Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Julio 2019

La mexicanidad desde el pentagrama

El multipremiado compositor tapatío nos comparte sus éxitos cobijados por una joven pero experimentada trayectoria
 

Por: Jorge Pérez

La mexicanidad desde el pentagrama

La mexicanidad desde el pentagrama

Juan Pablo Contreras nació en Guadalajara, en 1987. Pasó sus primeros 18 años en la capital de Jalisco, para luego trasladarse a Estados Unidos, donde ha cursado la licenciatura, maestría y doctorado en composición. El esfuerzo ha dado frutos, al haber recibido ya números premios y con interpretaciones de sus obras en orquestas de Estados Unidos, México y Latinoamérica. Entre los reconocimientos que ha recibido están BMI William Schuman Prize, Premio a la Composición Orquestal Jalisciense, Brian Israel Prize, ASCAP Morton Gould Young Composer Award, Nicolas Flagello Award, entre otros.

Poco antes del estreno de su pieza “Ángel mestizo” en Estados Unidos (con la Orquesta de Cámara de Los Ángeles), Juan Pablo charló sobre su carrera vía telefónica. De la mencionada pieza, recordó: “Es un concierto para arpa y orquesta. Lo escribí en 2014, ese año ganó el Premio Arturo Márquez. Es una obra de 20 minutos en cuatro movimientos: relata la historia de cómo llegó el arpa de España a México, y cómo la recibieron los mexicanos y la convirtieron en un instrumento folclórico del país. El arpa es una metáfora del migrante, cómo llega a un país diferente. A la vez es un homenaje a los mexicanos, al reconocer que es una mezcla española y azteca. Mucho de mi obra se trata de eso: qué es la identidad mexicana. Esta obra es un esfuerzo por hacer eso, ver cómo hemos apropiado lo europeo y hacerlo mexicano. La música clásica es algo súper europeo, pero le doy características mexicanas en esta pieza. Hemos apropiado las referencias europeas para crear la cultura”.

Este perfil que ha dotado a sus composiciones es el resultado de su investigación como compositor, que ha desarrollado en buena parte en el extranjero: “Ha sido mucho trabajo traer mi música a Estados Unidos. Nací en México y a los 18 años vine para estudiar composición. Estuve cuatro años en Los Ángeles, ahí conocí al compositor mexicano Daniel Catán, fue un mentor importante. Es el más grande compositor de ópera en español en México. Me inspiró a buscar ese sonido mexicano en la música. Después me fui a estudiar a Nueva York, estuve seis años perfeccionando el oficio. Es complicado escribir música clásica: hay que saber cómo escribir para toda la orquesta, por lo menos 40 instrumentos diferentes, para más de 100 músicos”.

Contreras está trabajando en una nueva pieza, para la misma Orquesta de Cámara de Los Ángeles: “Me hicieron un encargo para escribirles una obra nueva, ya la trabajo. Se llama ‘Musas mexicanas, tres retratos: la Malinche, Sor Juana Inés de la Cruz y Frida Kahlo’. También con la misma visión de hacer un homenaje a las tres mujeres y contar la historia de cómo ha evolucionado México: un personaje prehispánico, uno de la época barroca y de contemporáneo. Hace falta contar historias positivas, más a través de la música. Tenemos una riqueza cultural tan grande, hay tantos géneros folclóricos bellísimos que se prestan para combinarlos con la música clásica”.

Así como ahora se inspira en escritoras como Sor Juana y pintoras como Frida, otras inspiraciones recurren de nuevo a la literatura, como “El laberinto de la soledad”, pieza homónima del libro del Nobel de Literatura Octavio Paz: “Esa obra fue mi tesis de maestría. Llevaba ya varias obras con estilo mexicano: pensando en eso, me formé como compositor en Estados Unidos, con compañeros de otros países, indagué qué me distingue como compositor. Son las raíces, lo que tiene el país. Ese libro de Paz fue ideal para mí: es un retrato de México pensando en la historia y en la formación, también vista desde una perspectiva lejana. Paz lo escribió viviendo en Los Ángeles y en París. Me confirma que cuando estamos lejos del país tenemos una perspectiva diferente, hay cierta nostalgia, por eso surgen este tipo de homenajes y reflexiones. Es lo que he tratado de plasmar con música”.

Un acercamiento con el sonido del mariachi

La misma música mexicana lo orilla a crear, como su célebre Mariachitlán: “Es especial, soy de Guadalajara, crecí yendo de vacaciones a Cocula, tuve esa aproximación a la música de mariachi y a su origen. Según dicen la palabra mariachi vienen del francés mariage, como un matrimonio entre la música indígena y los nuevos instrumentos que trajeron. Es lo que quiero que sea mi música: las raíces mexicanas en un marco orquestal de tradición europeo”.

Pero el estilo mexicano en el pentagrama no hace que sea exclusivo para que lo disfrute la gente en el país: “Al hablar de la cultura y las raíces hablamos de un lenguaje universal, toda la gente tiene una relación fuerte con su pueblo. Aunque hablo de temas mexicanos cualquier persona se puede identificar: son sentimientos universales. Para mí, viviendo en una ciudad con muchísimos migrantes, la música toma mucha fuerza. Se valora el arte mexicano, hay nostalgia por el país, por representarlo de la mejor manera. La gente está aquí para buscar un mejor futuro para sus familias, les importa que seamos representados de una manera positiva. Con música es una gran manera”.

Al igual que compone para orquestas fuera de México, Juan Pablo continúa con el vínculo con ensambles mexicanos, como la propia Orquesta Filarmónica de Jalisco o el Cuarteto Latinoamericano, quienes interpretarán en unos días “Voladores de Papantla” en Bellas Artes: “Quería escribir un cuarteto para celebrar el 35 aniversario del Cuarteto Latinoamericano, nos ha representado en todo el mundo. Pensé  en qué actividad sucede con cuatro personas trabajando juntas por un resultado común. Pensé en los voladores: son cuatro bailarines que se suben a un poste y que son guiados por el que toca el tambor. Me imaginé que el cuarteto son los cuatro voladores, yo como compositor soy el que provee la música que se utiliza en el ritual. Es un movimiento, en siete secciones, cada una hace alusión a una etapa del ritual (danza, vuelo, aterrizaje, etcétera)”.

TOMA NOTA

Próximos discos

Juan Pablo Contreras adelantó que próximamente se lanzará un álbum con sus composiciones interpretadas por la OFJ: “Incluye mis tres grandes obras de orquesta, Mariachitlán, El laberinto de la soledad y Pirámide del Sol (concierto para piano y orquesta).

Temas

Lee También

Comentarios