Internacional

Japón ayudará a Corea del Norte si cumple sus condiciones

Shinzo Abe pone sobre la mesa la desnuclearización, el cese del programa balístico norcoreano y la resolución de la situación de los ciudadanos japoneses secuestrados

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, dijo hoy que solo habrá ayuda económica para Corea del Norte una vez que Pionyang haya cumplido una serie de condiciones, entre ellas la desnuclearización, el cese de su programa balístico y la resolución de la situación de los ciudadanos japoneses secuestrados.

"Si podemos resolver de manera integral el tema de los japoneses secuestrados y el problema nuclear y balístico, si hacemos un borrón y cuenta nueva con respecto al miserable pasado y normalizamos las relaciones diplomáticas, entonces podemos proporcionar ayuda económica" a Corea del Norte, dijo el mandatario tras reunirse en Vladivostok, en la costa rusa del Pacífico, con el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

Japón y Corea del Norte no mantienen relaciones diplomáticas, y uno de los obstáculos principales para la normalización de sus lazos es el asunto de las decenas de casos de ciudadanos nipones secuestrados hace décadas por el régimen, cuya resolución supone una prioridad política para el Gobierno nipón.

El régimen norcoreano reconoció en 2002 que durante años había secuestrado a ciudadanos japoneses para educar a sus espías en el idioma y la cultura nipones.

En opinión de Abe, Corea del Norte debe además rechazar fundamentalmente las armas nucleares, y para que así sea, la comunidad internacional debe hacer cumplir estrictamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU al respecto.

En este sentido, Abe y Putin no abordaron el levantamiento de las sanciones a Corea del Norte en su reunión en Vladivostok, según el asesor del presidente ruso para Asuntos Internacionales, Yuri Ushakov.

"No, no lo discutieron", indicó a periodistas tras la reunión bilateral que se celebró en los márgenes del Foro Económico Oriental.

Abe viajó a Vladivostok para abordar, entre otras cuestiones, la economía, asuntos internacionales y "el problema de la firma del tratado de paz"  entre Japón y Rusia, pendiente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Putin a su vez, se reunió con el primer ministro japonés para impulsar las relaciones bilaterales.

"Nuestros países tienen lazos sostenibles. Nuestras agencias de Defensa han establecido contactos por primera vez y las (relaciones) humanitarias avanzan", dijo Putin en declaraciones antes de reunirse con Abe, según recoge la agencia rusa Interfax.

Sigue navegando