Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | Estarán bajo los ojos de millones de espectadores

El sueño olímpico de Río de Janeiro

La justa deportiva promete transformar profundamente la fisonomía de la ciudad brasileña
Un grupo de personas se ejercita, mientras disfruta del espectacular amanecer en Copacabana. AP / F. Dana

Un grupo de personas se ejercita, mientras disfruta del espectacular amanecer en Copacabana. AP / F. Dana

GUADALAJARA, JALISCO (31/JUL/2016).- Festivos como pocos, los brasileños impregnan con alegría y dulzura todo aquello que aman, incluso al momento de ponerle un apodo a una ciudad. A Río de Janeiro se le conoce como “Cidade Maravilhosa” (Ciudad Maravillosa), y con la vista que ofrece al amanecer, sus playas, música y fiesta, no es difícil imaginar la razón.

Río está a punto de entrar al frenesí de la fiesta deportiva, y lo hace rodeada con esa aura maravillosa. Los deportistas y turistas (se espera que llegue medio millón), se encontrarán con una ciudad que ya había sufrido profundas transformaciones hace dos años, debido a la Copa Mundial. Y desde entonces no ha dejado de cambiar.

La urbe brasileña cuenta con una de las bahías más bellas del Sur del Continente, y también con uno de los horizontes más fáciles de reconocer, gracias al Cerro de Corcovado coronado por su monumental Cristo o el Pan de Azucar en la Bahía de Guanabara. También es imperdible dar una vuelta por la playa de Copacabana, vibrante Centro de la vida cultural y social de la ciudad. La lista de bellezas se completa con la ensenada de Botafogo, que ofrece una de las vistas más espectaculares y exhuberantes del país.

Los ojos del mundo van a estar puestos en los complejos deportivos, siendo el legendario Estadio Maracaná el principal atractivo. Pero la arquitectura de la ciudad tiene mucho por ofrecer. El Teatro Municipal de Río de Janeiro es uno de los mejores ejemplos de la belleza y maestría arquitectónica de la ciudad. Si buscas algo más moderno, la Avenida República Do Chile alberga impresionantes rascacielos, además de ser el Centro financiero de Río.

Recorrer Río de Janeiro es imposible en una sola visita. Hay que caminarla despacio y con calma. Es así que poco a poco ante el viajero se van revelando las razones que hicieron que se ganara su apodo de Cidade Maravilhosa.

Con los pesos contados

Río de Janeiro ya era una ciudad bulliciosa y llena de vida antes de los Juegos Olímpicos. Pero lo que ocurrirá durante y después la transformará profundamente. Claro, habrá muchas cosas que permanezcan, como su espíritu fiestero, sus bellas playas y el ambiente festivo. Sin embargo otras van a modificarse a fondo.

Por ejemplo, hasta hace un año, visitar Río de Janeiro no era una experiencia nada barata. Hacerlo en plenos Juegos Olímpicos será un lujo de magnates y jeques. De acuerdo a la agencia china Xinhua, las delegaciones que participarán en la justa deportiva y los turistas que visitarán la ciudad brasileña del 5 al 21 de agosto podrían dejar ganancias hasta por 200 millones de dólares, según el Banco Central de ese país. Suena bien, pero no tanto comparado con que la nación sudamericana obtuvo de sus visitantes hace dos años, durante La Copa del Mundo: 900 millones de dólares.

Una botella de agua costará 46 pesos, una cerveza 90 y un plato de pasta 120 pesos. Aquellos que planificaron el viaje con los gastos ya calculados serán quienes lo pasen mejor durante el sueño olímpico.

¿Cómo llego al destino?

Avianca, Copa, Latam, United Airlines y Aeroméxico son algunas de las líneas que te llevan por aire a Río.

Revisa la disponibilidad de fechas y precios. La mayoría de las rutas hacen escala antes de llegar en Bogotá (Colombia) o Lima (Perú), y el promedio de traslado es de 13:00 horas, de acuerdo a Despegar.com

Temas

Lee También

Comentarios