Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018

Suplementos

Suplementos | Las andanzas de una auténtica princesa tapatía

Usos y costumbres de la vida social tapatía

segunda de dos partes

Por: EL INFORMADOR

Hace unos cuantos días, tomando una copa en casa del notable coleccionista de arte EUGENIO LÓPEZ, en Los Ángeles, California, nos comentaba que recientemente había tenido entre sus invitados a una cena, a un joven estudiante de cine de origen griego, que decía tener familia mexicana… Al indagar un poco más sobre el tema, caímos en cuenta que no se trataba de otro que del heredero de una colosal fortuna... STAVROS NIARCHOS III, nieto de STAVROS NIARCHOS el gran naviero griego y rival de ARISTÓTELES ONASSIS...Y ¿por qué viene al tema este joven de 23 años? pues porque precisamente viene a ser bisnieto de la mítica tapatía GLORIA RUBIO de GUINNESS. Así, entre el complicado árbol genealógico de los descendientes de la reina de la suprema elegancia, resulta que ella, al casarse en primeras nupcias con FRANZ EGON VON FURSTENBERG, procrea dos hijos (la que también sería una belleza de antología) DOLORES y FERRY... pues bien, DOLORES espectacular rubia, hoy ya retirada de la escena social, casó en su momento con PATRICK GUINNESS, hijo del que sería el tercer esposo de su madre, el millonario inglés LOEL GUINNESS, dueño de una de las más grandes fortunas del mundo... DOLORES y PATRICK a su vez, tuvieron tres hijos: ALEXANDRA, LOEL II y VICTORIA GUINNESS... pasado el tiempo ésta última se casa con PHILIPPE NIARCHOS, de donde proviene el jovencísimo STAVROS, alumno de la FILM SCHOOL UNIVERSITY OF SOUTH CALIFORNIA... Aquí volvemos al tema central que nos ocupa... y no sabemos si a GLORIA GUINNESS el destino le tenía preparada una vida literalmente de “película” o es que ella se lo forjó a sí misma y a su modo... Mujeres bellas las hay por montones y más en esta ciudad de Guadalajara... pero no basta ser bella… sino poseer inteligencia, cultura y elegancia, tres atributos que a GLORIA le sobraban, así como hablar idiomas y dominar el arte de lo que los franceses llaman la “vie mondaine” y el “savoir faire”. Si analizamos paso a paso su vida, está llena de imprecisiones y misterio, pero esto es justamente lo que la hace más interesante, a veces la vida no es como realmente fue... sino como la recuerdan sus propios protagonistas, sea verdad o sea pura fantasía. ¿Y cómo es que la pequeña GLORIA, nacida en 1912, muy cerca del templo y Plazuela del CARMEN, hija de RAFAEL RUBIO y MARIA LUISA ALATORRE, llega a brillar como reina absoluta de la alta sociedad internacional del mundo entero?... ¿buena suerte o ganas de hacer bien las cosas? Su padre, aparentemente un abogado y periodista, junto con su familia, eran gente de buena cuna, pero no millonarios, eso sí parientes en algún grado de la elegante y exquisita LUZ BRIZUELA, quien durante la época porfiriana brilló como una auténtica lidereza social. Algunos escritores norteamericanos (como SHEILA GRAHAM) se empeñaban en afirmar que provenía de una muy pobre y miserable familia, tan afectos como lo son a lo que llamamos el “Síndrome de la Cenicienta”, los gringos adoraban esas historias de telenovela barata, de una mujer que, de la nada, llega a ser considerada como la “Más elegante del Mundo”... Ella, GLORIA, ni lo negaba, ni lo afirmaba... dejaba que la leyenda en torno a su vida se creciera más y más. Sin embargo, hay quien la recuerda en el CIRO’S, el famoso cabaret que existió en el Hotel Reforma de México, rodeada por ALFRED BLUMENTHAL (el dueño del lugar) y de toda la sociedad internacional que se movía allí, compuesta lo mismo de elegantes príncipes europeos destronados