Deportes

En el Gran Premio de Italia, la ventaja es para los de casa

Con la lucha por el campeonato de pilotos al rojo vivo, el Gran Circo arriba al Circuito Internacional de Monza para celebrar una edición más del Gran Premio de Italia

Llega el Gran Premio de Italia y la consigna para los contendientes al título es muy sencilla: uno tiene que recortar diferencia en un circuito que le favorece a su coche, y el otro tiene que conservar la calma y saber dar el golpe en el momento justo.

Después de un poco emocionante Gran Premio de Bélgica, la Fórmula Uno continúa sus actividades y este fin de semana arriba al Circuito Internacional de Monza, uno de los recintos clásicos de la categoría, para celebrar el Gran Premio de Italia, la decimocuarta fecha de esta intensa temporada en el Gran Circo.

Después de lo ocurrido en Spa-Francorchamps el pasado fin de semana, Lewis Hamilton se mantiene como líder del campeonato, pero vio su ventaja recortada a 17 puntos gracias a la victoria de Sebastian Vettel que se gestó en la primera vuelta de dicha carrera.

Para nadie existen dudas de que la escudería Ferrari ya se puso a la par de Mercedes en cuanto a la potencia de la máquina, y la prueba estuvo en la maniobra de Vettel sobre Hamilton en Spa-Francorchamps, lo cual dejó una sensación de frustración en la escudería alemana y que de cara a esta cita en Monza pone de nueva cuenta como favorita a la escudería del Cavallino Rampante, pues la pista italiana es una de las más rápidas del calendario y Ferrari ha demostrado que en este tipo de circuitos es donde mejor desempeño tiene.

Sin embargo, el equipo italiano no tiene que confiarse demasiado en casa, sitio en el que no ganan desde 2010 cuando Fernando Alonso era uno de los pilotos del equipo. Desde entonces, McLaren en una ocasión, Red Bull en un par y Mercedes en las últimas cuatro ediciones, han sido los equipos que han ocupado lo más alto del podio, por lo que un triunfo en casa significaría un verdadero despegue para los italiano y si éste es de la mano de Vettel, el campeonato se volvería aún más cerrado cuando después de esta carrera resten siete más en el calendario.

Ferrari tiene el buen momento de su lado, Mercedes el respaldo de dominar esta pista de 5.793 kilómetros de longitud y en la que se realizarán 53 vueltas, pero lo cierto es que será otra batalla de poder a poder entre los contendientes al título, lo cual los aficionados a la Fórmula Uno agradecen y disfrutan.

La milagrosa victoria

La temporada de 1988 fue una en la que McLaren dominó a placer, a excepción de Monza, donde en un desafortunado percance, Ayrton Senna, quien lideraba la carrera, se encontró con un coche lapeado y quedó fuera de la competencia. Eso abrió la puerta para que Ferrari hiciera el 1-2 en Italia con Gerhard Berger y Michele Alboreto, respectivamente.

Se rompe el hielo

Mika Hakkinen era uno de los hombres que menos emociones mostraba sobre la pista, típico de cualquier piloto finlandés, pero cuando un error se comete en una carrera que se lideraba y con el campeonato en juego, el entonces piloto de McLaren desplegó su frustración al quedar fuera del Gran Premio de Italia de 1999.

Por poquito

La temporada 2012 fue una de grandes satisfacciones para el tapatío Sergio Pérez y eso se confirmó en Monza ese año, cuando, desplegando un gran manejo de neumáticos, el tapatío logró pasar a los dos Ferrari para plantarles cara en su casa y quedar en el segundo sitio de esa carrera, en lo que fue el tercer podio en su carrera.

Sigue navegando