Lunes, 22 de Julio 2024
Suplementos | MAC

Reglas para ser una suegra nefasta

Capítulo I

Por: EL INFORMADOR

Durante siglos las suegras han sido sinónimo de terror, crueldad y maldad. Son el blanco de todos los chistes y la causa de muchos problemas entre las parejas. En esta sociedad tan acostumbrada a las familias muegano, las suegras juegan un papel importantísimo con su imprudente manera de tratar de mantener el dominio de sus retoños aún en su vida matrimonial o de pareja. A continuación te presentamos un breve listado con algunas de las actividades favoritas de las suegras metiches.

Capítulo I

Llame a su nuera/yerno con el nombre equivocado, de preferencia con el de algún ex de quien usted no pierde la oportunidad de comentar lo maravilloso/a que fue.

El día de la boda ponga cara de pésame y resignación, y con un suspiro atorado exclame en voz alta: “¡Ay mi niña! ¿cómo se fue a casar con éste?”

Llámeles por teléfono en su luna de miel o mejor aún, alcáncelos en su viaje.  Total, llevan muchos días solos y seguro ya la extrañan.

Presiónelos cada vez que pueda para que: “ya encarguen bebé” o si ya tienen uno, pues presione para que tengan la parejita. Esto mejora si además les sugiere que el nombre del bebé sea como el de sus abuelos.

Hábleles diario a su casa, ya sea muy temprano o después de las 10 de la noche y siempre pregunte por su hijo o hija, nunca mande saludos a su yerno o nuera.

Si durante el embarazo su nuera tiene nauseas, mareos o calambres, minimícelos y dígale: “¿A eso le llamas pies hinchados? eso no es nada en comparación con lo que yo pasé, esas si que eran molestias”.

Critique todo lo que haga su nuera: su forma de cocinar, como educa a sus hijos, y sobre todo su necedad de trabajar, pues “el lugar de la mujer está en la casa”.

De su yerno critique: el trabajo que tiene, su forma de vestir y su poca habilidad para arreglar las cosas de la casa.

En la medida de lo posible haga comentarios frente a su yerno / nuera tales como: “Madre solo hay una” ó “tengo derecho de antigüedad”.

Compita con sus consuegros para ganar la atención de la pareja, critíquelos cada vez que pueda y haga todo lo posible para que pasen con usted todas las vacaciones.

Organice comidas reglamentarias todos los fines de semana y ármeles un teatrito / chantaje, si por algún motivo no pueden ir o simplemente se les antojó quedarse en casa.

Dígale a su hijo: “Te hablo a la oficina, por que con eso de que tu esposa nunca está en casa...”

Cuando la inviten a comer a su casa y la nuera le sirva el plato favorito de su hijo, diga algo así como: “Está muy bueno pero... te voy a pasar la receta correcta”.

Algunas frases que a una nuera le encanta escuchar de su suegra:

“¿Estrenando otra vez? ¡Ha de haber costado carísimo!”

“Te hablé y como de costumbre, no estabas”  “¿Otra vez se van de viaje?”  

“¿Estás repuestita verdad?”

Compare siempre que pueda a su nuera con la inteligente de su hija o al inútil de su yerno con la monada de su hijo.

Nunca olvide ni perdone cualquier falta por pequeña que sea.

Siempre aconséjela: en una tienda, en el momento de amamantar al bebé, en cómo poner la mesa, en como decorar la casa etcétera, etcétera.

Tapatío

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones