Sábado, 01 de Octubre 2022
null
Jalisco

Multan a más camioneros por fallas en prepago

Usuarios del transporte público se quejan debido a las máquinas descompuestas y también porque las alcancías no dan vuelto

El Informador

Rubén Pérez toma todos los días la Ruta C125. Señala que una vez por semana, el sistema de pago electrónico no funciona. “El chofer te dice: ‘No sirve la tarjeta’. Pero es mejor usarla porque a veces no hay cambio para pagar en efectivo”. Mientras espera una unidad, recuerda que en algunas ocasiones ha perdido 50 centavos por realizar el pago en efectivo con 10 pesos. La máquina se queda con el sobrante.

De acuerdo con la Secretaría de Transporte (Setran), van en aumento las multas por no usar u operar con fallas el sistema de prepago instalado en los camiones. En el 2020, cuando los equipos de pago electrónico quedaron instalados, se levantaron mil 035 sanciones, pero el año pasado se incrementaron a mil 739 y durante el primer semestre del ejercicio actual ya se emitieron mil 325.

La dependencia reporta que la Ruta C125, la cual cuenta con dos vías hacia Tlajomulco, así como la T17 (antes 632), son las que tienen el mayor número de multas en los últimos dos años.

Karina González añade que en varias ocasiones no ha podido pagar con la tarjeta. “No funciona a veces la maquinita y le tienes que dar el dinero al camionero, o lo depositas en una cajita que tienen. A veces ni siquiera te reconoce la moneda y tienes que pagar otro pasaje”.

“Esta unidad de la Ruta T17 no me permitió depositar el pasaje en la alcancía. El chofer me indicó que se lo tenía que entregar a él”, denuncia Luis Cruz.

Otro usuario reporta que esa ruta no estaba dejando depositar el pago en la alcancía, por lo que la Setran le respondió a través de sus redes sociales que la unidad había sido infraccionada “por aplicar condiciones distintas a las autorizadas”.

MI MOVILIDAD

“Se complica mucho con esa tarjeta”

Silvia Maricela Meza se rehúsa a adquirir la tarjeta Mi Movilidad para pagar los viajes del transporte público, porque considera que gasta más dinero, aunque regularmente paga 10 pesos por cada viaje; es decir, pierde 50 centavos en cada traslado.  

“Mi marido es el que la usa. Le pones 100 pesos y de repente seis o siete pasajes y ya no tiene nada. Sí se complica mucho con esa tarjeta”. 

Insiste en que prefiere “cargar suelto” y así cubrir sus gastos en los camiones. “Lo deposito en la máquina para evitar ese tipo de cosas… como él que a veces decía que sí traía saldo en la tarjeta, la ponía y ya no traía nada; me pasó andando con él. No sé qué pase en la maquinita que se cobra de más o no sé”. 

El problema es que Maricela casi siempre paga con 10 pesos. “Muchas veces también las monedas chicas de 50 centavos, las maquinitas no las aceptan, le batallas”. 

En algunas ocasiones le da la moneda de 50 centavos al conductor, si es que accede a que se realice el pago de esta manera. “Le pones el dinero y nada más la monedita es la que le das al conductor porque la máquina las rechaza. No me parece porque de 50 en 50 centavos… por ejemplo, ahorita voy a tomar cuatro camiones y son dos pesos que te pueden servir para otro camión”.

Dan carpetazo a 10 denuncias contra el transporte público 

En julio de 2020, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción para que investigara el caso de las alcancías instaladas en el transporte público, las cuales no dan el cambio de 50 centavos, señalando que se quedan con alrededor de 1.1 millones de pesos diarios. 

Tres meses después, el fiscal Anticorrupción, Gerardo de la Cruz, informó que había dos investigaciones abiertas: una a partir de la recomendación emitida por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) sobre el tema, y la segunda la de la FEU. 

A estas denuncias se les dio carpetazo. Vía Transparencia, la Fiscalía respondió que en los últimos cuatro años se presentaron 12 denuncias por presuntos actos de corrupción que involucran al transporte colectivo, de las cuales cinco se enviaron a archivo temporal y en otras cinco se abstuvieron de investigar. 

