Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 14 de Diciembre 2019
Suplementos | Salud

El meningococo, un virus demasiado serio

El meningococo se alberga en la garganta y puede viajar a través de un estornudo, tos, saliva, incluso a través del aliento

Por: EL INFORMADOR

El contagio de una gripe parece común, y la meningitis es una enfermedad cuyo virus viaja de la misma forma. Niños, adultos, fuertes, débiles... esta enfermedad no distingue sexo, edad, ni mucho menos nivel social.
Los jóvenes y adultos adquieren, con el tiempo, anticuerpos capaces de inhibir la bacteria llamada neisseria meningities, sin embargo, los niños y bebés no tienen defensa ante él, por lo son vulnerables a contraerla.
El pediatra tapatío José Armando González Cristópulos, explica que “la enfermedad meningocócica se presenta en el cuerpo de dos formas: por meningitis o por meningococcemia; infección que puede provocar la inflamación de las meninges (capa que cubre el cerebro)”. Cuando el virus ataca “puede haber convulsiones o lesiones en la piel y tiene grandes riesgos de mortalidad”.
Por su parte Marco Aurelio Safadi de Brasil, infectólogo pediatra, explica que en su país existe, desde hace cuatro o cinco años, una vacuna contra este padecimiento, lo que les ha permitido adquirir experiencia.
Las cifras que el doctor Safadi refiere es que en su país el 20% de los infantes que padecen esta enfermedad perecen, mientras que otro porcentaje sufre de secuelas neurológicas, amputaciones, pérdidas auditivas, etcétera. Además aclara que la enfermedad es muy grave, pues “el niño se encuentra bien por la mañana y por la tarde comienza con síntomas como fiebre, e incluso presenta un cuadro muy dramático”. Las personas adultas con meningitis pueden encontrarse confusas o muy mareadas; a veces pueden entrar en estado de coma del cual no se les puede despertar.

Dentro del cuadro básico

El cultivo de garganta es un estudio que resulta demasiado caro e inservible, no siempre es contagioso, pues la bacteria suele quedar encapsulada por los anticuerpos generados por el mismo cuerpo.
En México, así como en la mayoría de los países de clima templado, el invierno suele ser la temporada en la que se presenta con mayor frecuencia el malestar, sin embargo vivir bajo condiciones como la contaminación, el tabaquismo o el frío, son factores que facilitan el riesgo de enfermarse.
Los altos índices de incidencia en Brasil generaron estudios e investigaciones cuyo objetivo fue incluir la vacuna del meningococo C al cuadro básico como se hizo en algunos países europeos nueve años atrás y logrando con ello, la disminución en más de 90% los casos de meningococo.
Es hasta ahora que la vacuna Menjugate del laboratorio Norvartis se presenta en México, esperando lograr los mismos resultados que en otros países contra la enfermedad meningocócica C. Con ella se completa el esquema de vacunación contra la meningitis bacteriana y neumococo.
La vacuna genera anticuerpos a muy temprana edad –desde los dos meses- y su efectividad es del 95% de éxito. El antídoto necesita, en los infantes, una segunda aplicación a los cuatro meses y un refuerzo alrededor de los 12 meses.
A diferencia de los niños, los adultos pueden llegar a padecer este malestar, sin embargo, las defensas que el mismo cuerpo genera, inhiben a la bacteria, convirtiéndolos en portadores aunque no padezcan el malestar.

Cuestión de hospitalización

El subdirector de Investigación Médica del Instituto Nacional del Pediatría, José Luis Arredondo, explica que la vacuna no tiene efecto alguno sobre las personas que ya padecen el malestar y aclara que la inoculación sólo es para el malestar que se pretende privar.
El médico explica que las personas con meningitis meningococo deberán ser hospitalizadas, casi siempre bajo cuidado intensivo. Ellas son tratadas con antibióticos intravenosos y otros medicamentos y se vigila muy de cerca su estado de salud.
Además agrega que si las personas no son atendidas rápidamente –sobretodo los pequeños- pueden morir en menos de 48 horas.
No existe forma segura de prevenir dicha enfermedad, sin embargo los cuidados que se pueden tener en el hogar evitan un mayor riesgo de contagio.
La higiene personal es muy importante: Cubrirse la nariz y boca al estornudar o toser, lavarse frecuentemente las manos, no permitir que las personas besen a su bebé en la boca, no compartir utensilios al comer y evitar las condiciones de demasiado congestionamiento de personas.


  Síntomas de alarma
Fiebre.
Dolor de cabeza severo.
Rigidez del cuello.
Náusea y quizá vómito.
Una erupción de la piel que se ve como pequeñas manchas, rojas o purpurinas.

Dato que debes saber
El meningococo se alberga en la garganta y puede viajar a través de un estornudo, tos, saliva, incluso a través del aliento.

por: adriana galaviz

Temas

Lee También