Martes, 24 de Mayo 2022

LO ÚLTIMO DE Suplementos

Suplementos | La capital de Italia es también una de las capitales del mundo

Todos los caminos llevan a Roma

La capital de Italia es también una de las capitales del mundo. Su cultura, historia, gastronomía y arquitectura son un eterno imán para los aventureros

Por: EL INFORMADOR

Los visitantes quedan maravillados por la vista y por las visitas guiadas por “personajes” disfrazados de acuerdo al Imperio. ESPECIAL / F. Monteforte

Los visitantes quedan maravillados por la vista y por las visitas guiadas por “personajes” disfrazados de acuerdo al Imperio. ESPECIAL / F. Monteforte

GUADALAJARA, JALISCO (08/FEB/2015).- Más de dos mil años de historia son la base del mote de “ciudad eterna” con que se conoce a Roma, Italia; así, con diferentes periodos de esplendor y desgracia, la urbe guarda sus marcas y vestigios que se combinan con el paisaje contemporáneo para convertirla en un sitio único y de enorme atractivo que, gracias a sus más de 17 millones de visitantes anuales, la convierten en el tercer destino en importancia en Europa —tras París y Londres— así como un espacio de renombre mundial cuyo encanto no decae.

Los impresionantes monumentos y restos arqueológicos son el emblema de Roma, donde el tiempo parece correr a diferente velocidad; de este modo, un paseo por sus calles se puede convertir en un viaje a distintas épocas y, asimismo, una pródiga lección de historia y belleza. Su clima es propiamente mediterráneo y el Mar Tirreno baña la costa de la región, a solamente 20 kilómetros del Mar Mediterráneo, lo que produce un ambiente cálido y agradable de junio a setiembre.

Tradición multicultural

Hacer un resumen histórico de la ciudad en pocas líneas es tarea imposible; desde sus míticos orígenes —donde se funden los nombres de Eneas y los mellizos Rómulo y Remo— sobre siete colinas se pasa a la gloria imperial que conquistó el mundo conocido y, de ahí, a la capital global del cristianismo cuando se volvió la sede del papado; con todo, resulta infinita la cantidad de razones para visitar Roma, enamorarse de la ciudad y querer volver siempre, no en balde “todos los caminos” conducen a esta metrópoli, una de las cunas de la civilización occidental y ejemplo de sobrevivencia.

Ahora, ser la sede de una religión hizo de Roma un espacio de culto y objeto de peregrinaje, de ahí que la tradición de recibir viajeros y ser un área de convivencia de diferentes culturas es milenaria; los motivos varían pero se mantiene como destino para artistas y personajes de diferente índole que dejaron su marca indeleble en la historia de Roma.

Un patrimonio monumental

Por su importancia turística, no es raro que haya en la ciudad una gran cantidad de recorridos para conocer y disfrutar de sus diversas atracciones, con la posibilidad de encontrar diversas opciones de acuerdo con el gusto y el presupuesto del visitante. Sin embargo, no deben pasarse por alto que la abundancia de sitios turísticos implica elegir; por ello, he aquí algunos de los más característicos e importantes.

Sin duda, el primero de ellos debe ser el Coliseo, que fue centro de espectáculos de la Roma antigua y que se sitúa en el centro, en la zona con más ruinas de la ciudad; cercano, se encuentra el Arco de Constantino, erigido en el año 315 a. C. y que delimita el área entre el Coliseo y el Foro Romano, antiguo centro de la vida romana. A esto, puede sumarse el templo de Apolo Palatino, ubicado sobre una de las siete colinas sobre las que se fundó Roma.

Como parte de su gran arquitectónico —un legado de arte, historia y tradición— no debe olvidarse la trascendencia religiosa de la ciudad, sede de El Vaticano, donde se encuentran significativas iglesias y templos, entre los que destaca la monumental Basílica de San Pedro, considerada el centro espiritual de los católicos; asimismo, la Capilla Sixtina es uno de los más preciados tesoros de la ciudad, construida entre 1471 y 1484, y decorada por Miguel Ángel. Si se tiene tiempo se puede visitar San Juan de Letrán y el Museo del Vaticano, un enorme complejo de más de 1300 habitaciones distribuidas en 12 grandes salas.

Esparcimiento y ocio

A la grandiosidad histórica se suman los célebres parques y plazas de la urbe, lugares de esparcimiento y ocio de fama mundial, espacios decorados con esculturas o jardines, como el Campo de’ Fiori, en el rione Parione; de igual forma, resultan visita obligada tanto la Piazza del Popolo como la Piazza Navona, una de las más famosas de Roma.

Por lo que toca a sus afamadas fuentes, las hay en gran cantidad y sorprenden por sus impresionantes esculturas y la gracia de su diseño; se ubican esencialmente en las plazas o zonas céntricas, por lo que son fáciles de encontrar y tienen gran concurrencia; entre las más importantes están la Fuente del Tritón y, a poca distancia, la Fontana di Trevi, erigida por Nicola Salvi con base en una idea de Bernini entre 1732 y 1751, pero que Fellini inmortalizó en su película “La dolce vita”.

Más allá de las opciones de El Vaticano, la ciudad posee una gran selección de museos con impresionantes colecciones de arte, pinturas y esculturas de distintas épocas que preservan la historia y tradiciones de la zona, entre los que sobresalen la Galería Borghese y el museo de la cultura etrusca, Villa Giulia. Y, por si fuera poco, en Roma hay también una gran cantidad de palacios y edificaciones suntuosas e importantes, propias de las épocas barrocas que hasta ahora deslumbran por su estilo y decoración, lo mismo que su representación de la vida en la ciudad en el pasado.

EL PALADAR MANDA

La gastronomía romana no puede dejarse de lado y se caracteriza por su finura, con platillos como el Carciofi alla romana (alcachofas al estilo romano), Spaghetti alla “Carbonara”, Scaloppine alla romana (pescado a la romana) o el ahora internacional Panini (sándwich típico que se sirve caliente o frío), aunque son también famosas las salchichas romanas, la carne toscana y sus tradicionales helados.

DESCANSA


Para quedarse

v Relais Casa dell Fornarina (Via di Porta Settimiana 7, Roma, Trastevere)

v Hotel Merulana Inn (Via Merulana 19, Estación de Termini, Roma)

v Hotel Residenza Ave Roma (Lungotevere Tor Di Nona 3, Navona, Roma)

v Hotel Ferraro (Via Cavour 266, Rione Monti, Roma)

v La Piccola Maison (Via Dei Cappuccini 30, Area Via Veneto, Roma)

v La selección de lugares para pasar la noche se basa en su ubicación –área urbana de la ciudad, céntricos–, servicios de calidad y un promedio de precio individual por noche que puede rondar (en promedio) entre los 60 y 70 euros (alrededor de mil pesos, pues se trata de tarifas variables y sitios condicionados a la disponibilidad de espacio); en todos se puede reservar vía internet.

TOMA NOTA

Para moverse


Roma cuenta con dos importantes aeropuertos que se encargan de comunicar la ciudad con los más importantes destinos, tanto nacionales como internacionales; asimismo, tiene un adecuado sistema de transporte público urbano en el que los autobuses cubren distintos puntos y rutas para acceder a las numerosas atracciones que ofrece la ciudad (los boletos tienen duración limitada y se adquieren en boleterías y máquinas expendedoras así como en las estaciones). Por supuesto, no faltan taxis y, además, servicios de renta de automóviles.

Temas

Lee También