Las anteriores corresponden a las denuncias presentadas entre 2018 y 2021. Sólo dos se encuentran en investigación inicial, presentadas el año pasado y en el ejercicio actual. 

Por tanto, la dependencia aclaró que a la fecha no hay personas vinculadas a proceso ni sentencias.

Los imputados o probables imputados en las denuncias presentadas trabajan o trabajaban en la Secretaría de Transporte (Setran) y el Tribunal de Justicia Administrativa. Este último se señala en sólo una investigación. 

De acuerdo con la dependencia, no hay ningún particular señalado. Los empresarios señalados a mediados de este año, forman parte de una investigación a cargo de la Fiscalía del Estado. 

En julio pasado, esta última dependencia informó que logró la vinculación a proceso en contra de Hugo Maximiliano H. y Óscar Leonel H., presuntos responsables del delito de fraude específico en perjuicio de una empresa concesionaria de la extinta ruta 380. 

Los empresarios fueron contratados para la instalación de equipos en las unidades de transporte, “sin que realizaran la misma”.

Los hechos ocurrieron en 2018, “cuando estos se obligaron a llevar a cabo la instalación de cámaras de videovigilancia, equipo electrónico de pago, cuentapasajeros y pantalla de información; sin embargo, y pese a que los afectados cubrieron el monto de los equipos, estos nunca fueron colocados en las unidades, por lo que presentaron la denuncia correspondiente”. 

Génesis Hernández, titular del Observatorio de Movilidad, propone que se incluya un área que tenga las facultades a comunicar al usuario qué está pasando con los 50 centavos.

Aunque el prepago es uno de los principales elementos del nuevo sistema de transporte público, no ha sido suficiente y las personas se quejan de las fallas al momento de pagar. EL INFORMADOR/A. Camacho

LA VOZ DEL EXPERTO

Sigue pendiente rendir cuentas sobre alcancías 

Génesis Hernández Díaz, coordinadora del Observatorio de Movilidad y Transporte de Jalisco.

“Es una gran deuda. Hasta la fecha no se han dado datos claros de qué ha pasado con ese dinero”, destacó la coordinadora del Observatorio de Movilidad, con relación a los 50 centavos que muchos usuarios depositan como excedente en las alcancías del transporte público que no dan cambio. 

Señala que prácticamente la tarifa es de 10 pesos cuando no se puede utilizar la tarjeta de Mi Movilidad por fallas en el sistema. “En ocasiones orillan a los usuarios a pagar en efectivo o la tecnología no funciona”. 

Hernández Díaz comenta que mucha gente no presenta queja porque “a veces no está la información a la mano para generar el reporte. Hay desinformación, la gente no sabe”. 

Insiste en que pese a las investigaciones que se iniciaron sobre las conocidas como “alcancías rateras”, las autoridades no han informado a quién compete dar la información de los recursos recaudados como excedente a través de éstas. “Que nos informen por transparencia. ¿Qué está pasando? ¿Quién se los está quedando? ¿Para qué los están utilizando?”

Subraya que ya no opera el modelo hombre-camión, pero siguen habiendo maneras de generar este tipo de procesos recaudatorios que afectan el bolsillo de los usuarios.  

Otro de los pendientes, dice, es el sistema de recarga, el cual debe ser más ágil para el usuario, pues en ocasiones, las tiendas de conveniencia no cuentan con sistemas para realizarlas. “En el sentido que se pueda generar con transferencia bancaria, por ejemplo”. 

Señalan a las unidades por exceso de velocidad

“Me ha tocado que los camioneros van súper rápido. Me tocó en el 59 (T04-B3).  El camión iba súper rápido, frenó y una señora ya grande que estaba en los asientos amarillos se cayó y se lastimó la rodilla”, recuerda Karina González. 

La usuaria comenta que lo anterior ocurrió hace menos de un mes. “Lo bueno que yo iba en los asientos de hasta atrás y junto a otra persona; no alcancé a caer, pero otras personas se fueron hasta adelante por lo fuerte que frenó”. 

