Deportes

Nash y Kidd entran al Salón de la Fama del Basquetbol

Los armadores forman ahora parte del recinto de los inmortales de Springfield, Massachusetts, donde se inventó el deporte de la canasta 

Dos de los mejores armadores de la historia de la NBA, el estadounidense Jason Kidd y el canadiense Steve Nash, ingresaron ayer al Salón de la Fama del basquetbol con sede en Springfield, Massachusetts, donde se inventó el deporte de la canasta.

Kidd, seleccionado 10 veces para el Juego de Estrellas durante su carrera entre 1994 y 2013, es el segundo mejor asistente en la historia de la NBA y ocupa el tercer lugar en la clasificación histórica de robos de balón.

Ganó el título de la NBA en 2011 con los Dallas Mavericks y se coronó campeón olímpico con Estados Unidos en 2000 y 2008.
Por su parte, Nash ganó el trofeo MVP (Jugador Más Valioso) de la NBA dos veces en 2005 y 2006.

A su vez tercer mejor pasador de la historia, nunca ganó el título de la NBA con los Phoenix Suns, el equipo donde jugó la mayor parte de su carrera (1996-98 y 2004-12), pero fue seleccionado ocho veces para el Juego de Estrellas.

Además de Kidd, quien fue entrenador de los Brooklyn Nets (2013-14) y Milwaukee Bucks (2014-18), y Nash, asesor a tiempo parcial de Golden State, la promoción del Salón de la Fama de 2018, presentada en la primavera pasada, también incluye a Grant Hill y Ray Allen.

Hill jugó en la NBA desde 1994 hasta 2013, tras ser seleccionado por los Detroit Pistons, mientras que Allen, ganador del título de la NBA con los Boston Celtics (2008) y Miami Heat (2013), es el mejor triplista de la historia.

Sigue navegando