Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 27 de Mayo 2019

El Día Internacional del Libro va “Rumbo al exilio final”

Para festejar a las letras, Bárbara Jacobs presenta el testimonio de su vida que se mueve entre la lectura y la escritura 
 

Por: El Informador

Bárbara Jacobs. La escritora presenta su nuevo libro, “Rumbo al exilio final”. EL INFORMADOR/Archivo

Bárbara Jacobs. La escritora presenta su nuevo libro, “Rumbo al exilio final”. EL INFORMADOR/Archivo

Para celebrar el Día Internacional del Libro, Bárbara Jacobs publica este 23 de abril el libro “Rumbo al exilio final”, un entrañable recuento de su formación y vida literaria. La escritora, merecedora del Premio Xavier Villaurrutia por su obra “Las hojas muertas” (1987), platicó vía telefónica sobre su nuevo material que publica dentro del sello editorial Rayuela: “La invitación que me hizo el editor, Avelino Sordo Vilchis, fue un gran estímulo. En mí siempre ha estado el deseo de escribir una autobiografía intelectual: de dónde viene mi inclinación a la literatura. Esta invitación al proyecto, que me parece fantástico, me estimuló lo suficiente para hacer un recuento de todo lo que yo considero que me fue formando. Relaté desde mis primeros recuerdos hasta los más recientes: todo lo que tuviera que ver con libros, lectura, escritura. Allí está todo lo que me pudo haber formado: mis principios. Todo está casi integrado y armonizado para un resultado que son ya muchos años de escritura”.

En el relato personal de Bárbara, una autobiografía intelectual, la autora refiere a la escritura de diarios: “Hay muchas formas de diarios, muchos tipos de diaristas, muchas finalidades. El mío lo empecé a llevar a mis doce años de edad. Ahora tengo 71. No lo he interrumpido, lo he estado escribiendo desde entonces. Ha pasado por muchas formas, ha tenido muchas divisiones a veces, pero nunca lo he interrumpido”.

—¿En esos cuadernos cotidianos estuvo el origen de la vocación literaria?

—Efectivamente, de ese diario salió lo primero que publiqué.

Entre las múltiples facetas que tienen sus diarios hay un registro de la vida cultural en México, por dos personas importantes en la vida de Jacobs: “He conocido esta vida, sobre todo por las dos parejas que han sido fundamentales en mi vida (mi esposo Augusto Monterroso [1921-2003], y mi actual esposo, Vicente Rojo). Los dos son personas que han tenido contacto con mucha gente, muchas situaciones importantes: yo me dedicaba, sobre todo, a observar y a oír, a tomar nota”.

En su recuento de lecturas (encabalgado con las referencias familiares), la autora menciona varios escritores de la tradición anglosajona, como los prosistas: Truman Capote y J.D. Salinger, además de los poetas E. E. Cummings y Bob Dylan. De este último, resaltó: “Siempre lo he considerado un poeta. No me extraña que le hayan dado el Premio Nobel como poeta, puesto que la poesía nació con música: se canta. Él retomó esa tradición, yo siempre lo consideré un poeta. Además antes del premio escribí sobre él y su poesía”.

De los prosistas, resaltó: “Las herramientas que uno puede aprender o admirar en un escritor como Salinger, lo que hace con el idioma; o Capote, que evoluciona la narrativa, al hacer de la realidad una forma de narrativa, de ficción”.

Hacia el final del libro, con la referencia al ocaso de una vida (por ello el título del texto), Bárbara escribe sobre sus planes futuros, entre los que incluye la relectura de los libros que refiere en su publicación, como “La buena compañía”.

Sobre la relectura, platicó: “Un buen libro tiene muchas lecturas. El mejor lector, cuando vuelve a leer un libro, encontrará algo nuevo. Quizá por la edad, qué se yo, pero a mí me interesa en este momento más releer lo que yo he considerado que me ha dado todo lo que tengo”.

Celebra entre letras

La colección de Rayuela sobre el Día Internacional del Libro comenzó en 2001, con “Elogio del libro” de Jorge Esquinca: “El proyecto me encanta, me da un enorme gusto saber que el libro llegará sobre todo a jóvenes, que quizá se entusiasmen por la literatura a partir de esta lectura”, comentó Bárbara Jacobs. Fernando del Paso, María Cristina Preciado, Vicente Quirarte, Carmen Villoro y Pura López Colomé son otros escritores que han colaborado en su catálogo.

A propósito de esa conexión que puede tener el texto con las jóvenes audiencias, la autora comentó un par de cuestiones que trata en su texto (el rechazo literario como un elemento formativo y la vocación de escribir): “Los rechazos son formativos, no abundo en eso en el libro, pero sí son formativos si uno sabe sacarles jugo. No hay que dejarse detener por nada, ni siquiera porque no lo quieran publicar. Hay que escribir lo mejor que podamos, pero publicar no es la finalidad, aunque sí es el destino de un escrito literario. Lo que no debe estar en la mente de un escritor, menos en la de un escritor principiante, es la idea del éxito”.

Temas

Comentarios