Internacional

El matrimonio infantil en Afganistán cayó un 10 por ciento

A pesar de que en los últimos cinco años la cifra descendió levemente, la Unicef advierte que la práctica continúa siendo un problema en el país

La práctica del matrimonio infantil se redujo un 10 % en los últimos cinco años en Afganistán, pero continúa siendo un problema prevalente que necesita de políticas multilaterales, según un informe publicado hoy por Unicef.

"El matrimonio infantil está cayendo ligeramente en Afganistán y elogiamos los esfuerzos incansables del Gobierno para reducir esta práctica y su fuerte compromiso con los derechos de los niños", dijo la representante de Unicef en el país, Adele Khodr, según un comunicado de la organización.

"A pesar de ello, se necesitan más acciones consolidadas por parte de diferentes actores de la sociedad para acabar con esta práctica y alcanzar el objetivo de terminar con el matrimonio infantil para 2030", concluyó Khodr.

De acuerdo con el estudio, realizado en colaboración con el Ministerio de Trabajo afgano en áreas urbanas y rurales de cinco de las 34 provincia del país, el 42 % de las familias tiene al menos un miembro que se casó antes de los 18 años, un dato que varía ampliamente de región a región.

El padre es el que toma las decisiones sobre los matrimonios en el 78 % de los casos, mientras que cerca de un 56 % considera que el novio y la novia deben ser consultados sobre el casamiento.

Existe también un problema de entendimiento del impacto negativo del matrimonio infantil en las niñas, en aspectos como la educación, nutrición y su participación en el desarrollo económico.

Por ello, para acabar con esta lacra Khodr recomienda como punto "clave" que las niñas vayan a la escuela y convencer a los padres para que las envíen al colegio.

"Acabar con el matrimonio infantil romperá el ciclo intergeneracional de la pobreza y dará a las niñas y mujeres oportunidades para comprometerse y participar totalmente en su sociedad", concluyó la representante de Unicef.

Sigue navegando