Entretenimiento

Última película de Kevin Spacey fracasa en su estreno

La cinta debutó con una ridícula taquilla de 618 dólares, según las primeras cifras

La más reciente película de Kevin Spacey, que cayó en desgracia tras múltiples denuncias de abuso sexual, fue un estrepitoso fracaso de taquilla con una recaudación que no llegó a los mil dólares en su debut en cartelera.

"Billionaire Boys Club", basada en una historia real de un esquema ponzi en los 80, abrió el viernes en 11 cines en Estados Unidos con una recaudación de apenas 126 dólares y cerró el domingo en 618, según cifras de medios especializados.

Quedó a años luz de "Crazy Rich Asians", la cinta que lidera la taquilla norteamericana, según cifras consolidadas de la firma especializada Exhibitor Relations.

El largometraje, adaptado del libro homónimo escrito por Kevin Kwan (2013), recaudó 35.2 millones de dólares desde su estreno el miércoles, 26.5 millones de ellos sólo en el fin de semana.

En esta comedia romántica de una factura muy clásica, Rachel Chu (Constance Wu), neoyorquina de origen chino y profesora en la universidad NYU, acepta viajar a Singapur para visitar a la familia de su novio, Nick Young (Henry Golding).

Allí descubrirá que Nick es el heredero de una familia de promotores inmobiliarios de origen chino, una de las familias más ricas de Asia, y se verá inmersa en un medio del cual ignora todo.

"Crazy Rich Asians" es el primer filme de Hollywood con un casting predominantemente asiático desde "El club de la buena estrella" en 1993.

JM

Sigue navegando