Martes, 23 de Julio 2024
null
Jalisco

Patines eléctricos tienen su apogeo

Hay un incremento de estos vehículos en las avenidas y centros históricos, por lo que organizaciones civiles piden regularlos
 

El Informador

Sin reglas claras, el uso de patines eléctricos o scooter se incrementó en la metrópoli. Para los usuarios hay dos beneficios: la eficiencia en los traslados y el ahorro de dinero. Sin embargo, un accidente puede resultar fatal, en caso de no usar protecciones (como el casco).

Este medio acudió a dos puntos de venta de vehículos no motorizados en el Centro tapatío, en los que se encontró que había más patines eléctricos a la venta que bicicletas o motos. En una tienda departamental estaban en el mostrador nueve patines eléctricos, con precios de entre los cinco mil a los 18 mil pesos. La principal característica era su velocidad máxima, que va desde los 30 hasta los 60 kilómetros por hora; en contraparte, solamente había cuatro bicicletas. El personal confirmó que hay una mayor demanda de patines eléctricos en las últimas semanas. 

En la segunda tienda se ofrecían patines eléctricos y bicicletas con motor. Los precios de los patines estaban desde los siete mil hasta los 28 mil pesos. Uno de los trabajadores afirmó que hay un incremento en las peticiones tanto de información como de compra por los scooter, debido a sus costos y la facilidad de manejo. 

“Dejé el auto y me subí al patín. Lo que gasté en el patín eléctrico lo recupere en tres meses: dejé de usar el auto y consumir gasolina. Es muy económico, aunque acepto que un accidente puede resultar fatal. Hay que estar al 100% para no cometer una imprudencia… pero el riesgo de ser atropellado por los autos o camiones es frecuente”, reflexiona César Martínez, empleado de un restaurante en el Centro Histórico.

La nueva Ley de Movilidad de Jalisco indica que solamente a los que tienen un límite de velocidad de 25 kilómetros por hora se les considera como vehículos no motorizados. 

Si bien las bicicletas y los patines eléctricos están considerados como vehículos no motorizados, algunos alcanzan hasta los 60 kilómetros por hora, pero evaden el registro ante la Secretaría de Hacienda Pública.

“Para el caso de vehículos no motorizados, específicamente bicicletas, monopatines y otros vehículos sin motor de combustión interna, cuya velocidad máxima no supere veinticinco kilómetros por hora y peso menor a treinta y cinco kilogramos, no aplica su registro de vehículos, salvo que la persona usuaria del vehículo necesite registrarlo por motivo de robo o extravío”, señala la ley.

Joel Iván Zúñiga, director de la firma de consultoría en movilidad urbana EPSVIAL, señala ese “hueco” en la Ley de Movilidad: 

“Se asume que es un vehículo que se acerca más al uso de una bicicleta motorizada”, pero hay riesgos por la alta velocidad. 

Rafael González Bravo, integrante del Colegio de Profesionistas de la Movilidad Urbana, precisa que se deben regularizar estos vehículos, principalmente por el tema de la velocidad, que supera a lo permitido en la ley. 

En un ejercicio de observación en el cruce de Hidalgo y Federalismo, durante una hora se observó que el número de personas circulando en bicicleta fue de 181, mientras 25 pasaron en patines eléctricos. “Pasan a todo dar, como si no tuvieran precaución”, criticó Cristina mientras caminaba sobre Federalismo, antes de cruzar Hidalgo.

El pasado 21 de mayo, integrantes del Observatorio Ciudadano de Movilidad de Jalisco llamaron a regularizar estos vehículos ante su incremento, sugiriendo que las autoridades deben aplicar medidas urgentes para proteger a los conductores, pero también a los peatones.

Joel Zúñiga, director de la Consultoría en Movilidad Urbana, advirtió que entre más alta sea la velocidad a la que circule el patín, mayor será la gravedad del accidente. “Aunque circules a baja velocidad, un impacto con otro vehículo a 40 o 50 kilómetros será fuerte, pues prácticamente se duplica la velocidad en el momento del impacto”.

Usuarios de patines deben utilizar medidas de protección. EL INFORMADOR/H. Figueroa

Un ahorro, con riesgos

Baltazar Torres circula por la ciclovía de avenida Federalismo para alcanzar el carril exclusivo del BusBici en avenida Hidalgo en su patín eléctrico. Lo compró por un costo de cinco mil pesos, pero para él ha representado un ahorro de tiempo y dinero en sus traslados diarios tanto a su trabajo como a otros destinos.

“Claro (me ahorro dinero) y tiempo, sobre todo tiempo. Circulo cerca de 10 kilómetros diarios y nada he invertido (en mi patín eléctrico)”.                       

¿Cuánto se ahorra al mes en gasolina o en pagos de transporte público?  “Uy, yo creo que al mes fácil unos 800 pesos, más o menos. Porque voy y pago el camión de ida y el regreso”, contó a este medio de comunicación.

Circula a la velocidad permitida para los patines eléctricos por la ley que es de 25 kilómetros por hora, aunque lo hace sin casco, coderas o rodilleras que le ayuden a protegerse en caso de un accidente que pueda sufrir. 

