Martes, 21 de Enero 2020

Alberto Chimal y el mundo después del "Día Cero"

El narrador presenta hoy la novela distópica “La noche en la zona M”, situada en una Ciudad de México posapocalíptica

Por: El Informador

Alberto Chimal. El medio ambiente y el devenir de un colapso social se describen en “La noche en la zona M”, su más reciente novela. EL INFORMADOR/G. Gallo

Alberto Chimal. El medio ambiente y el devenir de un colapso social se describen en “La noche en la zona M”, su más reciente novela. EL INFORMADOR/G. Gallo

Alberto Chimal publicó en la colección juvenil del Fondo de Cultura Económica la novela distópica “La noche en la zona M”, un relato que presenta una Ciudad de México posapocalíptica en donde el cambio climático ha modificado a la sociedad.

El narrador platicó sobre cómo surgió esta publicación: “Recibí una invitación para proponerles un texto para la colección. Estoy convencido que una buena novela juvenil puede ser una novela a secas. El contacto con el público joven va por el lado de la protagonista, de las dificultades que puede tener. También está todo lo demás: la descripción del mundo en el que vive, la serie de actividades que realiza junto a los personajes que la rodean, dentro de su vida cotidiana y en esa perspectiva mayor: vivir en un mundo dentro de una catástrofe, luchando por sobrevivir. Pienso que eso puede interesar a un público joven, y a otros lectores”.

Crear un ambiente distópico en la ciudad significó explorar el territorio en otros términos, con otra perspectiva tras la catástrofe climática (el referido “día cero”): “Creo que una manera de mostrarla, muy vívida: es justamente imaginar un entorno contemporáneo convertido en otra cosa. Llevo bastante tiempo viviendo en la Ciudad de México, esos lugares están en la novela. Son escenarios descritos a ras de suelo, convertidos a esa imagen catastrófica a partir de lo que conozco. De alguna manera es un homenaje a la ciudad, con este giro. Lectores que no necesariamente conozcan la Ciudad de México se pueden imaginar las grandes avenidas convertidas en otra cosa: la noción de esta destrucción no es abstracta, como a veces aparece en las películas como una imagen genérica digital”.

Con el colapso social por la emergencia climática sobrevienen nuevos órdenes de convivencia, con diferentes gobiernos y “reinos” dentro del microcosmos narrado en la novela: “Una vez que ocurre esta separación, un aislamiento forzado de los diferentes reinos, empiezan a separarse en costumbres, formas de pensar”.

“La noche en la zona M” es una novela distópica que lleva al extremo una posibilidad latente del cambio climático, por ello “Las noticias, estas crisis que vemos, sí influyeron en la escritura. La novela tomó cerca de dos años, durante ese tiempo sí incorporé información que iba apareciendo. Investigué desde la cuestión del calentamiento global hasta varios temas de cómo reaccionan Estados, gobiernos y grandes empresas ante esos sucesos. Cómo hay ciertos fenómenos que hacen eco con el tema del cambio climático: la lucha por obtener recursos, migraciones forzadas, crecimiento del racismo, discriminación. Son fenómenos de alguna manera relacionados”.

Respaldo histórico

Para contar con mayor veracidad ese ambiente posapocalíptico, Chimal investigó “qué sucede históricamente cuando caen civilizaciones: la caída de Roma, el terremoto del siglo XVII en Portugal, cosas por el estilo. Quería ver de qué manera se modifican las condiciones sociales, qué tipos de retroceso: derechos humanos, las mujeres son oprimidas. Por otra parte estuve también investigando documentos científicos y temas aledaños, como el reciclado, agricultura. Un problema interesante que planteo es si nos quedáramos sin suministros del exterior, de los que dependemos, ¿qué sucedería? Si a duras penas tenemos tierra cultivable, ¿cómo podríamos crear nuestra propia comida? Algo tan simple se volvería un problema de vida o muerte”.

En la narración está presente la referencia séptimo arte, como un medio de esparcimiento que sobrevive: “Elegí películas para la construcción del personaje. Creo que de cierta manera en un escenario como este, igual que en otros escenarios de declive y caída de civilizaciones, lo que se conserva del pasado es una muestra muy azarosa. Muy fragmentaria de lo que hubo. Por ejemplo, de la Grecia clásica conservamos una cantidad de obra que sospechamos es una pequeña parte de lo que había. O lo que hubo en México con la conquista: lo que hay es una pequeña parte. Así sucedería en un mundo como este, en el que sobrevive lo que se pudo descargar de internet antes del día cero”.

Asiste

Presentación de “La noche en la zona M” de Alberto Chimal en la FIL: hoy sábado 7 de diciembre, 20:00 horas, Salón Juan José Arreola. Además, también moderará hoy las mesas del Encuentro Internacional de Cuentistas (18:00 horas, Salón 2).
 

Temas

Lee También