Entretenimiento

Piden no arrojar confeti en boda de Enrique y Meghan Markle

Debido a razones de higiene y seguridad, la Policía solicitó a los asistentes que no lancen objetos al paso del desfile de los esposos

La Policía urgió hoy a los espectadores que se acerquen mañana al castillo de Windsor, donde tendrá lugar la boda del príncipe Enrique y la estadounidense Meghan Markle, a no arrojar confeti "u otros objetos" al paso del desfile que sucederá a la ceremonia.

La Policía de Thames Valley, responsable en el condado de Berkshire, donde se ubica la localidad de Windsor, pidió hoy a los ciudadanos, en un mensaje difundido a través de la red social Twitter, que no tiren ningún tipo de material a los contrayentes "durante todo el día y, particularmente, durante la procesión".

"Supone un potencial riesgo de seguridad y es un poco difícil de limpiar", agregó el cuerpo policial, al tiempo que deseó que todo el mundo "disfrute del día".

El príncipe Enrique y Meghan Markle, a la que finalmente llevará al altar el príncipe Carlos, se subirán a un carruaje al término de la ceremonia religiosa en el que harán un recorrido de unos 25 minutos por destacados lugares de la localidad.

Los recién casados pasearán por Castle Hill, High Street, Sheet Street, Kings Road, Albert Road, Long Walk y terminarán de vuelta en el castillo de Windsor.

Se espera que hasta 120 mil personas se acerquen mañana al pueblo, situado a 34 kilómetros de Londres y que cuenta con una población de 30 mil habitantes, para seguir de cerca el esperado acontecimiento.

Sigue navegando