Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Octubre 2019
Suplementos | José Luis Meza Inda

En el Ex Convento del Carmen

Exposiciones

Por: EL INFORMADOR

La obra de cualquier artista o aspirante a serlo está sujeta siempre a una continua evolución y evaluación, aunque desde luego, existen notables diferencias entre aquellos cultivadores del arte de caudalosa trayectoria, en la que se supone han acumulado experiencias y encontrado el tono de su voz expresiva; y aquéllos, los jóvenes, que para emprenderla, se encuentran apenas en las primeras etapas de esta competida carrera que siempre queda inconclusa.

Y al señalar esto me refiero no a obras “de arte” de jóvenes ahogados en el nihilismo conceptual, los significados ininteligibles, las obscuridades de su impenetrable subjetividad u otras sandeces propias de las modas vanguardistas; sino a pintores jóvenes, que  aunque carentes todavía de madurez, muestran sin embargo talento natural, estudio y conocimientos técnicos para ejercer y llegar a medrar en estas disciplinas plásticas como sucede verbigracia con esos muchachos a los que el Ex Convento del Carmen abrió sus puertas para que mostraran al público las dimensiones de su sensibilidad, diversidad y autenticidad de sus distintivos empeños.

Allí se pueden ver aún, por ejemplo, las obras pictóricas y dibujísticas, tanto de amplio como de breve formato, originales del joven tijuanense Alfredo Gutiérrez, quien a través de su trabajo hace gala de de su incisiva destreza para abordar y resolver la figura humana, así como una amplia variedad de formas y elementos cotidianos que constituyen tema esencial de sus composiciones, y que son proyectados sobre  manchas abstractas, trazos violentos, grafías, signos, inscripciones y cuanto pueda imaginarse, con la pretensión al parecer, de recrear impactantes imágenes cargadas de simbolismos y mensajes de contenido social, pero que a mi parecer, con tanto ímpetu y diversificación, en vez de conformar una expresión sólida, coherente y contundente, se desmadejan, tropiezan unas con otras, diluyen su vigor y no logran su intento de mover la sensibilidad del espectador ni trasmitirle mensaje convincente alguno.

Un dibujo todavía más refinado con una capacidad resolutiva extraordinaria para la anatomía humana que alcanza ribetes de  objetivismo hiperrealista, mezclado con una densa imaginería, es lo que campea  en la obra del joven capitalino Diego Rodarte, el cual también se excede en cuanto al empleo de elementos, objetos, formas y figuras que colman, hasta el “horror vacui”,  la mayoría de la superficie de sus composiciones, a tal grado que éstas se convierten en un confuso griterío y heterogéneo barroquismo que acaba por acallar cualquier significado y reduce todo el mérito de su exposición a una mera exhibición de virtuosismo formal  que pide a gritos sea encauzado por derroteros de coherencia estética y expresiones substanciosas.  

Quizás, la expositora que muestra mayor lucidez y avance  en su campo de cultivo plástico, es a mi parecer, la joven  tapatía Nitzayé Riuz, cuyas composiciones figurativas referidas a ilustrar el mundo infantil, demuestran una buscada ingenuidad en el tono, pero sólidos  conocimientos y dominio del oficio en las formas.

Con nitidez y solvencia resuelve sus amenas composiciones, definiendo contornos y separando  presencias y ambientes, que colorea y estructura imaginativamente, con un sentido rítmico y decorativo, que empero, no está ajeno a la proyección de un sentimiento donde es posible rastrear acentos de intensidad lirica cargada de nostalgia por la niñez perdida.

Finalmente, cabe señalar la amplia soltura, gruesos trazos,  desparpajo y tino, con que otro joven expositor, Alfonso Ramírez, dibuja sobre sus telas, contorneadas sugerentes y esquemáticas figuras desnudas, cuya simplicidad extrema se proyectada sobre fondos de colores planos, en texturizadas y armónicas tonalidades  apagadas, que dan lugar a composiciones decorativas dotadas de sobriedad, elegancia e incuestionable atracción visual. Ojalá y estas promesas se vuelvan realidad.

Temas

Lee También

Comentarios