Internacional

Diálogo de paz en Afganistán debe incluir a Kabul, insiste EU

Una diplomática insistió en que las conversaciones no tendrán lugar en forma directa entre los talibanes y Washington

Una alta diplomática estadounidense insistió el lunes en que cualquier conversación por la paz en Afganistán debe incluir al gobierno de Kabul, y no tendrá lugar en forma directa entre los talibanes y Washington.

"Las negociaciones deben darse entre el gobierno afgano y los talibanes; nosotros no somos un sustituto para ello".

"Las negociaciones deben darse entre el gobierno afgano y los talibanes; nosotros no somos un sustituto para ello", dijo a AFP Alice Wells, alta funcionaria de la Oficina de Asuntos de Asia del Sur y Central del Departamento de Estado.

Wells mantuvo conversaciones directas con funcionarios talibanes el mes pasado en Catar, en busca de un nuevo camino para poner fin al conflicto de 17 años en Afganistán, según distintos informes que la diplomática no confirmó ni negó.

"No puedo decir nada más aparte de que estamos preparados para hacer lo que podamos para facilitar que las partes se sienten a la mesa" de negociación, dijo Wells.

"Pero Estados Unidos no negocia con los talibanes por sobre los ciudadanos afganos y su gobierno".

Un miembro del consejo de liderazgo afgano -el llamado "Quetta Shura"- confirmó a AFP que talibanes se han reunido con funcionarios estadounidenses el mes pasado en Doha, donde el grupo ha establecido una oficina que sirve como una embajada de facto.

Los talibanes han insistido durante mucho tiempo en mantener conversaciones directas con los Estados Unidos para resolver el conflicto. El grupo se niega a negociar con el gobierno afgano, que considera ilegítimo.

Pero en junio Washington mostró un cambio en su política de larga data, cuando el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que Estados Unidos estaba preparado para "apoyar, facilitar y participar" en las conversaciones.

Kabul dijo el lunes que esperaba una respuesta a la oferta del presidente afgano, Ashraf Ghani, de sellar un cese del fuego hasta el 21 de noviembre, una propuesta que fue bien vista por Estados Unidos y la OTAN.

JM

Sigue navegando