Jueves, 02 de Febrero 2023

"Adivinario", un viaje ilustrado para vivir la oralidad de la literatura

"A todos nos gusta saber que tenemos respuestas para los problemas que nos presenta la realidad", expresa Pablo Boullosa, el escritor del libro 

Por: Norma Gutiérrez

La presentación de

La presentación de "Adivinario" será este miércoles 30 de noviembre de 16:00 a 16:50 horas, en el salón 7, Área Nacional. EL INFORMADOR/A. Camacho

¿Quién no ha intentado responder un acertijo? ¿Quién no se ha quebrado la cabeza pensando en la respuesta más ingeniosa para descubrir el secreto de ese juego de palabras? Para el escritor Pablo Boullosa no hay dudas de que todos en algún momento hemos enfrentado los desafíos de las adivinanzas o acertijos, y sobre todo, todos, quizá en algún momento, también hemos sido transmisores de estos formatos literarios que han trascendido durante siglos y culturas.

Con esta idea es como Pablo Boullosa puso en marcha “Adivinario”, libro que explora creativas adivinanzas originales partiendo del abecedario, y que junto al talento de la artista tapatía Cecilia Rébora, fue ilustrado para activar la creatividad y el ingenio de las palabras llevadas a los versos.

“Las adivinanzas son un desafío y a todos nos gusta responder nuestros desafíos, a todos nos gusta saber que tenemos respuestas para los problemas que nos presenta la realidad. Por eso los acertijos están tan presentes en tantas culturas y épocas, porque una y otra vez todos tenemos que ir descifrando las pistas que nos presenta la realidad para sobrevivir en nuestro mundo social, cognitivo, cultural, frente a los demás, frente a los problemas que te plantea tu propia vida”, subraya Pablo Boullosa.

El escritor recuerda que en un viaje familiar, su sobrino Leo, le compartió algunos acertijos, y emocionado por este ejercicio, no dudó en escribir adivinanzas originales que hoy llegan a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) con las impecables ilustraciones de la artista Cecilia Rébora en lo que finalmente se convirtió en “Adivinario”, impulsado por la editorial Alfaguara.

“Todas son adivinanzas originales, no son de la tradición. Son un poco distintas, porque en las adivinanzas tradicionales la respuesta está afuera de los versos, pero en este caso, lo que me propuse es que la palabra que responde la adivinanza fuera la última palabra del último verso de la adivinanza, eso no se hacer en las adivinanzas normalmente”, puntualiza Pablo Boullosa al destacar parte de las características que han único a “Adivinario” y muestran otra vertiente de lo que ha marcado el legado de las adivinanzas populares.

EL INFORMADOR/A. Camacho

Al ser invitada para ilustrar cada una de las adivinanzas creadas por Pablo Boullosa, Cecilia Rébora comparte que por mucho fue una experiencia divertida, pero también desafiante, pues si bien tiene una amplia experiencia ilustrando libros, “Adivinario” fue diferente ante los conceptos y protagonistas que Pablo eligió para cada uno de estos acertijos que, a más de un adulto, lo pondrá en “apuros” para responder si no se presta atención al juego de palabras ingeniosamente propuestas. 

“Me quebré la cabeza pensando en cómo puedo ilustrar adivinanzas mostrando la palabra sin ser tan obvia”, expresa la artista Cecilia Rébora, al recalcar que sin duda “Fue un proceso muy divertido, pero me tardé tiempo, porque había unas que se me complicaban ilustrarlas en la conceptualización”. Cecilia Rébora, quien suma alrededor de 50 libros publicados con su labor artística, destaca que en “Adivinario” también buscó un estilo creativo para dar vida a las adivinanzas, y aunque la pandemia en ese momento le impidió utilizar con total libertad la monotipia, se las ingenió para lograr ilustraciones que fusionaran la técnica artesanal con un poco de apoyo digital. 

“Generalmente parto de diversos objetos. Por ejemplo, en la monotipia, una luna la hago con texturas y luego voy sobreponiendo capas, pero hay muchas cosas hechas a mano, son recortes, pero tampoco es collage porque se monta en la computadora”.

Regresar a la voz alta

Con la consigna de que las adivinanzas de “Adivinario” realmente marquen una experiencia diferente en los lectores, Pablo Boullosa puntualiza la importancia de que los lectores, ya sea en solitario o en compañía se animen a leerlas en voz alta y así vivir una de las tradiciones más ancestrales de la literatura: la oralidad. “Lo que me propuse es que la respuesta completara los versos, es muy importante, para responderlos, leerlo en voz alta, porque eso te da una guía. Aunque nos cueste trabajo creerlo hoy, la poesía y los versos en general, están hechos para compartirse con alguien, son para leer en voz alta. Hay una cualidad oral en esto, y la literatura oral es para compartirse, no es que esté prohibido leer en voz alta para ti mismo, yo lo hago y mucha gente lo hace, pero en general se hace más con otras personas, es un juego”.

Pablo Boullosa anima a los adultos a dejarse sorprender por la creatividad y juego de palabras de “Adivinario”, y aunque refiere que “Sí es un libro para niños”, apunta a que este formato literario se disfruta más en compañía de alguien más. “La mayoría de los libros son para uno solo, la lectura es esencialmente un acto solitario, y como este es un libro para leerse en voz alta, creo que invita a hacerlo con tus hijos, sobrinos, nietos, papás, abuelos o tíos, eso sí es singular de este libro. Competimos con las tabletas, la televisión y los videojuegos, sí, este libro no lo va a resolver, claro que competimos contra todo eso, pero se trata justamente de recuperar un poquito esta oralidad de la literatura y esta participación activa en los juegos de ingenio”.

Agéndalo

*Presentación de “Adivinario”, escrito por Pablo Boullosa e ilustrado por la artista tapatía Cecilia Rébora, para editorial Alfaguara Infantil/PRH, este miércoles 30 de noviembre de 16:00 a 16:50 horas, en el salón 7, Área Nacional, en FIL.

FS

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones