Ideas

Clave Única de Identidad, ¡ahora o nunca!

El Gobierno entrante tiene un reto mayúsculo de cara al presupuesto de 2019. El Presidente electo se ha comprometido a tener un superávit en las finanzas públicas, a no incurrir en mayor deuda y a no elevar los impuestos en términos reales. Al mismo tiempo, se está diseñando una agenda social sin precedentes, con apoyos a jóvenes aprendices, adultos mayores, becas para estudiantes, medicamentos gratis, entre otros; así como de un ambicioso plan de infraestructura, particularmente en el Sur de México.

No cabe duda de que además de los recortes presupuestales, de un Gobierno austero y eficaz, también será necesario terminar con la duplicidad en muchos programas de Gobierno, y hacer que aquellos que permanezcan funcionen mejor.

Asimismo, proyectos como la centralización de compras tendrán un impacto positivo en la eficiencia del gasto público, erradicando la corrupción y mejorando los precios de lo que el Gobierno adquiere. Esta centralización es otro reto mayúsculo, tendrá que hacerse de manera muy eficaz para no frenar el motor del gasto público, indispensable en la inversión que requiere la economía.

Para hacer todo lo anterior de manera eficiente y transparente, en política social, educación, salud y economía, se requiere que tengamos una clave única de identidad. Lo mismo en materia de seguridad pública, para prevenir el robo de identidad en servicios financieros, o en políticas de prevención de salud, o lucha contra el crimen. Tener una base de datos única en el país, para niños, jóvenes y adultos, con una clave para toda nuestra vida, es indispensable para darle mayor seguridad jurídica a todo lo que hacemos. El Gobierno de López Obrador tiene toda la legitimidad política que se requiere para destrabar un asunto que tiene 20 años atorado por falta de capacidad y voluntad. Adicionalmente, hoy los avances tecnológicos hacen más viable y económico implementar este proyecto.

Sigue navegando