La joven que usa el transporte público para acudir a su universidad y a su centro de trabajo, considera que no hay avances suficientes en la reestructuración del transporte público. “Los camiones son muy viejitos, por ejemplo, los de esa ruta; ni limpieza tienen”. 

El jueves pasado, la Secretaría de Transporte (Setran) anunció que la Asociación Internacional de Jefes de Policía les donó un equipo para medir la velocidad en el transporte público. 

Esto, en el marco de la iniciativa Bloomberg Philanthropies por la seguridad vial, la cual tiene como objetivo reducir las muertes y lesiones derivadas de siniestros de tránsito. 

Los equipos serán utilizados en los operativos de supervisión al transporte en el Área Metropolitana de Guadalajara. 

“Los radares que recibió la Setran son Stalker LidarCam con control de velocidad y capta fotos de precisión láser; el software de campo funciona en laptops o tabletas con Windows y en combinación con una cámara digital de alta resolución, es una herramienta que permite registrar evidencia de infracciones en imágenes o video, pues a través de un disparo de la cámara es posible cronometrar un vehículo a alta velocidad, así como obtener datos del mismo”, detalló la dependencia a través de un comunicado. 

Alma Chávez Gutt, del colectivo Víctimas de Violencia Vial, destacó que el uso de la tecnología ha permitido salvar vidas. La instalación de radares de velocidad en el anillo Periférico, dijo, ha logrado que las muertes por accidentes viales bajen en un 40 por ciento.  

La ruta 632 es una de las rutas con más multas. EL INFORMADOR/A. Camacho

PARA SABER

Avanza renovación 

  • Hasta abril pasado, el Gobierno estatal tenía pendiente renovar 767 unidades de un total de mil 953 que operaban fuera de norma. Mil 465 se detectaron al inicio de la actual administración, el resto corresponde a camiones que ya cumplieron su vida útil el año pasado y los que se sumarán en el actual. 
  • El compromiso es que los vehículos pendientes se renueven en lo que resta del actual sexenio.
  • En 2020 se renovaron 984 unidades con una inversión de 480 millones de pesos. El año pasado se añadieron 202 con una bolsa de 100 millones de pesos. Para este año se tiene un presupuesto de 197 millones de pesos para renovar más de 350 camiones, quedando pendiente el recurso a destinar para el próximo año, según datos de la Setran. 

GUÍA

Regularizarán el servicio de mototaxis 

A casi cuatro años de iniciada la actual administración estatal, las autoridades informaron que los mototaxis podrán seguir operando en la ciudad, siempre y cuando acepten la regulación propuesta, brinden el servicio sólo al interior de fraccionamientos y no circulen por avenidas principales.

A la fecha no se ha podido resolver el problema de falta de servicio de transporte colectivo en los nuevos desarrollos ubicados en las periferias de la ciudad, por lo que la regulación de los mototaxis es una alternativa para cubrir ese tipo de zonas como Santa Fe y Chulavista en Tlajomulco.

“Los mototaxis son un servicio que puede funcionar siempre y cuando se mantenga dentro de los desarrollos habitacionales. Lo que no puede haber es el desorden que hay, lo que tenemos que hacer es ordenar y establecer que ese servicio puede funcionar adentro de esos fraccionamientos, pero no pueden estar circulando mototaxis en vialidades principales porque ponen en riesgo a los usuarios y a los choferes”, argumentó el gobernador. 

Otro proyecto para ampliar la cobertura del transporte es considerar la puesta en operación de camionetas tipo Van, a través del modelo de cuencas de servicio que está pendiente desde la pasada administración. 

Estas unidades podrían brindar el servicio como alimentadoras de la Línea 4 del Tren Ligero hacia Tlajomulco. Camionetas similares circulan actualmente de manera irregular en algunos municipios metropolitanos, principalmente en Zapopan.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina del servicio de los camiones?

Participa en Twitter en el debate del día @informador