tomas de testimonios documentales de los principales allegados al periodista con animación de Rafael Wojtunik, formato que despertará en el espectador el recuerdo del estilo del cómic franco-belga.

Lejos de lucir chocante esta combinación, el montaje toma lo mejor de ambos lenguajes audiovisuales: la confrontación con la verdad del documental al mostrar a personas reales narrando los horrores de la guerra, con la posibilidad de la animación de jugar con la realidad, que sirve en la película para representar la mente del periodista polaco.

Entre las voces que se recopilan, destaca la de Arthur Queiroz, compañero reportero de Ryszard, sobre quien afirma durante el filme: “Hizo amistad con personas que no tenían nada, porque no tenía nada que perder […] él siempre estuvo del lado de los desprotegidos”.

Ícono del periodismo

En un bar de Angola en 1975, en medio de la guerra civil, tres periodistas conversan sobre la situación política del país, o mejor dicho, de una sociedad africana que podría llegar a formar un país algún día. Uno de los hombres habla sobre la necesidad que tiene África de contar con una figura que represente las luchas contra el neocolonialismo en el continente y las intromisiones de Estados Unidos como parte de sus movimientos tácticos en la Guerra Fría. Ese hombre es Ryszard.

El periodista polaco se volvió una figura ampliamente reconocida en el mundo occidental por la calidad y compromiso de su trabajo, un ícono del periodismo militante; sin embargo, lo que él nunca imaginó, es que en África, y más específico en Angola, se convertiría en esa imagen de la cual hablaba con sus colegas en un bar: la del hombre que marcó la diferencia y cuyo nombre se volvió inseparable de la lucha contra el colonialismo.

En la imagen, el cartel del filme basado en el libro homónimo de Kapuscinski. ESPECIAL

Varsovia, 1975. Kapuscinski es un brillante periodista veterano e idealista, y un defensor de las causas perdidas y las revoluciones. En la agencia de prensa polaca, convence a sus superiores para que lo envíen a Angola, que se encuentra en una sangrienta guerra civil en los albores de su independencia. Se embarca entonces en un viaje suicida hacia el corazón del conflicto. Una vez más, es testigo de la dura realidad de la guerra y descubre la sensación que provoca la impotencia.

Temas

Comentarios