Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

Dialogan sobre el movimiento #MeToo en la FIL

Participantes de la mesa hablaron sobre cómo el movimiento ha tenido presencia en México

Por: Kike Esparza

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), es un espacio de encuentro para las letras, pero también para los temas de coyuntura que nos atañen a todos. Y así sucedió este miércoles en el salón 6 de la feria con el Encuentro #MeToo donde participaron Catherine Hakim, Lydia Cacho, Victoria Abril, Margarita Zavala y Sabina Berman, quien moderó la mesa. 

Al inicio de la charla y después de ser presentadas cada una por el director del patronato de la FIL, Raúl Padilla, Sabina hizo una introducción de lo que ha sido el movimiento #MeToo desde que se destapó el caso del productor Harvey Weinstein.

"#MeToo dijeron millones de mujeres este 2018 en voz alta, y rápidamente, el #YoTambién fue recogiendo otros reclamos femeninos en el planeta. En España el #MeToo se vinculó rápidamente con el reclamo de leyes justas contra la violación porque coincidió con el juicio de los seis violadores de una veinteañera. Y para el 8 de marzo bajo el mismo lema, se convocó a una huelga de mujeres que paralizó el país, la más grande jamás habida en España o en Europa y que a la postre, derrocó al gobierno de derechas sordo a las peticiones de la mitad de la población", expuso Sabina.

"En Argentina el mismo 8 de marzo el #YoTambién significaba sobre todo la exigencia de la despenalización del aborto y la avenida principal de la capital del país se colmó con mujeres de tres generaciones: abuelas, madre e hijas, lo que paralizó a la ciudad y dividió claramente al país entre reaccionarios y progresistas. En Brasil, el #MeToo fue la única oposición articulada a Bolsonaro y lo seguirá siendo. En Norteamérica, las mujeres que llevaban ya 10 meses diciendo #MeToo en cócteles y algunas marchas, de pronto transformaron al movimiento en la mayor ola de candidatas al Congreso y en consecuencia en el Congreso con la mayor participación de mujeres de la historia de Norteamérica".

Sabina dijo también que en México el movimiento pareció perder visibilidad con el inicio de las campañas presidenciales,  sin embargo, "una parte considerable del voto que llevó a López Obrador al triunfo, fue determinado por su oferta de un gabinete paritario, el primero de nuestra historia, mitad hombres y mitad mujeres y por el atractivo de sus voceras mujeres, Tatiana Clouthier y Olga Sánchez Cordero".  

"Los hombres tienen que aprender a controlarse"

Lydia Cacho, dijo en su participación, que es feminista desde que tiene 15 años -ahora tiene 55- y encuentra que en México el movimiento #MeToo con Violetas del Anáhuac cuando las periodistas decidieron hacer un periódico feminista y denunciaron por primera vez como dentro de la Revolución, los revolucionarios más progresistas e izquierdistas estaban poniéndolas a ellas a hacer un triple jornada. "#MeToo existe de toda la vida, lo hemos denunciado sistemáticamente y de pronto baja la marea y vuelve a subir". 

Sobre la hipersexualidad en hombres y mujeres, dice Lydia que la de ambos es la misma, y que en su libro, "#EllosHablan", donde presenta el testimonio de varones, estos le cuentan que están cansados de que se les vea como los siempre dispuestos, cuando al finalizar su día a día quieren llegar a casa a dormir. 

"Los partidos conservadores y la iglesia nos han querido someter y nos han tratado de convencer que los orgasmos son casi un pecado. Las mujeres queremos sexo pero no a cambio ni de poder, ni de trabajo, ni de dinero, lo queremos a cambio de placer, del que nos merecemos y cuando lo deseamos y lo pedimos, no cuando nos ordenan. Y no nos vamos a someter a tratar bien a los hombres que nos acosan y nos hostigan para que ellos se controlen, los hombres tienen que aprender a controlarse".

La resiliencia de Victoria Abril

Por su parte, la actriz Victoria Abril, dijo que durante sus 45 años de carrera como actriz, jamás ha sido objeto de acoso por parte de sus compañeros de trabajo. Sin embargo, reconoció que si niñez no fue nada fácil, recordó que cuando tenía ocho años de edad, ella y su hermana fueron abusadas por un carpintero que a ella le hubiera gustado educar, pues en la educación, señala, está el camino para las sociedades en equidad. Lydia le reconoció su resiliencia y su valentía por hablar de esto, cuando otras personas más viven callándolo.

"Yo siento decir que me voy a unir a las cinco ecuatorianas que no han tenido problemas de acoso sexual en el trabajo, es verdad, en 45 años de profesión, nunca nadie, ningún director o productor... y he trabajado en España, en África, en Europa, un poquito en México y Sudamérica, tres películas en Estados Unidos, incluso, Harvey Weinstein fue el distribuidor de todas las películas de Almodóvar, y bueno, este hombre aparte de poner en duda mis preciosas piernas que estaban en el cartel, no hubo ningún tipo de problema con él. Entonces estoy aquí para romper una lanza por todos esos caballeros que me han acompañado durante 45 años de profesión".

LS

Temas

Lee También

Comentarios