Viernes, 03 de Febrero 2023

Librerías mantienen estímulo

Beneficiarán a las pequeñas librerías y puntos de venta que facturan menos de 6 millones de pesos anuales

Por: El Universal

Trabajan para que el fomento a la lectura no caiga. PIXABAY

Trabajan para que el fomento a la lectura no caiga. PIXABAY

Sólo dos de las 462 reservas que se interpusieron en la Ley Federal de Ingresos 2023 fueron aprobadas, una de ellas fue la relativa al estímulo del 8% de ISR a la venta de libros que se estableció en 2019 y que beneficia a las pequeñas librerías y puntos de venta que facturan menos de 6 millones de pesos anuales, y que estuvo a punto de ser eliminada; pero al final, los diputados enmendaron y echaron para atrás la propuesta que preocupaba al sector del libro en México.

Se mantiene la fracción que señala: “Se otorga un estímulo fiscal a las personas físicas y morales residentes en México que enajenen libros, periódicos y revistas, cuyos ingresos totales en el ejercicio inmediato anterior no hubieran excedido de la cantidad de 6 millones de pesos”, con lo cual la batalla de editores y libreros se vuelve a enfocar en lograr la tasa cero del IVA para librerías y en la ampliación y establecimiento pleno del Precio Único a los libros, que esta última es una de la reformas que empujan los libreros y editores en la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro.

Por su parte, Claudia Bautista, presidenta de la Red de Librerías Independientes (RELI) asegura que este estímulo tiene dos años que se logró este beneficio que “no es una panacea, pero representa un guiño de que las librerías de que son puntos importantes y debían cuidarse de alguna manera”, señala la librera, quien reconoce que en estos dos años no se ha podido ver ese beneficio porque justo la pandemia llevó al cierre de librerías durante varios meses, e incluso al cierre definitivo de varios establecimientos “y entonces las ventas no fueron buenas, incluso todavía estamos luchando porque recuperar las ventas. Entonces este estimulo que se aplicaba a las ventas no fue tan útil porque las ventas cayeron”; sin embargo, mantenerlo suma.

Finalmente, sobre el estímulo del 8%, el ingeniero Hugo Setzer, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), señala que “es parte de un conjunto de políticas, no estoy seguro que este estímulo vaya a ser toda la diferencia, pero de alguna manera es importante para las librerías. En el contexto de todo lo que recauda este país de impuestos no es nada, pero para una librería pequeña es mucho”.

Hugo Setzer y Claudia Bautista coinciden en señalar que este estímulo se logró en medio de una batería fuerte de solicitudes que se mantienen desde hace varios años negociando con los legisladores y que particularmente son dos grandes rubros: la tasa cero para librerías y ampliar el Precio Único de los libros de 18 a 36 meses, obligatorio, en novedades y libros importados, y que se establezca a la Comisión Federal de Competencia Económica y la Procuraduría Federal del Consumidor como encargadas de sancionar a quienes incumplan.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones