Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | Él lleva la música en la sangre y gracias a eso se coloca como titular de la OSZ

El peso de ser un Moncayo

Rodrigo Sierra Moncayo debuta como director titular en la tierra que vio nacer a su abuelo, el gran compositor José Pablo Moncayo
Rodrigo platica sobre la visión que tiene para la orquesta a la que llegó apenas el día primero de este mes de mayo. EL INFORMADOR / M. Vargas

Rodrigo platica sobre la visión que tiene para la orquesta a la que llegó apenas el día primero de este mes de mayo. EL INFORMADOR / M. Vargas

GUADALAJARA, JALISCO (22/MAY/2016).-Rodrigo Sierra Moncayo es el nuevo director de la Orquesta Sinfónica de Zapopan (OSZ), y será por primera vez en su carrera el titular de una agrupación, como si la tierra que vio nacer a su abuelo -el compositor jalisciense José Pablo Moncayo- reclamara que fuera en ella donde naciera artísticamente el único descendiente que siguió sus pasos.

Amable, entusiasmado y acalorado por el Sol que en Jalisco se siente más en mayo, Rodrigo platica sobre la visión que tiene para la orquesta a la que llegó apenas el día primero de este mes, sobre su experiencia en la música y sobre lo que significa ser el nieto de uno de los músicos más relevantes del país, el cual dejó huella por obras como “Huapango” o “Tierra de Temporal”.

Es en una de las pocas sombras que había en el patio de la Casa de la Cultura de Zapopan donde Rodrigo Sierra Moncayo clava la mirada en el horizonte y recuerda que, luego de haber sido asistente en la Orquesta Carlos Chávez, su llegada a la agrupación zapopana es su oportunidad para demostrar el aprendizaje obtenido todos estos años. Primero, en la Escuela Nacional de Música de la UNAM de la Ciudad de México, y después en el Sistema Nacional de Fomento Nacional de Conaculta, ahora Secretaría de Cultura. “Estoy muy comprometido y emocionado de aprender todo lo que musicalmente implica ser un director artístico. Yo percibí desde el primer momento que es una orquesta con un enorme potencial, los chicos que tienen mucho talento y buena disposición para trabajar”.

La invitación para dirigir en Zapopan le llegó luego de que en febrero pasado el joven fuera invitado a encabezar la inauguración del Teatro Moncayo del Palacio de la Cultura y la Comunicación (Palcco). “En ese evento tuve la oportunidad de trabajar con ellos ‘Huapango’, y siento que a raíz de esa participación hubo un buen sabor de boca para todas las partes; yo quedé muy contento y al parecer ellos también, surgió mi nombre como uno de posibles candidatos”.

Un orgulloso legado


Rodrigo Sierra Moncayo sonríe cuando recuerda su legado familiar. De sus parientes es el único músico -de los cuatro nietos que tuvo el maestro, como lo llama-; el mayor fue médico, el segundo ingeniero y la última es escritora. “Ninguno le conocimos porque falleció cuando nuestras madres eran bebés, sin embargo a través del estudio de la música, de las anécdotas de todos nuestros familiares que sí lo conocieron nos hemos acercado a él, lo hemos ido conociendo como persona, como músico y como figura pública que fue”.

Al igual que su abuelo, Rodrigo eligió al piano como su instrumento. De hecho dice que cuando hizo su examen a los 18 años le preguntaron qué quería hacer con la carrera y el respondió que ser director. “Soy pianista y me encanta mi instrumento, no podría hacer ni la mitad de lo que hago si no tocara piano, sin embargo siempre tuve muy claro lo de director por dos cosas: por el profundo amor que le tengo al instrumento y por el amor al repertorio, porque el repertorio orquestal es increíble”.

Esas similitudes con José Pablo y la asociación que inevitablemente existe entre ellos, no molesta a Rodrigo, al contrario, señala que lo llena de orgullo y gozo. “Me tocó una familia muy pequeña y bella, de gente buena, para mí es un enorme orgullo ser Sierra Moncayo, porque los Sierra son muy nobles. Lo que sí ha sido una maravilla es el acceso a la información del maestro, sus objetos personales (algunos de los cuales prestamos para la galería de la fama de Palcco) las anécdotas, fotografías”.

Entender la vida personal de su abuelo ha ayudado a que Rodrigo vea cómo ésta  impactó en su quehacer musical, algo que enriquece todo, al igual que las anécdotas. Por ejemplo, recuerda que Humberto Hernández Medrano, que fue su maestro, le contó que cuando estudiaba con José Pablo le preguntaron qué significaba para él “Huapango”, una obra escrita a los 29 años que de alguna manera eclipsó al resto de su obra. “Debió haber sido muy difícil, complicado, un poco lo que le podría pasar a Arturo Márquez con su ‘Danzón No. 2’, el tratar de convencer a la gente de que lo demás también tiene que ser escuchado. Entonces le preguntaron y él decía que era penoso como dedicaba tanto tiempo y amor a componer obras que al final de cuentas resultarían eclipsadas, pero decía: ‘qué bien me quedó ‘Huapango’, ¿verdad?’”.

A incrementar nivel de la OSZ

Rodrigo Sierra Moncayo señala que la Dirección de Cultura le ha dado libertad en la visión para la OSZ, aunque ambos tienen injerencia en los eventos. “La idea de la programación en una orquesta de esta naturaleza también tiene un deber didáctico, pedagógico, es importante programar obras que sean de repertorio canónico y sobre todo que estén al alcance del nivel de la orquesta y les haga crecer”.

A largo plazo le gustaría que la orquesta se posicionara como una de las juveniles más importantes del país. Además, resalta que hay vacantes para algunos puestos, por lo que se lanzará una convocatoria en el verano para ampliar este semillero de jóvenes músicos.

Por último, Rodrigo indica que el próximo concierto será el 1 de junio en la Parroquia de San Pedro Apóstol a las 20:30 horas, y también el 2 de junio -a las 19:00 horas- en el Parque Metropolitano (a un costado de la explanada de la Bandera), con un programa atractivo y noble conformado por una obertura de la Cenicienta, de Rossini, las tres piezas para orquesta de José Pablo Moncayo y la segunda sinfonía de Beethoven.

Directas de Rodrigo


-Su experiencia en la Juvenil Carlos Chávez


“Ha sido de los momentos más importantes en mi formación como director y como músico, fue un programa que desafortunadamente ya no está; lo más interesante eran los maestros que tuve como José Luis Castillo, Jorge Torres Sáenz, Humberto Hernández Medrano que recién falleció y gente de un nivel muy alto”.

-Su obra favorita de José Pablo Moncayo

“Si a mí me dijeran -Rodrigo, sólo puedes escuchar una última vez una obra de Moncayo porque morirás mañana. Diría -‘Tierra de Temporal’. Sin embargo, la sinfonía me enloquece, ‘Muros Verdes’ es de lo más bello del mundo”.

-Su momento favorito al dirigir

“Hay un momento que a mí me parece emocionante y es cuando estás en un teatro y la orquesta está afinando, esos dos minutos que les toma afinar y que uno está detrás de la puerta. Es como un gladiador esperando antes de salir a pelear en el Coliseo. Un poco así se siente”.

Temas

Lee También

Comentarios