que huyendo de la Segunda Guerra Mundial, habían tomado a México como refugio... arruinados aristócratas tapatíos, los que ya sin sus haciendas y vastas propiedades se habían marchado a la capital en busca de mejores oportunidades... mezclados a su vez con gángsters, prostitutas de lujo y fulgurantes estrellas de HOLLYWOOD, que bajo el influjo de BLUMY BLUMENTHAL, venían a divertirse a esa maravillosa ciudad como lo fue el México de los cuarenta… También se cuenta que intentó, más o menos por los mismos años, hacer carrera en Hollywood (cosa que dudamos) ya que por 1945 la vemos modelando en Nueva York y posando para los más celebres fotógrafos de la época y francamente -si nos apegamos a la realidad- ya debía estar entonces casada y con sus dos hijos, viviendo en Madrid, en donde por cierto -se dice- hizo de espía de lujo para los nazis.
Allí en España precisamente, conoce al que sería su segundo esposo: Su Alteza el príncipe AHMED FAKRY, miembro de la familia real de Egipto. El matrimonio no dura gran cosa, pero ella ya para entonces estaba reconocida como gran figura internacional. La leyenda dice que una noche mientras LOEL GUINNESS estaba cenando en MAXIM’S, el más famoso restaurante de París, de pronto ve llegar a GLORIA, vestida de gran gala, haciendo una gran entrada altiva sin mirar a nadie, llamando la atención de la sofisticada clientela... LOEL comenta en su mesa: “No se quién sea esa mujer que viene entrando, pero estoy seguro que algún día va ser mi esposa”. La profecía se cumple y se casan en abril de 1951, formando la que sería una de las parejas más notables del mundo entero, compitiendo así en las grandes ligas, con personajes de la talla de los DUQUES DE WINDSOR, GIANNI y MARELLA AGNELLI, los PALEY o ARI ONASSIS y su entonces esposa TINA LIVANOS, por cierto, todos amigos entre sí. Cuando en una ocasión el NEW YORK COUTURE GROUP decide que JACKIE KENNEDY podría ser la mujer más elegante del mundo, alguien les corrige y les señala que “JACKIE es pura noticia” y sólo es una mujer que gasta demasiado en ropa para forzadamente tratar de verse bien, y que de ninguna manera podía ser más elegante que MRS. (Gloria) GUINNESS. Aún cuando sus modistos de cabecera lo fueron siempre CRISTOBAL BALENCIAGA y HUBERT DE GIVENCHY, su sencillez no tenía límites, a tal grado que su vestido favorito para estar en casa, le había costado 12.00 dólares en una tienda de saldos en Nueva York y para “el diario” siempre se le veía ataviada con un clásico “twin set” de lana y falda negra, con su inseparable collar de tres vueltas de perlas, una vestimenta muy pero muy a “la tapatía”, tan típica de todas aquellas señoras de la época... de cuando en Guadalajara se vestían con sencillez y discreción. Los vestidos haute couture los dejaba para las ocasiones especiales y, no siendo muy alta, guardaba unas proporciones perfectas, su estilizado cuello y perfil no han tenido punto de comparación. Lo importante antes que nada es “tener buen esqueleto... si no lo tienes de nada sirve gastar en trapos”, afirmaba mientras colabora como co-editora de modas en la revista Harper’s Bazaar y vaya... que GLORIA ¡lo poseía!
¿En qué residió su fama como la mujer más elegante del mundo? Pues precisamente en eso, en saberse mover en los círculos indicados... y en no gastar demasiado en trapos, y sin embargo siempre verse ¡IM-PE-CA-BLE!... Hoy, de nuevo la recordamos a 28 años de su fallecimiento, un 8 de noviembre de 1980 en Laussane, Suiza... Aquí en Guadalajara le sobreviven -supongo- su hermano RAFAEL RUBIO ALATORRE y su esposa BLANCA GONZÁLEZ de RUBIO, así como sobrinos y numerosa descendencia...

por: el duque de tlaquepaque

Temas

Lee También

Comentarios