Desde los cinco mil pesos…

Para usuarios de patines eléctricos, el mayor gasto se hace en la compra de ellos: este medio documentó en dos puntos de venta de vehículos no motorizados en la zona centro de la ciudad en los que se encontró que había más patines eléctricos a la venta que otro tipo de vehículos: en uno de estos comercios, que es una tienda departamental, se encontraban en mostrador nueve patines eléctricos, con la variación de sus precios, los cuales van desde los cinco mil pesos el más barato hasta los 18 mil pesos en el caso de los más costosos. Entre todos ellos, su principal característica era su velocidad máxima, que va desde los 32 kilómetros por hora o más; en contraparte, solamente había cuatro bicicletas en venta. En la segunda tienda se ofrecen patines eléctricos y motobicis; es decir, bicicletas con motor, así como motonetas, aunque no se estaban ofertando bicicletas, pese a que es uno de los productos que, según los anuncios de la empresa a las afueras del negocio, se venden.

Los patines eléctricos se ofertan desde los cinco mil pesos en la ciudad, pero su riesgo de accidente es alto. Hasta el momento no hay reglas claras ni sanciones contra estos conductores. EL INFORMADOR/H. Figueroa

Los patines eléctricos grandes tienen prohibido usar ciclovías

Para Monse, es común observar patines eléctricos circulando por la ciclovía, tanto a exceso de velocidad como en sentido contrario. “Ahorita pasó uno a un lado de mí, casi me pega de lo rápido que iba, se supone que debería venir del lado de enfrente”, contó mientras circulaba por la avenida Ávila Camacho, a la altura de la estación Circunvalación Country de la Línea 3 del Tren Ligero. 

Aunque no ha tenido percances o visto accidentes de personas que van circulando sobre patines, sí ha observado que circulan en plenas avenidas entre los vehículos, arriesgándose a algún incidente de tránsito. 

Pese a ello, sólo hay pocos patines eléctricos o scooter que, por ley, tienen permitido circular por las ciclovías: de acuerdo con la nueva Ley de Movilidad, Seguridad Vial y Transporte Público solamente los vehículos no motorizados pueden circular sobre las ciclovías y entre ellos, se incluye a las bicicletas y a los patines eléctricos cuya velocidad no supere los 25 kilómetros por hora.

Sin embargo, tanto en tiendas departamentales como en línea se venden variedad de patines eléctricos que superan la velocidad estipulada; por ejemplo, el promedio observado por este medio es de velocidades máximas de 32 hasta los 65 kilómetros por hora. 

La velocidad superior a lo establecido en la ley impide circular por las ciclovías y otros puntos específicos para vehículos no motorizados; además, el artículo 197 de la ley no obliga al registro de estos vehículos, sólo cuando supera la velocidad estipulada.

“Para el caso de vehículos no motorizados, específicamente bicicletas, monopatines, y otros vehículos sin motor de combustión interna, cuya velocidad máxima no supere veinticinco kilómetros por hora y peso menor a treinta y cinco kilogramos, no aplica el registro de vehículos salvo que la persona usuaria del vehículo necesite registrarlo por motivo de robo o extravío”. 

Enfrentan desafíos

Joel Iván Zúñiga, director general de la firma de consultoría en movilidad urbana EPSVIAL, señaló que las personas que conducen patines eléctricos en las calles enfrentan diversos desafíos, por ejemplo, la falta de equipo de seguridad, que puede poner en riesgo tanto a ellos como a los peatones. 

“Los utilizamos sin la protección adecuada y evidentemente debe ser por lo menos un casco. El riesgo no sólo es para la persona que lo va a conducir, sino para todos los transeúntes y los demás usuarios de los sistemas de vialidad. Es muy sencillo circular en sentido contrario por cualquier margen de la banqueta y los vemos a media calle, sentido contrario, banquetas”.

Es común verlo patines en lugares exclusivos para bicicletas. EL INFORMADOR/Archivo

LA VOZ DEL EXPERTO

Invitan a regular la velocidad

Rafael González Bravo, integrante del Colegio de Profesionistas de la Movilidad Urbana.

“Se deben regularizar estos vehículos, principalmente por el tema de la velocidad que supera a lo permitido en la ley”, señaló Rafael González Bravo, integrante del Colegio de Profesionistas de la Movilidad Urbana.

“Para poder regularizar sería enfocar los límites de velocidad en los que van a poder circular. Ahora la única recomendación que se les hace, porque no hay un registro, es que circulen por las ciclovías, corriendo riesgo, y no tienen ningún tipo de seguridad para circular por las ciclovías; y establecer los límites de velocidad bien marcados”. 

En días pasados, integrantes del Observatorio de Movilidad y Transporte del Estado llamaron a las autoridades a regularizar a estos vehículos y que deberían ser los municipios los encargados de ordenarlos. 

Ante la falta de infraestructura, Rafael González Bravo sugirió que se podrían acondicionar algunas zonas de la ciudad para que puedan circular sin que generen conflictos con otros ciudadanos como los peatones, ciclistas o los mismos automovilistas. 

“Generar zonas de circulación, de hecho, esa infraestructura es una parte muy importante, la falta de infraestructura para los scooter le puede ocasionar un accidente, tanto al que va en el scooter como al que va circulando, y establecer zonas de circulación (…) además, el patín eléctrico es para distancias cortas; entonces, también se pudieran generar paradores seguros como para bicicletas o patines eléctricos mientras continúan su trayecto para descansar”.  

“Si tiene ruedas y es un vehículo, por lo tanto debe estar normado; no solamente para garantizar la seguridad de quien lo lleva, sino de los que están alrededor”, dijo Raúl Díaz Padilla, integrante del observatorio.