Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Enero 2019

Suplementos

Suplementos | La artista Lorena Wolffer traerá a Guadalajara la muestra 'Evidencias'

Las evidencias del horror

La artista Lorena Wolffer traerá a Guadalajara la muestra 'Evidencias'

Por: EL INFORMADOR

Reúne objetos que alguna vez fueron utilizados para lastimar a mujeres. SUN / ARCHIVO

Reúne objetos que alguna vez fueron utilizados para lastimar a mujeres. SUN / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (18/SEP/2016).- Lorena Wolffer sabe que la sociedad se acostumbró a ver en diarios noticias sobre asesinatos a mujeres, normalizó la violencia al género femenino y olvidó pronto las miles de mujeres que perdieron la vida a causa de las agresiones de sus parejas o de hombres que vieron en ellas a un objeto. La misma sociedad dio la espalda a los reclamos, a los gritos de auxilio y permitió que el fenómeno de Ciudad Juárez se replicara en todo el país.

Por ello es que no sorprende que su trabajo se enfoque en tratar de visibilizar el problema, darle nombre y ponerle rostro, para luego dialogar y buscar soluciones. Durante casi siete años realizó el proyecto “Expuestas: Registros Públicos”, una serie de performances y muestras de objetos que ponían de manifiesto lo que se sabe a voces: las mujeres son cosificadas, violentadas y asesinadas por el sólo hecho de ser mujer. Y el final de ese trabajo llegará a Guadalajara como parte de las actividades del Festival Cultural Permanente Sucede.

En entrevista con la Dirección de Cultura, Lorena Wolffer señala el proceso que ha llevado “Evidencias”, la exposición que se instalará en el Museo de Arte Raúl Anguiano (MURA):  

“‘Evidencias’ es una de las varias intervenciones que conforman un proyecto en el que estuve trabajando siete años que se llama “Expuestas: Registros Públicos”, que estuvo centrado en transformar la violencia contra las mujeres en un fenómeno visible y público, en un primer momento, y después en encontrar formas alternativas de reparar y sanar la violencia en contra de las mujeres; eso es a grandes rasgos. Y ‘Evidencias’ es una intervención que comprende varios procesos: es un trabajo que está más enfocado en el proceso que en una pieza terminada, y el proyecto entraña una convocatoria pública a las mujeres invitándolas a donar objetos domésticos, objetos que hayan sido utilizados para ejercer la violencia en contra de las mujeres acompañados de un testimonio. Esos objetos son recabados en un par de mesas para luego ser exhibidos en el MURA. Los objetos son donados tanto por mujeres sobrevivientes de la violencia como por los familiares de víctimas de feminicidio”.

En un país donde una de cada cinco mujeres es violentada de forma física, psicológica, sexual, económica o verbalmente, es necesario llegar a este tipo de ejercicios de reflexión, por más dolorosos que sean. Y es en esta parte donde la artista carga con la responsabilidad de evidenciar, pero señala que depende de la valentía de las mujeres y de sus familiares para quitar el velo que cubre la miseria, los golpes, las humillaciones.

“La parte medular de ‘Evidencias’ es el momento de la recabación de los objetos. He descubierto con el tiempo que el tránsito que las mujeres hacemos cuando donamos un objeto de mantener estas historias o estos eventos de nuestros ámbitos privados a un dominio público, primero es reparador, porque deja de ser un problema tuyo y se transforma en un problema social, político y cultural que se suma al de la de al lado. Y por otro lado tiene un efecto en cada una de las personas que lo donan, si no de reparación, sí de transformación de los eventos; es un evento catártico, de transformación de eventos que en la mayoría de los casos han sido difícil de entender y superar, y en los casos de feminicidios con resultado fatales”.

La recolección de las evidencias

La exposición se centra en los objetos que han sido utilizados para lastimar; objetos comunes, caseros, diseñados no para dañar, sino para cosas ajenas a la sangre y los golpes. Sobre ello, Lorena señala que la muestra puede parecer inocua, inofensiva, pero es cuestión de tiempo para darse cuenta de que el horror vive entre nosotros.

“Tiene un efecto en el público también. Ver “Evidencias” es muy raro porque cuando te acercas y ves una serie de vitrinas con objetos como los que hay en tu casa, la relación es muy cotidiana y habitual, no hay nada extraño, y es hasta que lees el primer testimonio que esto se convierte en un museo de los horrores, porque si los objetos fueron utilizados de tal forma sólo puedes comenzar a imaginar cómo fueron utilizados los demás. Yo creo que en el público tiene diferentes repercusiones, desde las personas que pueden ver un espejo en las vivencias de alguien más, hasta el reconocimiento de que este es un problema que no es menor, que no es ni individual ni personal sino que conforma un problema muy importante, de salud pública. Los índices de violencia contra la mujer son alarmantes y cada que vez que llegamos a un número que pensábamos que era imposible lo hemos superado con creces”.

Sobre cómo se eligen los objetos y cómo se protege la identidad de las donantes, la artista deja claro que ante todo se salvaguarda la integridad de quienes desean ser parte.

“Para proteger la identidad de las donadoras y donadores la intención es que siempre sean anónimas las donaciones, aunque si alguien pide explícitamente que su nombre sea utilizado se hace, a mí me interesa que la forma de entregar el objeto y de describir el evento y contar y narrar lo que cada persona sintió sea respetada en absoluto. Es decir, que cada persona elija qué es lo que dona, cómo lo dona, cómo lo describe. Porque una de las partes fundamentales de la violencia contra las mujeres es el poder hablar, el poder enunciar, en que se pueda articular y decir lo que queremos decir, a la hora en lo que queramos decir y a quien se lo queramos decir. Esa parte es muy importante, que exista un espacio donde todas estas voces tengan lugar desde sus singularidades y sus diferencias”.

EL INFORMADOR / GERARDO ESPARZA

Temas

Lee También

Comentarios