Jalisco

En el Día de los Desaparecidos, Guadalajara busca a sus hijos

Ciudadanos se manifiestan en el Centro tapatío para que sus casos no queden en el olvido

Los primeros en salir a la calle son un grupo de estudiantes del Centro Universitario de Ciencias y Humanidades (CUCSH). Con pancartas, banderas y trastes se posicionan a las afueras de la casa de estudios. Poco después, algunas madres del colectivo Por Amor a Ellxs se unen y emprenden el camino. 
 
En un principio es un grupo pequeño que no supera el centenar de personas. Cuando alcanzan Avenida Federalismo e Hidalgo, más miembros de Por Amor a Ellxs se suman al contingente hasta alcanzar 300 manifestantes. Es jueves 30 de agosto, Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. 
 
Según los registros federales, hay más de tres mil personas desaparecidas en Jalisco. La Fiscalía del Estado cuenta otro millar más de casos en la entidad. La poca claridad para establecer una cifra muestra una problemática que la que las autoridades han estado lejos de afrontar de manera efectiva. Mientras tanto, nuevos casos se siguen sumando. 

EL INFOMRADOR / J. Armendáriz

 
Carlos García Venegas es uno. Ana María, su madre, cuenta que desapareció el pasado 20 de junio cuando se encontraba en casa de su novia y cinco hombres armados que afirmaron pertenecer a la Fiscalía del Estado lo privaron de la libertad. 
 
"(Las autoridades) nos han estado diciendo nada más que siguen buscando y que siguen buscando. Ya hace dos meses, casi diez días". Su voz se quiebra sin dejar de caminar por la avenida. 
 
La masa de gente continúa al ritmo de cánticos exigiendo justicia y el retorno con vida de sus hijos, hermanos, amigos. Desde las aceras, la gente los ve, algunos con empatía, aunque también hay quien hace comentarios hostiles: "Que se pongan a hacer algo de provecho", "Nomás cerrando las calles".  
 
Algunos avanzan en silencio, otros no pueden contener las lágrimas, otros convierten su dolor en ira. Gabriela Rodríguez Ruiz es una de estas últimas. Su voz desmorona las de aquellos a su alrededor. 
 
Está ahí por su hermano Daniel, quien desapareció el 2 de agosto de 2016. Se encontraba con un amigo en la calle cuando se lo llevaron, cuenta Gabriela y afirma que su familia ya tenía datos sobre sus captores cuando interpusieron la denuncia, "pero los Ministerios Públicos no actuaron al momento". En caso contrario, piensa que tal vez habría sido posible encontrar a su hermano pronto.
 
Cuando llegan a la Plaza de la Liberación, los manifestantes se encuentran con un recital por parte del Encuentro Internacional del Mariachi. Los músicos deciden suspender la música mientras pasa el contingente y se posiciona frente al Teatro Degollado, donde culmina la caminata. 
 
Frente a uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad, los tapatíos gritan con fuerza para que su voz no se ahogue en el sonido de la fiesta que les da la espalda en la Plaza.

 
A las 18:00 horas, el evento termina y algunos de los manifestantes se retiran. Otros se van a la misa especial que se llevará a cabo en el Templo de Santa María de Gracia para pedir por el regreso de los que ya no están. 

LS

Sigue navegando