Sábado, 04 de Febrero 2023

Enrique Serna cede a los fantasmas de la literatura

En entrevista con EL INFORMADOR, Enrique Serna habló sobre su libro “Lealtad al fantasma” que presentó en la FIL 2022

Por: Norma Gutiérrez

Enrique Serna comparte en entrevista con EL INFORMADOR que al momento de escribir su última novela histórica “El vendedor de silencio” nacieron los cuentos que dan forma a “Lealtad al fantasma”. EL INFORMADOR / C. Zepeda

Enrique Serna comparte en entrevista con EL INFORMADOR que al momento de escribir su última novela histórica “El vendedor de silencio” nacieron los cuentos que dan forma a “Lealtad al fantasma”. EL INFORMADOR / C. Zepeda

Entre las novedades que han aterrizado a la edición 36 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) resalta “Lealtad al fantasma”, del narrador y ensayista Enrique Serna, quien muestra una peculiar perspectiva sobre qué pasa cuando el humano es seducido por poderes irresistibles y cede las riendas de su vida.

Enrique Serna comparte en entrevista con EL INFORMADOR que al momento de escribir su última novela histórica “El vendedor de silencio” nacieron los cuentos que dan forma a “Lealtad al fantasma”, y aunque algunos de estas historias salpicadas de humor irreverente y erótico tenían el potencial para extenderse a un formato más amplio, decidió apostar por la brevedad para presentarle al lector a personajes que doblegaron a su voluntad y se dejaron seducir por aquellos placeres que después mutaron a sufrimientos.

“Mi imaginación susurraba inventando historias que en ese momento me resultaban más placenteras, más lúdicas, y lo que hice fue anotar las ideas, y más adelante en la pandemia las desarrollé y escribí esos cuentos”, destaca el escritor al referir que parte del hilo conductor que unifica a estas historias es la transformación que sus personajes tienen al ser sometidas por diversos poderes.

“Ese poder a veces es la atracción sexual, pero en otros casos es el poder que un creador ejerce sobre sus creaturas o que un soñador ejerce sobre las imágenes de su inconsciente”, apunta el escritor en su tránsito por la feria tapatía.

EL INFORMADOR / C. Zepeda

“También hay un sentimiento en todos los seres humanos de que tomar decisiones y elegir es algo angustioso, estamos muchas veces deseando cederle el control de nuestras vidas a otras personas, y eso es uno de los temas de este libro ¿qué es lo que puede pasar cuando la gente se deja arrastrar por esa proclividad”, refiere Serna, aunque subraya que del placer a la angustia y del sufrimiento al gozo siempre hay una línea delgada presente, y más si ese placer es concebido como un vicio.

“Hay que tener a raya los vicios, el alcohol, las drogas, porque finalmente creo que en esos casos, como decía Freud, el instinto de muerte está tratando de vencer al principio del placer. Es muy fácil dejarte ir por ese camino. Hay uno de estos cuentos, el último que lleva el título del libro ‘Lealtad al fantasma’, que parte justamente de una idea que yo he tenido desde hace tiempo, de que un adicto a las drogas, o un alcohólico, llega a cierto punto en su vicio en donde ya obtiene más sufrimiento que placer”.

El deleite de la brevedad

Enrique Serna, ganador del Premio Xavier Villaurrutia 2019 por “Vendedor de silencio”, resalta los desafíos de enfrentarse al cuento que, a diferencia de la novela que le implica una concentración muy profunda para no cometer anacronismos, le exige avocarse a las palabras necesarias y puntuales para ir directamente a la esencia del personaje y sus contextos.

“Creo que el cuento es la prueba de fuego de cualquier fabulador, porque en un cuento no puede haber redundancias, tienes que contar una historia de la manera más condensada posible, porque si no se rompe el efecto de encantamiento que quieres lograr”.

EL INFORMADOR / C. Zepeda

El escritor, que ha navegado en el cuento en obras como “Amores de segunda mano”, “El orgasmógrafo” y “La ternura caníbal”, y fue considerado por Gabriel García Márquez como uno de los mejores cuentistas mexicanos favoritos, recalca lo imposible que le resulta comprimir sus textos para priorizar la brevedad, y aunque la mayoría de “Lealtad fantasma” da paso a la lectura compacta, se dio el gusto de dar el toque de novela corta a algunas de las historias.

“Yo no soy un cuentista que escriba ficciones brevísimas, tiendo a extenderme por mi experiencia en la novela, porque necesito hacer estudio de carácter más profundo y eso me lleva bastante espacio. Hay algunos cuentos en este libro que en realidad son novelas cortas como ‘Abuela en brama’, que tiene cerca de 90 cuartillas. Ese es un género que también me atrae mucho, que está a medio camino entre la novela y el cuento”.

En el caso de la literatura y su proceso de escritura, Enrique Serna confiesa que parte de los fantasmas que pueden acecharlo aparecen ante la hoja en blanco, pues “Los comienzos de los libros siempre son angustiosos, no sabes si te va a salir o no”, pero enfatiza que ya entrado en el camino, el momento de pulir detalles es por mucho uno los mayores placeres.

“Creo que las mejores historias son las que ocurren en momentos inesperados, cuando un escritor no las está buscando, son las que probablemente te está susurrando un fantasma que te habla al oído. Esas historias llegan a tu mente sin que hagas un esfuerzo de concentración, a mí eso me hecho creer en la inspiración, es una de las cosas que me hicieron cambiar de ser ateo a ser agnóstico, que hay algo ahí, fuerzas”.

MF

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones