Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Noviembre 2019
Tecnología | La medicina tradicional sana los síntomas no cura lo que causó el problema

Ocho horas para alcanzar la salud, armonía y amor

A través de la estimulación cerebral y la meditación, Javier Malcolm quiere ayudar a los mexicanos a sanar el alma

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- Estamos acostumbrados a limpiarnos el cuerpo, los dientes, a lavar el auto, la ropa, la casa, pero nadie habla de la higiene emocional y mental que toda persona debería tener.

Limpiar el alma, curarla de rencores, depresiones y ansiedades es la única manera de sanar el cuerpo físico, así lo cree Javier Malcolm, quien está en México para compartir esta idea.

Malcolm estudió la licenciatura en Derecho y luego de litigar seis años y dar clases en la universidad dejó todo para convertirse en monje hinduista y budista, pues desde niño siempre tuvo la inquietud de ayudar a los demás, por lo que viajó a la India y luego a Tailandia.

Javier a simple vista parece un hombre común, no lleva el típico atuendo de un monje, vestido con pantalón, camisa y suéter dice: “visto así porque quiero transmitir que para llegar a otro estadio espiritual no se necesita llevar el traje de luces (como él lo llama), cualquier persona puede hacerlo”.

Malcolm ideó una técnica para ayudar a las personas a sanar el alma (saktipa), la cual él ve como un regalo del universo que quiere compartir con los demás.

Su método consiste en meditación y estimulación cerebral a través de frecuencias binaurales, lo llama The beginning (El inicio), parte de su Kundalini Advanced Program (Programa avanzado de Kundalini) que ha tenido gran éxito.

“La medicina tradicional sana los síntomas (con fármacos), no cura lo que causó el problema: el estado mental y emocional”, dice Malcolm, quien también, imparte terapias personales, atendiendo sobre todo problemas de depresión, ataques de ansiedad, insomnio, miedos, anorexia, autoestima y fobias.

“Nuestra sociedad vive una epidemia de depresión y ansiedad, por ello hoy quiero transmitir el conocimiento de una técnica monástica que sólo estaba permitida a los altos jerarcas, sin necesidad de que las personas tengan que irse a un monasterio, cambiar de vida, de país o de atuendo”, comenta.

El ex abogado no usa celular ni la computadora, y apenas está entrando al mundo de internet a través de su página www.sanandoelalma.com en la que invita a la gente, no a creer en lo que dice, sino a atreverse a experimentarlo.

“A mis 52 años soy la prueba viviente de que esto realmente funciona, llevo 20 años siendo vegetariano y nunca me he enfermado; yo decido con qué funciono y con qué no en este mundo”.
 

Camino a la liberación

Para Malcolm, la población de México y del mundo entero ya no cree en sus gobiernos, ni en sus religiones, ni en sus padres, ni en sus líderes y lo más triste, ni en ellos mismos.

“Ya basta de tanto dolor, angustia, confusión, hoy la gente ya no sabe en quien creer y en quién no. Nada los satisface, todo suena hueco, por eso viven confundidos y ansiosos, de ahí surgen las adicciones y los suicidios.

“No nos enseñaron a amar las cosas, a la naturaleza, por eso tristemente la ciudad de México es una de las más contaminadas del mundo. No nos enseñaron a amarnos, por eso persiste la cultura del mártir, y ya no necesitamos eso, sino héroes espirituales, responsables de sí mismos y de lo que hacen”,

De acuerdo con Javier Malcolm, así como el feudalismo, la monarquía y el comunismo se desgastaron, hoy el capitalismo está en la misma situación, “necesitamos un nuevo orden social, más no un nuevo líder, hoy tengo que creer en mí porque el creador de mi realidad soy yo, obviamente el exterior impacta en ti, pero tú decides hasta donde. Ya no necesitamos creer en alguien más, sólo en nosotros mismos”, concluyó.

El monje budista nació en la ciudad de México, pero reside actualmente en San Antonio, Texas, en Estados Unidos. Ha impartido innumerables cursos de meditación y reprogramación como técnicas para meditar, apertura del tercer ojo, apertura del corazón, purificación emocional, retiros de silencio, técnica pospránica y regresión a vidas pasadas.

En el seminario que impartirá el sábado 28 de noviembre, de 10 de la mañana a seis de la tarde, utiliza un mantra milenario, al que llama “el regalo”. Al pronunciarlo, la gente empieza a sentir de inmediato más paz, claridad mental y mayor armonía. De cada 100 personas, 98 lo perciben, y esa es la intención, que la gente lo experimente.

 

 

Temas

Lee También

Comentarios