Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | En 'Domicilio Conocido', Karla Sandomingo reúne el trabajo de 20 años de escritura

Regresar a una casa de palabras

En 'Domicilio Conocido', Karla Sandomingo reúne el trabajo de 20 años de escritura
El libro es el segundo que publica bajo el sello de Mantis Editores. EL INFORMADOR /

El libro es el segundo que publica bajo el sello de Mantis Editores. EL INFORMADOR /

GUADALAJARA, JALISCO (18/JUN/2017).- Después de siete mudanzas, todas con un dejo de nostalgia, más de dos décadas escribiendo poesía y una pausa, tanto en los viajes por la ciudad para habitar una nueva casa como en el acto de escribir, la escritora Karla Sandomingo vuelve a un lugar que habitó durante años y al que se resistía a entrar de nuevo: la poesía.

Con “Domicilio Conocido”, acaso el poemario más personal de su trayectoria, editado bajo el sello de Mantis Editores que dirige el también poeta Luis Armenta Malpica, Sandomingo reúne el trabajo de 20 años de escritura. Con la curaduría de Mario Heredia y dividido en siete ejes temáticos, todos con una dirección y una reminiscencia por las calles que a pesar de ser las mismas son diferentes, el libro es el regreso a la palabra poética de una mujer que renegó de la escritura y que ahora encuentra una nueva llave para habitar esta casa hecha de recuerdos.

Sobre la selección de los poemas, Sandomingo menciona en entrevista que fue Mario Heredia el responsable y que a pesar de la generosidad y la posibilidad de incluir más textos, ella prefirió quedarse con los poemas y la tematización elegida.  “Me desconocí y luego me reconocí, fue muy sorprendente porque no releo lo que escribo, porque ya crecí con eso y ya dije lo que tenía que decir, de la manera más decente y rigurosamente posible; me fue muy interesante ver partes de mí que me hablaron de otro modo. Por eso la selección me gustó mucho, porque fue otra forma de verme a través de los ojos de otro. De pronto uno se da cuenta que los puntos de vista son raros, los nuestros y los de los otros”.

Autora de “Después de la luz, la piedra”, cofundadora de la revista Tragaluz y ganadora del Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola con el libro “Extracto del espejo”, Sandomingo había decidido no escribir más poesía, deshabitar esa casa ya conocida y clausurar para siempre esa puerta. El encontrar una voz poética cansada, repetitiva y a veces vacua, le parecían motivos suficientes para hacer las maletas y dejar atrás lo que había construido con palabras.  

“Hay un parteaguas en el 2007 cuando publiqué “Después de la luz, la piedra”, también con Mantis, hubo un choque, empecé a notar repeticiones y me alejé de la poesía, me dio silencio; yo digo que la poesía me trató como psicoanalista lacaniana, no me hablaba y cuando dejé de hablarle no me habló ya nunca, y me puse a escribir narrativa. Creo que son las cosas que me hicieron cambiar la forma de abordar la poesía”.

Una nueva casa hecha de recuerdos

El libro está divido en siete partes, cada una lleva el nombre y el número de una calle en las que la poeta vivió por determinado tiempo. De ahí surge el nombre de “Domicilio Conocido”, que ya en sí mismo es un poema por descubrir. Y si bien los poemas son una selección de textos que Sandomigo ya había publicado, también le ofrece al lector la posibilidad de entrar en una nueva casa, con poemas inéditos.  “Hay textos inéditos; obviamente Mario (quien seleccionó los poemas) es un escritor muy riguroso, quedé muy contenta con la selección. A la hora de regresar a esta colonia de casas, desde 1996 hasta el 2016, me encontré con textos que había abandonado con los que quise después arme un nuevo libro, pero ahora con estos poemas que publiqué ya puse un punto final. Y esto que parecía un cierre definitivo se convirtió en un nuevo inicio”.

Para Sandomingo, que se declara agradecida con la poeta Carmen Villoro por la compañía durante casi 30 años y el texto en la contraportada de “Domicilio Conocido”, el poemario le da la posibilidad a los lectores que la conocen como persona, que descubran que no es sólo la mujer alegre y relajienta de siempre, sino también una escritora que puede llegar a honduras poéticas y figuras literarias complejas; que redescubran a una Karla Sandomingo como poeta. Y para los lectores nuevos, esos que apenas se adentran en su casa de palabras, a que se dejen llevar y entren sin reservas: “Son textos en los que se pueden ver reflejados en algunos momentos de la escritura, puede haber elementos simbólicos complejos pero hablan, en general, de cosas cotidianas y ordinarias: como de la cocina, de los jardines. Creo que en todo lector hay una posibilidad de conectarse”.

Temas

Lee También

Comentarios