Domingo, 21 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Cultura

Carbón Rojo: Un descenso perpetuo

El texto cuenta con el objetivo de visibilizar el terrible suceso ocurrido el 19 de febrero de 2006 en el estado de Coahuila, donde desafortunadamente 65 mineros perdieron la vida

Por: Coordinación COMUNICA: Ivana Lamas

ESPECIAL

ESPECIAL

El 19 de febrero de 2006, la mina 8, Unidad Pasta de Conchos, situada en el municipio de San Juan de Sabinas, Coahuila, sufrió una devastadora explosión debido a una acumulación de gas metano, agravada por las deficientes condiciones de seguridad en la mina. Esta explosión, que ocurrió en una instalación propiedad de Grupo México, empresa dirigida por el empresario Germán Larrea, el segundo hombre más rico de México, dejó a 11 trabajadores con quemaduras de primer y segundo grado, quienes lograron escapar, mientras que 65 mineros perdieron la vida.

Es en torno a esta tragedia que se desarrolla la novela “Carbón Rojo” escrita por Mónica Castellanos, quien se define como “la mujer, la inquieta, la que se indigna por las injusticias sociales, la escritora preocupada por ofrecer cada día una mejor calidad, siempre en la búsqueda de dar lo mejor”. El título hace referencia a la sangre derramada por los mineros dentro de la mina, puesto que, como se menciona en la novela una vez dentro ya no se sabe si saldrás.

Mónica Castellanos, autora de la novela Carbón Rojo. ESPECIAL

La obra relata la historia de Carmina, una mujer cuya amargura la ha hecho descender hasta las profundidades del odio y el resentimiento, y que carga muchos secretos familiares. A la par seguimos a Bernardo, un periodista comprometido con las causas sociales, dispuesto a luchar para que las injusticias no queden impunes.

“Yo diría que esta obra me encontró, como muchas otras, y me sacudió hasta que terminé por escribirla. La inicié en 2018 y la publiqué en 2023. Fue una novela ardua en el sentido de la documentación, pero lo disfruté muchísimo” comentó Mónica mientras ahondaba en el proceso de escritura de su más reciente obra. “Creo que uno de los principales retos fueron las voces masculinas, lograr que sonarán verosímiles”.

La novela está permeada de dolor, y Mónica trabaja la ambientación de tal modo que se sienta natural y el lector pueda desenvolverse en la historia como una suerte de testigo. “El tema principal es la culpa” aseguró la autora al recordar la creación de personajes y el por qué Carmina era un ser tan “oscuro” y “resentido”. Sin embargo, la obra también busca la visibilización de las condiciones tan “inhumanas” a la que se enfrentan tantos trabajadores en México.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones