Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Febrero 2019
Tecnología | Esto afirmó Harold Kroto Premio Nobel de Química 1996

El futuro de la nanotecnología es el autoensamblado

El objetivo de la nanotecnología en sesenta años será idear dispositivos que se ensamblen solos, a imitación de los organismos vivos.

Por: EFE

En la fotografía un hombre coloca un ''Pendrive'' en un ''Bonsai bioeléctrico'' que convierte la energía de la planta en voltaje. EFE  /

En la fotografía un hombre coloca un ''Pendrive'' en un ''Bonsai bioeléctrico'' que convierte la energía de la planta en voltaje. EFE /

PAMPLONA, ESPAÑA (10/MAR/2011).- Dentro de cincuenta o sesenta años el objetivo de la nanotecnología no será hacer cosas cada vez más pequeñas sino que se ensamblen solas como ocurre en la naturaleza, por ejemplo, con un organismo vivo, afirmó hoy el Premio Nobel de Química 1996 Harold Kroto.

Kroto comentó en una rueda de prensa en la Universidad Pública de Navarra (norte de España) que la nanotecnología podría permitir en el futuro fabricar automóviles indeformables en accidentes o construir aviones tan ligeros y resistentes que, en caso de que sufrieran un fallo en los motores, pudieran planear y aterrizar.

Estas serían algunas de las aplicaciones prácticas de un campo de investigación que hoy es debatido en el Palacio de Congresos de Pamplona, en una jornada titulada "Nanotecnología Horizonte 2030".

Kroto explicó que en el futuro debería ser posible hacer máquinas nanométricas que se introdujeran dentro del cuerpo humano para curarlo, aunque apuntó que la "barrera" que existe para conseguir estos retos es que se desconocen aún muchos procedimientos químicos necesarios para realizar estas aplicaciones.

Este Nobel, descubridor de la nanopartícula de átomos de carbono llamada "Fullereno", que se autoensambla por sí sola en el espacio, destacó que la humanidad aún está muy lejos de hacer algo parecido, aunque en la naturaleza ocurre con frecuencia, como el ensamblaje de un cuerpo humano entero a partir de una célula.

El científico aseveró que con estructuras autoensambladas se podrían producir supercomputadoras del tamaño de un reloj de pulsera, aunque de momento no se tenga el control para conseguir que algo "se autoensamble cómo y cuando queremos. Ése es el paso que nos falta", dijo.

Cuando se inventó el primer transistor hace unos sesenta años, agregó, éste medía unos cinco centímetros y actualmente en ese mismo espacio pueden caber cientos de miles de megabites gracias a la nanotecnología.

Dentro de cincuenta o sesenta años, dijo el investigador, "en vez de hacer las cosas cada vez más pequeñas, conseguiremos que se ensamblen solas a partir de unas instrucciones iniciales" o que "los chips de los ordenadores, en lugar de fabricarse, se monten ellos solos".

Temas

Lee También

Comentarios