Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 25 de Agosto 2019
Suplementos | Descubra uno de los tesoros más bellos del sur de nuestro país

Santa María del Tule, casa del árbol más famoso

Descubra uno de los tesoros más bellos del sur de nuestro país

Por: EL INFORMADOR

IMPRESIONANTE. Con sus 58 metros de grosor, el Tule es uno de los símbolos milenarios con los que cuenta la ciudad.  /

IMPRESIONANTE. Con sus 58 metros de grosor, el Tule es uno de los símbolos milenarios con los que cuenta la ciudad. /

GUADALAJARA, JALISCO (30/MAR/2014).- Ubicado a solamente 11 kilómetros de la capital oaxaqueña, por la carretera que se dirige al Istmo de Tehuantepec, el pequeño pueblo llamado Santa María del Tule es una comunidad de origen zapoteca que, como atractivo para sus visitantes, cuenta con un testigo vivo de la historia que se ha convertido en una celebridad en todo el mundo, el célebre y milenario árbol del Tule.

Si atendemos a sus orígenes, la principal actividad económica de sus habitantes fue por muchos años la producción de cal, que se realizaba en hornos rudimentarios y que, después, se vendía en la ciudad de Oaxaca, lo que cesó cuando, en 1926, se dotó a la población de un ejido y convirtió a sus pobladores en agricultores (que cultivaban maíz, fríjol, garbanzo y alfalfa); hoy día, la actividad turística representa una mayor derrama de recursos pues, gracias al Árbol del Tule, el pueblo se ha convertido en una de las principales atracciones de la entidad y atrae visitantes nacionales y del extranjero.

El lugar cuenta con un mercado de artesanías que representa otra gran opción para el turista, pues ahí puede encontrar múltiples productos de la región, como rebozos, alebrijes, mezcal y ropa de manta.

El residente más célebre y longevo

Su nombre común es Ahuehuete o Sabino (el científico es Taxodium Mucronatum) y tiene, de acuerdo con los expertos, más de 2000 años de existencia. Se encuentra a unos metros de la plaza y su monumental figura atrae inevitablemente las miradas, es el Árbol del Tule y, a medida que uno se acerca, el gigante milenario parece incrementar su aspecto. Impresiona su grosor de 58 metros, los más de 14 metros de diámetro y los 42 de altura; se trata de una especie de lento crecimiento que se caracteriza por crear formas caprichosas en sus ramas y troncos (por ello, encontrar figuras de animales u objetos en su corteza se ha vuelto una tradición).

De acuerdo con una leyenda zapoteca, el Árbol del Tule (Tule significa, en la lengua de los naturales, “Árbol de iluminación”) fue plantado hace casi quince siglos por Pechocha, un sacerdote de Ehécatl, dios del viento; por esta razón, se suele afirmar que su ubicación es un sitio sagrado, que fue ocupado después por la Iglesia. El sincretimos, sin embargo, permanece intacto en la región.

Lo anterior, se relaciona con los mitos del pueblo mixteco, en los que se relata que ellos provienen de los árboles y, asimismo, hay testimonios de que los antiguos oaxaqueños realizaban una ceremonia de ofrenda –que ya no se practica– a este huehue (“anciano”, en lengua náhuatl).

TOMA NOTA

Sagrado


El pueblo es sumamente antiguo y, a pesar de su origen precolombino, su celebridad se vincula con lo que de él se ha escrito desde tiempos coloniales; así, fue en 1630 que un tal Bernabé de Cobo mencionó el lugar en una publicación española y, también, en 1776, Francisco Ajofrín dejó comentarios impresos sobre la población, el árbol y la iglesia, que ahora conocemos como el templo de Santa María del Tule, el cual data del siglo XVII y que, en su altar mayor, conserva una imagen de la patrona del pueblo, la Virgen de la Asunción; en otro altar, está representada la pasión de Cristo en estilo barroco salomónico, con los retablos cubiertos con laminilla de oro.

¿Cómo llegar?

Para arribar a la comunidad se debe tomar desde la capital del Estado un taxi o autobús que se dirijan al Tule; para ambos medios, la terminal más cómoda se encuentra ubicada en la central de abastos.

Temas

Lee También

Comentarios