Lunes, 17 de Febrero 2020

“La fila india” se forma en la capital

El monólogo de Gabriela Escatell se basa en la novela del escritor tapatío Antonio Ortuño; es la actriz quien habla sobre cómo llegó esta pieza al teatro La Capilla de la Ciudad de México
 

Por: El Informador

Realizada. La actriz señala estar feliz de presentarse en una sala de mucha tradición en Coyoacán. EL INFORMADOR/A. Camacho

Realizada. La actriz señala estar feliz de presentarse en una sala de mucha tradición en Coyoacán. EL INFORMADOR/A. Camacho

La producción tapatía “La fila india” llega este enero a la Ciudad de México. El monólogo representado por Gabriela Escatell tiene dramaturgia de Verónica Bujeiro a partir de la novela epónima de Antonio Ortuño, con dirección de Karina Hurtado.

Gabriela comentó cómo llega la pieza a la capital del país, para presentarse en el teatro La Capilla: “Es una sala de muchísima tradición, tiene varios años en Coyoacán en la Ciudad de México. Es un esfuerzo de la compañía Los Endebles. Lanzan una convocatoria desde hace varios años para programar teatro de los Estados. Apliqué con “La fila india”, pensando en que es un espacio chiquito y que la obra se acomoda al formato de la sala. También porque me interesa mover la obra en otro contexto”. En el programa también hay obras de Estados como Michoacán, Puebla y Veracruz.

Desde su lectura de la novela de Ortuño la actriz quiso montar este proyecto, para el que después contactó a Verónica para la adaptación teatral y a Karina para la dirección: “Me identifiqué con el tema y con la historia de la Negra. El formato de la novela es el monólogo, cómo ella cuenta todo. Me identifiqué mucho con sus pensamientos, cómo ve el mundo, habla de los demás, en una posición un poco compleja”.

Obra. Imagen que presenta el monólogo que interpreta Grabriela Escatell. ESPECIAL

Que llegue a todos lados

Para Escatell es importante mover la obra en otras ciudades: “Es un poco la apuesta de ‘La fila india’, al ser en un formato tan accesible. También porque me parece pertinente: quisiera que se presentara en los Estados donde el tema de la migración está más fuerte. Ya la intentamos mover al sureste del país, un poco armar el recorrido que tiene la caravana”.

Con el tema de los migrantes, la vigencia de “La fila india” es clara por las crisis que ha tenido México respecto al tema: “Es superdoloroso que siga siendo tan pertinente”. Escatell comentó cómo el arte, en particular el teatro, sirven con esa característica de reflejar y hacernos reflexionar en las problemáticas sociales: “Tiene que ver con un asunto contestatario, de reflexión. Para eso está el arte: para intentar procesar y transformar a través de diferentes manifestaciones lo que nos sucede como humanos y como sociedad. En ese sentido el teatro, su esencia, es política (entendida como asunto público). Los clásicos es lo que tocan, por eso siguen siendo vigentes: las emociones, cómo nos relacionamos, el poder. El teatro no se puede disociar de eso, está en su esencia”. Más allá de “La fila india”, Gabriela compartió otro ejemplo de dramaturgia reciente que toca la reflexión de problemas actuales: “Kind, una obra de una compañía belga de danza (Peeping Tom). Habla de la infancia pero con un lenguaje cero naif, muy duro pero muy bello en escena, estéticamente. Es un viaje de una niña y cómo los humanos hemos construido un mundo atroz para los niños. Lo que acabamos de ver en las noticias”.

De gira

Luego de las funciones en la Ciudad de México, “La fila india” tiene ya otra fecha confirmada en Guanajuato: “Ahorita no hay una fecha programada para Guadalajara, pero buscamos tener otra temporada”. Además de esta obra, actualmente Gabriela Escatell está con temporada en la pieza Un tonto en una caja, en el Teatro Vivian Blumenthal: “Es una comedia, pero mantiene la crítica mordaz a la sociedad, pero a través de la comedia: nos pone en otro tono”.
 

Temas

Lee También