Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Noviembre 2019
Tecnología | Estos exámenes son utilizados por lo general para lograr un puesto laboral o la admisión a alguna escuela

Un IQ alto no es garantía de inteligencia

Estudios demuestran que a pesar de contar con altos niveles de coeciente intelectual, las personas pueden no saber utilizar sus capacidaes de razonamiento para las decisiones que se toman día con día

Por: SUN

TORONTO,CANADÁ.- El coeficiente intelectual (IQ por sus siglas en inglés) es el resultado de algunos tests que miden la inteligencia de las personas; de acuerdo a las escalas actuales, la media es 100 puntos, los valores por encima o debajo de ella sugieren mayor o menor capacidad intelectual.

Estas pruebas miden aspectos muy concretos como el razonamiento lógico, la capacidad de abstracción y de memoria, las calificaciones obtenidas pueden ser altas; sin embargo, al momento de medir las habilidades para solucionar problemas de la vida diaria, un alto cociente no significa que estas destrezas puedan ser adquiridas y utilizadas de forma cotidiana, señala el profesor de Psicología de la Universidad de Toronto, Keith Stanovich.

"Las pruebas de IQ miden una parte importante de las funciones cognitivas y son buenos para predecir el éxito académico y laboral, pero están incompletos, no miden toda la gama de habilidades que incluye el pensar bien" menciona Stanovich al sitio NewScientist.

Estos exámenes son utilizados por lo general para lograr un puesto laboral o la admisión a alguna escuela, por ello han sido criticados, debido a que no garantizan una evaluación de la inteligencia integral de las personas y de las habilidades para desarrollar tal o cual profesión.

Stanovich y otros colegas como Jonathan Evans de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido, promueven que se ponga más atención a las facultades cognitivas que van más allá de la inteligencia, y éstas son tan importantes para elaborar juicios correctos y tomar buenas decisiones. "El IQ es solamente una parte de lo que significa ser listo" afirma Evans.

Uno de los problemas identificados en las pruebas de inteligencia es que son efectivos para medir sólo habilidades deliberadas como el uso de la razón y la memoria, sin embargo, no pueden medir la inclinación de las personas a utilizar estas características cuando la situación lo demanda.

La profesora Wändi Bruine de Bruin de la Carneige Mellon University de Pittsburgh ha encontrado en sus estudios que la inteligencia no es el único factor que tiene que ver si alguien piensa correctamente y toma buenas decisiones. De hecho, estos factores están asociados también a los acontecimientos de vida y costumbres de cada persona.

Los científicos como Evans y Stanovich se encuentran a favor de elaborar pruebas que midan también el cociente racional y no sólo intelectual de las personas, es decir, que se evalúen habilidades como la toma de decisiones y el razonamiento diario.

Temas

Lee También

Comentarios