Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Agosto 2018
Tecnología | La operación para destruir el satélite costará entre 40 y 60 millones de dólares.

Buques de guerra de EEUU se preparan para derribar satélite espía

El satélite tiene el tamaño de un autobús, está a la deriva y sus depósitos contienen hidrazine, un combustible para los motores de los satélites altamente tóxico.

Por: EL INFORMADOR

WASHINGTON.- Estados Unidos se prepara hoy para derribar un satélite espía norteamericano a la deriva antes de que caiga en la atmósfera de la Tierra, en una misión que puede mostrar al mundo su capacidad de defensa antisatélites.
Los jefes militares esperan que mejoraran las condiciones climáticas, pues el oleaje en el Pacífico es demasiado fuerte como para que los buques de guerra norteamericanos se coloquen en la posición correcta para disparar un misil contra el satélite cargado con combustible tóxico.
"No anticipamos que el clima sea lo suficientemente bueno" , indicó un jefe militar, quien dijo que la Marina probablemente no intente destruir hoy el aparato debido al mal tiempo.
"Pero estas cosas varían varias veces por día", advirtió el jefe militar, quien pidió mantener el anonimato.
Armado con dos misiles interceptores especialmente modificados, el 'USS Lake Erie' fue designado para interceptar el satélite sobre el Pacífico, anunciaron responsables del Pentágono.
El satélite tiene el tamaño de un autobús, está a la deriva y sus depósitos contienen hidrazine, un combustible para los motores de los satélites altamente tóxico.
La hidrazine ataca el sistema nervioso central y puede ser mortal en fuertes dosis, pero se degrada rápidamente con los rayos ultravioletas.
Precisamente la presencia de hidrazine es la justificación para derribar el satélite. Estados Unidos desmintió toda tentativa de imitar a China que, en enero de 2007, derribó con un misil un viejo satélite meteorológico chino.
Rusia ve en esta operación una prueba antimisiles escondida. Por su parte, Francia insistió el martes en que "todas las medidas sean tomadas" para garantizar la seguridad y la integridad de otros objetos espaciales.
De hecho, el Pentágono apeló a su sistema de defensa antimisiles, cuyos blancos potenciales -misiles balísticos- son de una talla muy inferior al satélite.
El 'USS Lake Erie', un buque de guerra de la clase Aegis, ya se encuentra frente a las costas de Hawai, según estos mismos responsables.
El 'USS Decatur', un destructor lanza misiles, armado de tres misiles interceptores, debía servir de respaldo. Otro destructor, el 'USS Russell', permanecía a la espera en Pearl Harbor, Hawai.
El plazo para destruir el satélite con un misil comienza este miércoles y se extiende hasta el 29 de febrero, dijo el responsable militar estadounidense.
"Tomaremos una decisión cada día" en función de una amplia gama de condiciones, añadió.
El Pentágono decidió esperar para llevar a cabo su operación a que el transbordador Atlantis aterrizara este miércoles en Florida, después de una misión de casi dos semanas en el espacio, pero quiere actuar antes de que el satélite vuelva a la atmósfera.
El regreso del Atlantis permitirá "a los militares estadounidenses derribar a este satélite-espía que se degrada a gran velocidad", subrayó Geoff Morrell, portavoz del Pentágono.
El Atlantis aterrizó este miércoles a 14h07 GMT.
La operación para destruir el satélite costará entre 40 y 60 millones de dólares y se apoyará en misiles SM 3, cuyo software ha sido modificado para "reconocer al satélite".
Primero guiado desde la Tierra, el misil se servirá luego de su sensor infrarrojo para alcanzar su blanco a cerca de 150 millas náuticas de altitud y a una velocidad de 4 km por segundo, según responsables del Pentágono.
Si el 'USS Lake Erie' falla su blanco, que se desplaza a 10 km por segundo, habrá que esperar 24 horas antes de efectuar un nuevo intento por derribarlo.
El secretario de Defensa, Robert Gates, es quien tiene la facultad para ordenar el disparo.

AFP 18:50 20/02/08 CCMS

Temas

Lee También

Comentarios