Deportes

¡Ya le toca al beisbol ser el deporte más impulsado!

En el sexenio presidencial que iniciará el próximo día 1 de diciembre de este 2018 y estará a cargo de Andrés Manuel López Obrador, habrá un sólido repunte del beisbol tanto en el ámbito profesional, como especialmente en cuanto al fomento de la práctica del Rey de los Deportes en los espacios barriales y comunitarios, pero con énfasis en la creación y crecimiento de academias populares y escolares, dada la pasión beisbolera del próximo presidente de la República, lo que sin duda será benéfico para la sociedad.

Y es evidente que el Rey de los Deportes es una de las prioridades del próximo primer mandatario en razón que el gusto, afición y gran pasión por el béisbol lo trae en la sangre, pues nació en Tabasco, un Estado con profunda tradición beisbolera en el que actualmente se tienen registrados de no menos de 114 campos de tamaño reglamentario para practicarlo al máximo nivel en las esferas amateur y profesional, siendo un deporte que López Obrador practicó desde que era un niño y nunca se ha realmente alejado de los diamantes, aún en los últimos años, donde en la Ciudad de México lo han tenido jugando campos como el Fray Nano y el de la Alianza de Tranviarios, espacios en que se le ha visto enfundarse su franela o casaca beisbolera,  para, debidamente ataviado como pelotero, ser partícipe en cotejos cubriendo tanto la inicial o primera base como la tercera almohadilla o antesala del home, mostrando buenas cualidades en el fildeo, además de mostrar que es un muy buen bateador y que, como dice con orgullosa jactancia, “aún macanea bien” y hay evidencias videograbadas de cómo en efecto luce buena potencia y dominio de las condiciones necesarias para golpear la esférica y dirigirla hacia donde la quiere colocar.

Más allá de las críticas de quienes siendo poco amantes del deporte no coinciden en cuanto a que el fomento a la práctica deportiva deba ser una actividad trascendental de entre las labores gubernamentales o incluso estando de acuerdo en que el gobierno trabaje y despliegue mayor esfuerzo y recursos para impulsar el deporte y la actividad física, consideran al beisbol como una disciplina poco digna de ser mayormente respaldada y quisieran que en su caso se apoyare más a otras disciplinas deportivas como el futbol, basquetbol o voleibol, hay que tener claro que el beisbol o juego de pelota es uno de los tres deportes con más seguidores en nuestro país, señalado como el tercero en México según reciente encuesta de la reconocida casa de sondeo de opinión pública denominada Consulta Mitofsky, siendo además una disciplina deportiva que cuenta con dos Ligas profesionales del más alto nivel (llamado triple A) que existe tras el que se considera como el máximo de clase mundial que es el que se practica en las llamadas Ligas Mayores, también conocidas como Grandes Ligas o la Gran Carpa, teniendo además  varias Ligas semiprofesionales y cientos de ellas en el nivel amateurs, resultando importante destacar que se conoce la existencia de casi 500 Ligas infantiles y juveniles.

Es importante destacar que existe más presencia de beisbolistas mexicanos, históricamente y ahora, participantes en equipos de las Ligas Mayores que los jugadores de otras disciplinas deportivas habiendo participado o estando actualmente en clubes o equipos de las más importantes Ligas de los países más ampliamente señalados como los de mayor fortaleza, calidad o importancia en cuanto a esos otros deportes, incluyendo a los que se dice son más populares como el futbol y el basquetbol, ya que en la historia de las Grandes Ligas se detalla la participación de más de 150 peloteros mexicanos, y parece que el presidente electo tiene claro que va a buscar hacer una diferencia en cuanto a ello, procurando que sean cada vez más los jugadores mexicanos que se inserten en los más altos niveles de calidad del beisbol mundial y en los mejores equipos, y eso es obvio emociona a los cientos de miles de aficionados al beisbol en México así como a los también muchos cientos de miles de fanáticos mexicanos o con raíces originarias en esta nuestra querida nación que son fieles al Deporte Rey y habitan fuera de México sin dejar de sentir emoción por los logros de los mexicanos.

El que la próxima administración pública federal vaya a impulsar el beisbol no tiene que crear polémica, ya que sin duda nuestro gran deporte

Rey fomenta los más altos valores que puede tener el ser humano: disciplina, entrega, compromiso, lealtad, espíritu de equipo, integración familiar, respeto por los demás, sin dejar de lado la pasión y la convicción por el triunfo a través de la sana y leal competencia.

Pero López Obrador no sólo anuncio la creación de escuelas para formación de buenos beisbolistas profesionales que aspiren a participar en mayor medida con equipos de las Grandes Ligas, sino que también dijo que en las academias regionales se formará además a muchos maestros de educación física y que en su sexenio se apoyará a todos los deportes, a nivel popular y escolar, como también del alto rendimiento para alcanzar más éxitos en certámenes internacionales de diversas disciplinas, y se promoverá la actividad física y la afición a los deportes como medida de prevención contra enfermedades crónicas como la diabetes, y ayudar también así en abatir causas de violencia.

Ya le toca al beisbol ser el deporte más impulsado y ello no significa que debe haber excesos ni situaciones inadecuadas de abuso de poder malgastando recursos públicos, sin dejar de pensar que el respaldo adecuado al esfuerzo de promotores del deporte profesional espectacular, con mejores condiciones para tener en México muchos más eventos beisboleros internacionales, generará fuerte derrama de aspectos positivos para la economía en general y provocará más recursos y mejores condiciones para el desarrollo y la cohesión social incrementando la calidad de vida de la población en general.

@salvadorcosio1
bambinazos61@gmail.com

Sigue navegando