Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Enero 2018
Tecnología | Avanza la ciencia médica

Científicos convierten a pez transparente en un espejo del ser humano

Un estudio reveló el descubrimiento de una nueva especie de pez creada por el hombre.

WASHINGTON.- Científicos estadounidenses han creado un pez transparente que es genéticamente similar al ser humano y en cuyos órganos se puede observar el proceso de una metástasis y la producción de sangre tras un trasplante de médula espinal, reveló hoy la revista Stem Cell.
El "pez cebra", que constituye un modelo para la biología humana y las enfermedades, fue creado por el doctor Richard White en el Hospital Pediátrico de Boston (Massachusetts), en el marco de un programa de investigación de células madre.
Los peces cebra tienen tres pigmentos en su piel: refractante, negro y amarillo.
White creó el pez transparente mediante el cruce de una especie que carece de pigmento refractante con uno que no tiene pigmento negro.
El ejemplar resultante tenía solamente pigmento amarillo que lo hace transparente y en el que se ven claramente el cerebro, el corazón y el aparato digestivo.
Según los científicos, el pez proporciona un nuevo frente de investigación médica que rompe los moldes clásicos.
Hasta ahora los métodos tradicionales para estudiar las enfermedades del ser humano consistían en infectar a un animal con el mal y después examinar sus restos para determinar lo ocurrido.
Pero en el cáncer y en otros procesos de rápido desarrollo lo más probable era que se perdiera algo.
"Es como tomar fotografía cuando en realidad lo que se necesita es un vídeo", manifestó White, del Instituto del Cáncer Dana-Farber.
Hasta ahora, debido a su transparencia, los embriones del pez cebra habían permitido que los científicos estudiaran algunas enfermedades.
Sin embargo, a medida que se desarrolla, el cuerpo de los peces cebras pierde esa transparencia.
"Al cabo de cuatro semanas todo es invisible", manifestó White.
En el primer experimento con peces cebra totalmente transparentes los científicos pudieron observar el proceso de propagación de un cáncer.
Según el científico, el peor problema para los oncólogos era localizar el tumor y determinar su propagación en una metástasis fatal.
White indicó que hasta el momento no se sabe cuál es el fenómeno que impulsa a las células cancerígenas a propagarse a otras partes del cuerpo a partir de su punto de origen.
El científico creó un tumor de melanoma en la cavidad abdominal de un pez transparente.
Al estudiar al pez bajo el microscopio, el científico comprobó que las células comienzan a invadir el cuerpo a los cinco días en un proceso de metástasis que no se había observado hasta ahora en un organismo vivo.
Las células del melanoma parecían dirigirse hacia la piel después de abandonar la cavidad abdominal y no a otras partes del organismo.
"Lo que nos indica que esto no ocurre al azar. Saben dónde tienen que ir", indicó White.
Según el científico, el pez cebra también podría responder algunos interrogantes que se plantean en los casos de trasplante de células madre.
Los trasplantes de ese tipo de células ayudan a los pacientes de cáncer a reconstituir un caudal saludable de sangre.
Sin embargo, en algunos casos esos trasplantes no dan resultados por razones que se desconocen, dijo White.
Añadió que al estudiar la forma en que las células madre participan en la creación de sangre en el pez, se podría encontrar un método para acelerar el proceso en los pacientes de cáncer.
Además, señaló que podrían observarse "en vivo" los resultados que pudieran tener los medicamentos y genes administrados en el pez transparente.
White espera que este nuevo instrumento de investigación proporcione a los científicos un mayor conocimiento sobre la mutación de los genes que causa una serie de enfermedades, desde el mal de Alzheimer hasta las inflamaciones del aparato digestivo.
"Lo que sucede en un organismo vivo es diferente a lo que ocurre en un cultivo de laboratorio", señaló.
EFE 06-02-2008 JRMB

Temas

Lee También

Comentarios